El aviso del Cid

Escrito el 09/09/2020
EuroWeb Media, SL


Episodio legendario de intervención milagrosa para favorecer las armas cristianas, que introduce el personaje del Cid, muy vinculado con Asturias por su esposa Doña Jimena.

Es conocida la fama que tenía en la Edad Media Oviedo como lugar de peregrinación. De aquel entonces data la copla:

"El que va a Santiago
y no al Salvador,
visita al criado
y deja al Señor"

El propio obispo, Don Juan, se había levantado inquieto por los golpes.

—¿Quién llama así en la Casa del Señor?

Dos voces respondieron tras la inmensa puerta:

—Somos Fernán González y Rodrigo Díaz de Vivar.

—¡Pero por Dios, si estáis muertos!

—Muertos venimos. Venimos a avisar al rey nuestro señor Don Alfonso que dentro de tres idas será la gran batalla de las Navas de Tolosa y que nosotros le daremos el triunfo.

Se hizo el silencio, ni el prelado ni sus criados dijeron nada pero tres idas después el rey, pese a no estar presente, participaba del triunfo de las armas cristianas.

Se comentaba tras la batalla la presencia de dos bravos caballeros fantasmales, cubiertos de capas negras sobre negros alazanes.