Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004

Villar de Vildas › Somiedo › Asturias
[Turismo Asturias]

E-mailRuta GPS

Teléfonos: Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004

985 258 755

 

Resumen

Clasificación: Princesa de Asturias

Categoría: Fundación Princesa de Asturias

Tipo: Pueblo Ejemplar

Municipio: Somiedo

Comarca: Comarca del Camín Real de la Mesa

Zona: Occidente de Asturias

Sobre Somiedo: Osos y urogallos, cinco valles, aldeas vaqueiras, raza asturiana de los valles, ‘cabanas de teito', un Pueblo Ejemplar —Villar de Vildas—, Parque Natural y Reserva de la Biosfera. Así es Somiedo, un modelo de conservación de la naturaleza.

Tipo de turismo: accesible, activo, arqueológico, camping, carreras de montaña, descanso, espacios protegidos, gastronómico, lgtb, montaña, monumental, ornitológico y rural.

 

Descripción

El pueblo y parroquia de Villar de Vildas (perteneciente al concejo o municipio asturiano de Somiedo, cuyo Parque Natural fue declarado Reserva de la Biosfera) ha sido galardonado con el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004, según hizo público el día 16 de septiembre de 2004 en Oviedo el jurado encargado de la concesión del mismo. Recibió la distinción por su «voluntad y determinación en mantener y preservar el entorno y las tradiciones de una comunidad agraria de montaña, y hacer posible una forma de vida viable y con futuro, en armonía con la naturaleza y abierto a la modernidad».

El jurado de este premio –convocado por decimoquinto año consecutivo por la Fundación Príncipe de Asturias– estuvo presidido por Francisco Rodríguez, presidente de Reny Picot, e integrado también por Jesús Arango, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo; Evaristo Arce, escritor y periodista; Efrén Cires, presidente de FICYT (Fundación para el Fomento de la Investigación Científica Aplicada y Tecnológica); María Ángeles Fernández, presidenta de la Federación de Mujeres Empresarias y Directoras Asturianas; Nicanor Fernández, director de la Fundación Hidroeléctrica del Cantábrico; Ignacio García-Arango, ingeniero jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Asturias; Elisa Llaneza, directora general de Turismo; José Luis Marrón Jaquete, economista; Hugo Alfonso Morán, presidente de la Federación Asturiana de Concejos; José Luis Pérez de Castro, director del Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA); Berta Piñán, poetisa; Ignacio Quintana, subsecretario del Ministerio de Cultura; Francisco Quirós, catedrático de Geografía; Luis Riera Posada, ex alcalde de Oviedo; Rosa Roces, miembro del Patronato de la Fundación Marino Gutiérrez Suárez; Trinidad Rodríguez, catedrática; Cristino Ruano de La Haza, director general de Recursos Naturales y Protección Ambiental; Carmen Ruiz-Tilve, cronista oficial de Oviedo; Valentín Ruiz, director general de Administración Local; Javier Santos, directivo del Colegio Oficial de Químicos de Asturias; Miguel Trevín, vicepresidente de la Federación de Turismo Rural, y Adolfo Barthe Aza, secretario del jurado.

Villar de Vildas era a principios de la década de los 90 del pasado siglo XX un pueblo aislado por su situación geográfica, como cabecera del valle que conforma el río Pigüeña, y cuyo principal medio de vida era la agricultura y la ganadería de subsistencia. La llegada del turismo masivo a Somiedo hizo que en Villar de Vildas comenzaran a surgir negocios relacionados con este sector que han dado lugar a nuevas expectativas de desarrollo.

Es importante señalar, por otra parte, la importancia que el ganado vacuno ha tenido en la configuración paisajística, cultural y etnográfica de este pueblo. Villar de Vildas supo mantener una excelente cabaña de raza autóctona de los Valles en los tiempos en que en el resto de Asturias se introducían otras razas foráneas. Los vecinos, lejos de emigrar a la ciudad, han acometido una profunda transformación del sector, pasando de pequeñas explotaciones a una ganadería profesional (más de 1.000 reses). Uno de los principales atractivos turísticos de Villar de Vildas son las brañas («braña»: poblado habitado por vaqueros, o aldea veraniega; esta palabra también designa un lugar elevado de pastos), utilizadas para la actividad ganadera. De la conservación de los teitos se encargan los propios vecinos, siendo el trabajo de teitador uno de los oficios tradicionales de Somiedo, que ha permitido el mantenimiento de un patrimonio etnográfico de gran valor, existiendo en este momento en las brañas de Villar unas 65 construcciones con teito de escoba en perfecto estado de conservación. Además, a lo largo de los últimos años el desarrollo de Villar –que conserva una hermosa e interesante arquitectura popular (caserío de piedra, hórreos y paneras muy antiguos...) ligada al medio y al modo de vida de sus habitantes– ha sido muy grande con el arreglo continuado del pueblo a través de la rehabilitación de casas, caminos, muros y demás elementos utilizados por todos. Asimismo, es de especial mención el magnífico estado en que los vecinos mantienen sus praderías y montes comunales.

Sin olvidarse de los tiempos que corren, en 2004 los vecinos han puesto en marcha un sistema de conexión a Internet mediante banda ancha vía satélite, apostando por las nuevas tecnologías como fuente de prosperidad y de futuro para un pueblo que lucha por mantener sus más antiguas tradiciones y su forma de vida así como de adaptación a los nuevos tiempos.

El Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias está destinado al «pueblo, aldea, núcleo de población o grupo humano del Principado de Asturias que haya destacado de modo notable en la defensa y conservación de su entorno natural o ecológico, de su patrimonio histórico, cultural o artístico, o en la realización de obras comunales u otras manifestaciones de solidaridad extraordinaria». Este galardón se convocó por primera vez en 1990, al cumplirse el décimo aniversario de la Fundación, y tiene una naturaleza y carácter totalmente diferentes de los Premios Príncipe de Asturias.

En esta edición concurrían un total de 25 candidaturas.

El Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias está dotado con veinticinco mil euros (aportando la mitad el Principado de Asturias), y es habitual que sea entregado personalmente por S.A.R. el Príncipe de Asturias, coincidiendo con su visita a la región para hacer entrega de los Premios Príncipe de Asturias (en otoño).

Accesos: A Villar de Vildas –que dista 20,3 km de Pola de Somiedo (capital del concejo)– se llega por una carretera secundaria que parte del pueblo también somedano de Aguasmestas, sito éste en el límite entre su concejo y el de Belmonte de Miranda y comunicado por la carretera autonómica AS-227.

De Villar de Vildas sale la pista que lleva a la cercana y famosa braña de La Pornacal, donde hay más de una treintena de cabañas de teito, divididas en cuatro barrios.

Fuente: Fundación Príncipe de Asturias. Setiembre de 2004.

ENTREGA DEL PREMIO. VISITA A NAVELGAS DEL PRÍNCIPE FELIPE DE BORBÓN

Don Felipe de Borbón se reencontró el sábado día 23 de octubre de 2004, casi quince años después de su primera visita, con Somiedo y sus gentes. Fue en Villar de Vildas, adonde acudió para entregar a sus vecinos el premio al «Pueblo Ejemplar» en compañía de su esposa, la ovetense doña Leticia Ortiz Rocasolano, autoridades e invitados.

Gentes de Villar de Vildas —que se vistió de fiesta para ocasión tan especial—, del resto de concejo de Somiedo y de otras tierras de Asturias dieron un multitudinario recibimiento a la comitiva principesca, que llegó a la localidad hacia el mediodía, entrando en la plaza pública bajo una entusiasta ovación popular. Tras recorrer la calle principal, visitaron un taller de artesanía. Seguidamente, los Príncipes de Asturias accedieron a la tribuna de honor, para presidir la entrega del premio. Después del acto institucional, hubo una visita al centro vecinal, donde D. Felipe descubrió una placa conmemorativa; ya en el interior del inmueble, junto a su esposa, recibió los presentes del pueblo somedano: un ramo de flores para doña Leticia, un par de madreñas, un cabaña de teito de escoba en miniatura y un oso tallado en madera de tejo. A continuación observaron la entrada a Internet vía satélite que emplean los vecinos de Villar de Vildas, visitaron una exposición sobre el oso y la miel («Entre abejas y osos») y firmaron en el libro del parque natural de Somiedo depositado en el centro.

Luego subieron, con una pequeña comitiva, a la braña de Pornacal, un impresionante monumento etnográfico, donde comprobaron el modo de vida de los ganaderos somedanos y tuvieron la posibilidad de ver el interior de una de las cabañas de teito de escoba que tan bien han sabido conservar los habitantes. Don Felipe se animó a teitar (techar) con ramas de escoba la cabana del vecino que hacía la demostración. Al descender, los Príncipes completaron su recorrido haciendo parada en una cuadra.

La visita culminó con el almuerzo: una espicha popular ofrecida por la Fundación Príncipe de Asturias en honor de los Príncipes de Asturias y los vecinos de Villar de Vildas. El menú: fiambres y parrillada de carne roxa del pueblo.

Jornada tan real tocó a su fin hacia las 5 de la tarde, hora en que los Príncipes abandonaron la localidad somedana.

Discursos en el acto oficial de entrega

En el acto institucional de entrega del premio «Pueblo Ejemplar» de Asturias 2004 a Villar de Vildas, que le fue concedido por el esfuerzo del pueblo para superar el aislamiento, el alcalde del concejo de Somiedo, Belarmino Fernández Fervienza, dio la bienvenida a los Príncipes de Asturias con las siguientes palabras:

Altezas Reales, Excelentísimo señor presidente del Principado de Asturias, señor presidente de la Fundación Príncipe de Asturias, compañeros alcaldes y alcaldesas y demás autoridades, señoras y señores:

En nombre de todos los vecinos y amigos de Somiedo, y en especial de los de Villar de Vildas, os doy la bienvenida y nuestro agradecimiento por vuestra presencia.

En primer lugar quiero manifestar nuestra gratitud al jurado de la Fundación Príncipe de Asturias por haber otorgado a Villar de Vildas el premio «Pueblo ejemplar» de Asturias 2004, de lo cual nos sentimos orgullosos.

Somiedo inició en el año 1988 una experiencia apasionante con la declaración del primer parque natural de Asturias, del que usted es presidente de honor, con el objetivo de sacarnos de nuestro atraso económico y reforzar la conservación de nuestros valores naturales. Vuestra visita en el año 1990 supuso un estímulo y un impulso a este proceso de desarrollo sostenible que se ha puesto en marcha en nuestro concejo con el parque natural y su posterior declaración en el año 2000 como Reserva Mundial de la Biosfera.

Somiedo es un claro ejemplo de cómo se pueden mejorar las condiciones de vida y las expectativas de sus habitantes cuando se combina una adecuada política de dotación de infraestructuras, servicios públicos, conservación de la naturaleza y una política de apoyo a las rentas agrarias.

Después de 16 años de parque natural creo que se puede hacer una evaluación muy positiva de esta experiencia, tanto en la diversificación y desarrollo económico que se han producido como en la adecuada ordenación del territorio, lo que nos ha permitido reforzar la conservación de nuestros valores naturales, ejemplificada en nuestra especie más emblemática, el oso pardo cantábrico, que ha remontado la situación crítica en la que se encontraba a principios de los años ochenta.

Villar de Vildas es un espejo que refleja perfectamente la realidad del parque natural de Somiedo. Es un pueblo de montaña, adaptado a los tiempos modernos. Ha sabido mantener y profesionalizar sus explotaciones ganaderas de asturiana de los valles, conserva sus pastos y sus cabañas de «teito», desarrolla las nuevas actividades económicas relacionadas con el turismo rural y se incorpora a las nuevas tecnologías mediante el acceso a internet vía satélite.

Asturias es, probablemente, la región más montañosa de la Unión Europea; más del 90 por ciento de la superficie del Principado está declarada como zona de montaña.

Somiedo, enclavado en pleno corazón de la cordillera Cantábrica, es quizá su mejor ejemplo; sin embargo, la declaración por parte de las Naciones Unidas del año 2002 como año internacional de las montañas ha tenido una escasa repercusión en nuestro país, lo que evidencia la falta de sensibilidad social sobre la problemática y el futuro de estos territorios. Nuestra Constitución, en su artículo 130, establece que se dispensará un tratamiento especial a las zonas de montaña.

Conociendo la sensibilidad de su Alteza Real por las zonas de montaña y el desarrollo rural, como ha tenido ocasión de demostrar al presidir la conferencia europea sobre desarrollo rural celebrada en Salzburgo en noviembre de 2003, nos permitimos solicitarle en nombre de todos los somedanos y somedanas y, en general, de los asturianos y asturianas que viven en la zona de montaña, que asuma el liderazgo europeo de la defensa de las zonas de agricultura y ganadería de montaña, lo que seguro que redundará, entre otras medidas, en la conservación de su rico patrimonio natural y cultural, como elementos fundamentales de una herencia milenaria de nuestros antepasados.

Muchas gracias.

Tras las palabras del alcalde de Somiedo, el presidente del jurado de la Fundación leyó el acta de otorgamiento del premio al «Pueblo ejemplar» de Asturias. Le siguió el alcalde pedáneo de Villar de Vildas, Manuel González, con el siguiente discurso de agradecimiento por el título:

Altezas Reales, Excelentísimo señor presidente del Principado de Asturias, presidente de la Fundación Príncipe de Asturias, alcaldes y demás autoridades, amigos y vecinos:

Nos sentimos todos los vecinos de Villar de Vildas muy orgullosos por vuestra presencia, a la vez que muy agradecidos a la Fundación Príncipe de Asturias por habernos otorgado este premio.

Durante muchos años este pueblo trabajó en condiciones duras para salir adelante, hoy vemos reconocido nuestro esfuerzo.

Poseemos una de las mejores cabañas ganaderas de asturiana de los valles que existen en los pueblos de montaña de Asturias, gracias a nuestro trabajo vecinal para mantener nuestros pastos comunales y nuestras brañas, como vais a comprobar en vuestra visita a La Pornacal.

Somos un pueblo que hemos entendido y hecho nuestro, como todos los somedanos, el parque natural de Somiedo, que supuso un cambio sustancial en nuestras vidas, permitiendo, sobre todo a los jóvenes, nuevas oportunidades que, estoy seguro, posibilitarán la pervivencia de nuestro pueblo en el futuro y la conservación de nuestras tradiciones y valores naturales.

En Villar de Vildas siempre estuvimos orgullosos de nuestra hospitalidad, sentíos como en vuestra casa, donde siempre encontraréis las puertas abiertas.

Muchas gracias.

El Príncipe de Asturias, que hizo entrega de dicho premio a Villar de Vildas, en la persona de su alcalde de barrio, Manuel González, y del alcalde somedano, Belarmino Fernández, cerró el turno de oradores con la siguiente intervención:

Quiero iniciar estas palabras diciéndoos la alegría que siento al regresar a esta hermosa tierra de Somiedo. No pocas veces he recordado con emoción el viaje que hice por primera vez, hace casi quince años, a vuestro concejo, y puedo aseguraros que nunca olvidé la impresionante belleza que os rodea, la cálida hospitalidad con que me acogisteis, la forma callada y generosa con que hacéis vuestras mejores obras, la hermosa luz de aquel día de otoño.

Os prometí a todos vosotros que regresaría para rememorar aquellas impresiones y sentimiento y para comprobar que todas aquellas ilusiones que entonces compartimos, aquel sueño de conservación de la naturaleza, de desarrollo equilibrado y de nuevas iniciativas, que se había iniciado al declarar a Somiedo primer parque natural de Asturias, sería pronto una feliz realidad.

La concesión del premio al pueblo ejemplar a este pueblín de Villar de Vildas me permite volver y cumplir aquella promesa.

En el año 2000, cuando la UNESCO integró a Somiedo como Reserva de la Biosfera, en la Red Mundial distinguida en el 2001 con el premio «Príncipe de Asturias» de la Concordia, se reconoció internacionalmente la importantísima labor que habéis llevado a cabo y que ha permitido que esta tierra sea ante el mundo embajadora y modelo de conservación, de amor a la naturaleza y de respeto a la cultural tradicional.

Por todo ello, es ésta una ocasión muy especial para mí, pues a la satisfacción del regreso se une la feliz circunstancia de que lo hago acompañado por mi esposa, la Princesa de Asturias. No necesito deciros con cuánta emoción ella esperaba este día para felicitaros por vuestros éxitos y para compartir con vosotros unas horas de alegría y de esperanza.

Esta Asturias vuestra, la Asturias milenaria y acogedora, la del aire limpio y el silencio, de bosques centenarios, imponentes montañas y profundos valles, tiene hoy un reflejo y un símbolo aquí, en Villar de Vildas, un nombre que hace años evocaba la Asturias profunda y olvidada, sólo conocida por montañeros, cazadores y escasos naturalistas.

Sin embargo, cuando os visitaban ya hablaban de vosotros como una comunidad especialmente acogedora, tolerante y fuerte, con claridad de ideas, que sabía conjugar el trabajo personal y el colectivo como un modo de vida fructífero y solidario.

Se sabía también de vuestro amor por la conservación del territorio y de las tradiciones como garantía de futuro. Ahí están, para demostrarlo, el impresionante monumento etnográfico, evocador de viejas culturas, que es la braña de La Pornacal y la pervivencia de la sextaferia como máxima expresión de vuestra preocupación por la colectividad.

Desde esos valores vosotros y todos los habitantes del concejo os habéis enfrentado a las dificultades y habéis llevado a cabo en estos últimos años la conservación y restauración de vuestro patrimonio cultural, la protección y cuidado del medio ambiente, el desarrollo de la actividad turística y el mantenimiento de la ganadería autóctona, gracias a los cuales os encontráis en la mejor situación para vivir dignamente y para afrontar un futuro aún mejor.

Os animo a que viváis también, como habéis empezado a hacerlo a través de las nuevas tecnologías, informados de lo que sucede en el mundo y comprometidos con la sociedad global de la que formáis parte. De esta forma, los niños y los jóvenes serán más conscientes de la importancia y el valor del respeto y cuidado de su entorno natural y su cultura, de sus tradiciones y de su vida familiar, en la que los pequeños gestos son, finalmente, los trascendentes.

En la búsqueda de la prosperidad común, que constituye uno de vuestros más firmes objetivos, sois una clarísima muestra de que de nada sirve la riqueza conseguida de forma fácil y rápida, la comodidad del momento, si no se proyecta hacia el futuro, sino no se asienta la construcción de bases sólidas sobre las que se sustente en los años venideros, evitando, de ese modo, la destrucción de todo aquello que se desea preservar.

Así, apenas sin daros cuenta, habéis sido testigos y protagonistas, a lo largo de estos años, de cómo con planes adecuados y proyectos sostenibles a largo plazo, y sobre todo con ilusión y trabajo, se consiguen los más difíciles objetivos encaminados al bien común.

Os animo a que sigáis defendiendo con la misma ilusión, con la misma visión de futuro y la misma esperanza vuestra actitud, pues se extiende así vuestra beneficiosa forma de actuar por todo el Principado, una tierra en la que la revitalización de los pequeños núcleos de población tiene extraordinaria importancia para el porvenir y para la consolidación de un presente más próspero y dinámico, y en la que lugares como Villar de Vildas florecen como enclaves privilegiados para la convivencia, libres ya de la amenaza de la despoblación.

Recordamos hoy también con gratitud a todos aquellos pueblos que han presentado sus candidaturas para la obtención de este premio, sobre todo a aquellos que se afanan y luchan desde hace años por conseguirlo. Ellos son un ejemplo de tenacidad del que quiero hacer mención especial, al tiempo que los animo a mantener su firmeza por recibir el reconocimiento a su continuado esfuerzo.

Pronto se cumplirán quince años del comienzo de esta hermosa y tan extraordinariamente fecunda iniciativa del premio al pueblo ejemplar que tan felices e inolvidables momentos me ha hecho vivir y donde he sentido de la forma más entrañable vuestro único e inconfundible amor a Asturias, y vuestro compromiso con España. No puedo olvidar el cariño, expresado de forma sencilla y cálida, que siempre me habéis entregado los asturianos.

Quiero también destacar, una vez más, la excelente labor de los jurados del premio, que han cumplido su difícil tarea con rigor y responsabilidad, con excelente criterio y con altura de miras, lo que les agradezco profundamente.

Por último, deseo que sepáis que la Princesa y yo nos sentimos muy felices de unirnos a vosotros en este día inolvidable y que recordaremos siempre también vuestro cariño y la alegría y esperanza con la que nos habéis recibido en este hermosísimo lugar del Principado.

Muchas gracias.

Dirección

Dirección postal: 33842 Villar de Vildas. Somiedo.

Dirección digital: 8CMM3MR7+6C

 

Preguntas frecuentes sobre
Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004

 

¿En qué municipio se encuentra: Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004?

Se encuentra en el concejo (municipio) de Somiedo que pertenece a la provincia de Asturias en la comunidad del Principado de Asturias. Somiedo es un concejo montañoso situado en la zona sur-occidental de la región en el límite con la provincia de León por su parte meridional, y que está encuadrado todo ello dentro del parque natural homónimo. Limita al norte con Belmonte de Miranda, al este con Teverga, al oeste con los concejos de Tineo y Cangas de Narcea y al sur como ya comentamos anteriormente con León, donde actúa de límite la cordillera cantábrica. Es uno de los concejos con mayor extensión de Asturias, con 291,4 km2. Todas sus comunicaciones se articulan en torno a la comarcal AS-227, que atraviesa el concejo de norte a sur, llegando hasta la vecina provincia de León.

¿A qué parroquia pertenece: Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004?

La parroquia (es una división administrativa del concejo) a la que pertenece Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004 es Villar de Vildas y pertenece al concejo (municipio) de Somiedo. Villar de Vildas es una parroquia del concejo de Somiedo y comprende las siguientes 1 entidades de población: Villar de Vildas (Lugar).

¿Cuál es la población dónde está: Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004?

La entidad de población (es una división administrativa de la parroquia) es: Villar de Vildas y pertenece a la parroquia de Villar de Vildas (Somiedo). Situación completa partiendo de la población: Villar de Vildas › Somiedo › Comarca del Camín Real de la Mesa › Occidente de Asturias › Montaña de Asturias › Asturias › España › Europa. Villar de Vildas, nombre tradicional: Viḷḷar. Lugar de la parroquia de Villar de Vildas (Somiedo). Dista 20,30 km de la capital municipal (Pola de Somiedo) y se encuentra a una altitud de 870 m. Cuenta con 37 viviendas (la parroquia 37) de las cuales 37 son viviendas principales y 0 viviendas no principales.

¿En qué zona de Asturias está: Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004?

Básicamente Asturias se divide en tres zonas Occidente, Centro y Oriente. Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004 se situa en la zona del Occidente de Asturias. El occidente asturiano es un gran gigante. Gigante por su extensión geográfica, por la belleza de sus paisajes, por la intensidad de su historia, por la bonhomía de sus habitantes, y en definitiva por su riqueza natural y cultural.

¿Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004 pertenece a alguna comarca?

Asturias está dividida en 15 comarcas y Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004 pertenece a la Comarca del Camín Real de la Mesa. Fue el sueño de un Imperio, el romano, que ambicionaba las riquezas de la tierra y la bondad de sus gentes; es cruce de caminos —el de la Mesa, el de Santiago y la Senda del Oso—. Es el hogar de los osos pardos y Reserva de la Biosfera —la de las Ubiñas-La Mesa—.

¿Es difícil llegar a: Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004?

Le facilitamos el siguiente enlace y, mediante Google Maps, recibirá las indicaciones precisas para llegar sin problemas desde cualquier lugar en el que se encuentre, incluso puede usarlo en sus desplazamientos por Asturias para volver a Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004. Ruta GPS para llegar a Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004.

¿Hay playas cerca de Villar de Vildas, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2004?

Asturias tiene trescientos cuarenta y cinco kilómetros de costa en los que podemos encontrar más de 300 playas, todas diferentes, porque las playas de Asturias nunca son iguales y en la zona del Occidente de Asturias existen más de 160 playas.

 

Dónde estamos: Municipio de Somiedo

El paradisiaco concejo de Somiedo, declarado en su totalidad Parque Natural en junio de 1988, se encuentra situado en la zona suroeste de la Comunidad Autónoma española del Principado de Asturias, entre los 6º 8' 20'' de longitud oeste y los 43º 2' 12'' de latitud norte, aproximadamente. Es el noveno municipio de la región en superficie, con 291,38 kilómetros cuadrados. Lo limitan los concejos asturianos de Cangas del Narcea y Tineo por el oeste, Teverga por el este y Belmonte de Miranda por el norte, confinándolo completamente al sur dos comarcas de la provincia de León: Babia y Laciana, a través de los términos municipales de San Emiliano, Cabrillanes y Villablino.

Elementos catalogados:

  • Monumento Natural
  • Patrimonio Arquitectónico de Asturias
  • Reserva de la Biosfera

Zonas turísticas:

  • Parque Cultural del Camín Real de la Mesa
  • Occidente de Asturias
  • Parque Natural de Somiedo
  • Lagos - lagunas - embalses
  • Espacios Naturales Protegidos
  • Pueblo Ejemplar de Asturias

Concejos limítrofes:

  • Belmonte de Miranda
  • Cangas del Narcea
  • Teverga
  • Tineo

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

EuroWeb Media, SL, es el único titular de los derechos de propiedad intelectual e industrial de las fotografías, visitas virtuales y textos que muestra en sus sitios web, ocasionalmente algunos textos y fotografías pueden pertenecer a otros autores. En consecuencia, no está permitido suprimir, eludir o manipular el aviso de derechos de autor («copyright») y cualesquiera otros datos de identificación de los derechos de EuroWeb Media, S.L. Asimismo está prohibido modificar, copiar, reutilizar, explotar, reproducir, comunicar públicamente, hacer segundas o posteriores publicaciones, cargar archivos, enviar por correo, transmitir, usar, enlazar / linkar, tratar o distribuir de cualquier forma la totalidad o parte las fotografías, visitas virtuales y textos si no se cuenta con la autorización expresa y por escrito de EuroWeb Media, SL. EuroWeb Media, SL siempre publica una obra fotográfica compuesta por un número variable e indeterminado de fotografías que forman un conjunto único, inseparable e inmodificable como se considera en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual española.

Referencia

1011006 033306814 1011000 0333068 145525 0333 1000000 03330681401

 



Dónde dormir Dónde comer Playas Patrimonio Rutas Turismo activo Información práctica Eventos Naturaleza Etnografía Reseñas Pueblos Blog