Álvarez Viña, Ramón

El Campo › Podes › Gozón › Asturias
[Turismo Asturias]

Descripción

Ramón Álvarez Viña, industrial nacido en San Martín de Podes (Gozón, Asturias), pueblo al que el 22 de enero de 2010 hizo efectiva la entrega de 5.034 volúmenes de su colección particular para la biblioteca de su colegio público, bautizada con su nombre. Entre los libros figuran 270 títulos que tienen que ver con la historia, más de medio centenar acerca de la guerra civil española y otros tantos sobre la segunda guerra mundial, así como libros de geografía y de viajes, novelas clásicas y cuentos infantiles. Sin embargo, el grueso de lo donado hubo de ser trasladado poco después a la villa de Luanco (capital del concejo o municiipio de Gozón) por cuestiones de seguridad y para evitar su deterioro al no reunir el colegio las condiciones mínimas en tal sentido, habilitándose un espacio en la Biblioteca Pública luanquina. En el centro educativo de San Martín de Podes quedó el material de la colección destinado a una ludoteca infantil.

El día 30 de enero de 2006 se había formalizado la cesión de la Biblioteca Cervantina de la Fundación Ramón Álvarez Viña al Ayuntamiento de Gijón. Paz Fernández Felgueroso, su alcaldesa, y el propio fundador (Hijo Adoptivo de la capital del concejo gijonés desde 2005) firmaron el acuerdo mediante el que los ricos fondos de esta biblioteca se ponían a disposición de lectores y estudiosos en un espacio habilitado a tal efecto en la Biblioteca del Centro Municipal de El Coto. El 23 de abril de 2006 tenía lugar la inauguración oficial.

BREVE SEMBLANZA DE D. RAMÓN ÁLVAREZ VIÑA

 

 

  • Autor: Jesús Menéndez Peláez, presidente de la Fundación Álvarez Viña y del Foro Jovellanos.

D. Ramón Álvarez Viña (San Martín de Podes -Gozón-, 1928; nombrado Hijo Predilecto en 2002) es uno de esos empresarios ejemplares que tiene nuestra ciudad [Gijón, donde reside] y nuestra Asturias y que ha sabido crear riqueza conjugando en perfecta armonía aquellas dos categorías clásicas: el negotium y el otium. Don Ramón pertenece a una generación de asturianos que hubieron de hacer frente a la triste circunstancia de la posguerra española. Un segmento cronológico en la historia de Asturias y de España lleno de necesidades, donde se forjaron con sacrifico y abnegación muchos de nuestros empresarios, gracias a los cuales los asturianos y españoles de hoy podemos disfrutar de una calidad de vida impensable en aquellos años de nuestra postguerra.

 

La singladura existencial de Don Ramón, como la de otros empresarios relevantes en el hoy de nuestro Gijón y de nuestra Asturias, comenzó por una camino lleno de abrojos y espinos; a los 4 años pierde a su padre, con todo lo que esto suponía para un niño; sus inicios en el mundo de las letras tienen lugar en un viejo establo de su pueblo natal que se rehabilitó como escuela. Como otros muchos niños de aquella época fue al Seminario, ubicado primero en Tapia de Casariego y después en Valdediós; aquí se forjó aquel joven al calor de las disciplinas humanísticas y una educación de la que él se siente muy orgulloso. Para Don Ramón el Seminario de Oviedo, como la habría de ser para cientos de jóvenes asturianos, fue asimismo un centro de ilustración, donde se seguía aquella vieja máxima del renacimiento erasmista: Litterae et pietas.

Posteriormente estudia Ciencias Químicas en la Universidad de Oviedo con la obtención del grado de doctor. Son los años 50 del pasado siglo cuando él comienza su etapa laboral en Gijón. Una etapa muy fecunda como lo demuestra las empresas a las que estuvo vinculado. Electrodos Unión: desarrolla el revestimiento de éstos con materias primas nacionales; Fábrica Siderúrgica Moreda: moderniza sus laboratorios e implanta el control de calidad. Durante esta época desarrolla una amplia actividad como asesor técnico de varias empresas, entre ellas Minas de Soterraña (mercurio y arsénico), sobre cuyo proceso metalúrgico realiza sus tesis doctoral, obteniendo la máxima calificación. Fue también asesor técnico en cuanto a inversiones industriales de destacadas personalidades: Juan Domingo Perón, Eduardo Barreiros, etc. Proyectó e instaló los laboratorios de Física y Química de la Universidad Laboral de Gijón y fue encargado de la cátedra de Metalurgia y Procesos Siderúrgicos de Peritos Industriales de Gijón. Al formarse UNINSA, fue jefe de Control de Calidad de las tres sociedades fundadoras: Fábrica Siderúrgica Moreda, Duro Felguera y Fábrica de Mieres, a la vez responsable de calidad de los semiproductos de acero que durante varios años importaban para las laminaciones. Fue encargado junto a la empresa alemana KRUPP del proyecto e instalación del Laboratorio central de la Nueva UNINSA, el primero en el mundo en adaptar, de forma sistemática, la informática al análisis instrumental, que dirigió varios años. Al fusionarse ENSIDESA y UNINSA se le encargó la asistencia técnica para sus clientes nacionales y extranjeros.

Después de esta larga experiencia crea su propia empresa bajo la denominación de PLIBRICO, «primera marca mundial en refractarios monolíticos». Don Ramón es, por tanto, un hombre de empresa, por lo que su nombre va unido a este su gran proyecto en los círculos empresariales de Gijón, de Asturias y de España.

Sin embargo, Don Ramón tenía un gran amor, desconocido hasta ahora: el Quijote. Para mí fue una verdadera sorpresa cuando en compañía de una representación de la Fundación de Cultura del Ayuntamiento de Gijón visité su casa en La Guía; no es fácil encontrar una casa dedicada toda ella a Cervantes y de manera especial al Quijote; y todo ello fruto del afecto y de la admiración que D. Ramón sintió desde joven hacia la obra más emblemática de la Literatura Española; cuando se le pregunta cómo surgió esta su afición por Cervantes y por el Quijote, él la relaciona con sus muchos viajes que por motivos empresariales hubo de hacer al extranjero; en aquellos años una gran parte de los extranjeros tenían un concepto distorsionado de la cultura española basado en la España de los toros y de la pandereta; Don Ramón quiso cambiar esa falsa idea; de esta manera se convirtió en embajador, yo diría misionero, de la otra España, la España de Don Quijote y de Sancho, pues todo español es un poco un Quijote y un Sancho. La genialidad del Cervantes al crear el Quijote reside en haber diagnosticado, con sonrisa y humor, la manera de ser de los españoles, siguiendo aquel viejo aforismo de la cultura clásica del ridentem dicere verum, esto es, todos los españoles somos a la vez un poco Sanchos y Quijotes. Don Ramón se dio cuenta de la gran genialidad de Cervantes. Así nació su vocación cervantista. Cientos de libros con ediciones muy valiosas; cientos de iconografías, grabados, cuadros sobre los personajes más populares del Quijote reposan en esa casa que D. Ramón tiene en su finca dedicada al Quijote en su residencia de La Guía en Gijón. Creó una fundación que lleva el nombre de «Fundación bibliográfica e iconográfica cervantista del Dr. Álvarez Viña». Es difícil disponer de tanto material iconográfico como el que dispone la Fundación Álvarez Viña. Yo confío que la oferta que D. Ramón hizo al Ayuntamiento sea favorablemente acogida y que todos esos materiales bibliográficos e iconográficos sean ubicados en alguno de los Centros culturales que tiene nuestro Ayuntamiento. Creo que esa biblioteca cervantina, que generosamente ofrece D. Ramón, ha de ser ejemplar para las nuevas generaciones de este espíritu abierto y universal de Gijón como lo fue la vida y la obra de Jovellanos. Si Jovellanos viviera, estaría orgulloso de este gijonés de adopción que a lo largo de su vida supo conjugar el negotium y el otium; es decir creó riqueza social de la que benefician decenas de familias, dentro del más genuino espíritu jovellanista, y al mismo tiempo cultivó el otium cultural del que se van a beneficiar, espero, miles de gijoneses al contemplar todo ese legado cervantino.

BIBLIOGRAFÍA

  • Guillot Monroy, Víctor: Ramón Álvarez Viña. Testimonio de una época (2011), libro promovido por la Fundación Álvarez Viña.

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

EuroWeb Media, SL, es el único titular de los derechos de propiedad intelectual e industrial de las fotografías, visitas virtuales y textos que muestra en sus sitios web, ocasionalmente algunos textos y fotografías pueden pertenecer a otros autores. En consecuencia, no está permitido suprimir, eludir o manipular el aviso de derechos de autor («copyright») y cualesquiera otros datos de identificación de los derechos de EuroWeb Media, S.L. Asimismo está prohibido modificar, copiar, reutilizar, explotar, reproducir, comunicar públicamente, hacer segundas o posteriores publicaciones, cargar archivos, enviar por correo, transmitir, usar, enlazar / linkar, tratar o distribuir de cualquier forma la totalidad o parte las fotografías, visitas virtuales y textos si no se cuenta con la autorización expresa y por escrito de EuroWeb Media, SL. EuroWeb Media, SL siempre publica una obra fotográfica compuesta por un número variable e indeterminado de fotografías que forman un conjunto único, inseparable e inmodificable como se considera en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual española.

 


Dónde dormir Dónde comer Playas Patrimonio Rutas Turismo activo Información práctica Eventos Naturaleza Etnografía Reseñas Pueblos Blog