Fernández Velasco, Alberto

Gijón › Xixón › Gijón › Asturias
[Turismo Asturias]

Descripción

El gran artesano luthier de gaitas asturianas Alberto Fernández Velasco, gaitero aficionado en sus inicios, y ebanista de profesión, descubre su verdadera vocación como constructor de gaitas tras años de experiencia profesional en otros ámbitos.

En 1980 elabora artesanalmente su primera gaita asturiana, copia sensiblemente mejorada de una del Gaitero de Arroes. Tras cosechar gran éxito en una feria de artesanía de Oviedo de ese año, se siente animado a mejorar el instrumento.

Pese a las críticas en contra, hace caso a su propio criterio y comienza unas tareas de investigación en la gaita, buscando mejorar sus cualidades tímbricas y tonales. No obstante, logra mantener, en su profundo respeto por las tradiciones, el timbre asturiano, la esencia del sonido tradicional de la gaita asturiana.

En este trabajo toma como modelos las gaitas de los grandes constructores de antaño, como El Cogollu, Solares, Marcelo Fresnu, Manolín de la Carrera, José la Piedra, el Gaitero Margolles..., pero perfeccionando la concepción tanto externa como interna de los distintos tipos de gaitas asturianas: «grilleras», «redondas» y «tumbales». Consigue, de forma pionera, ceñirlas a perfectas escalas diatónicas —Re, Do sostenido, Do, Si y Si Bemol—, lo que constituye un hito sin precedentes.

Es a partir de estas mejoras realizadas por el constructor que se inicia una nueva etapa en la consideración de la gaita tradicional de Asturias.

Con su nuevo sistema de construcción, logra producir gaitas «afines» entre sí, gaitas que reúnen las condiciones para sonar conjuntamente. Esta «afinidad» es la que permite el surgimiento de las primeras bandas de gaitas de Asturias, fenómeno que se inicia a principios de los años 80. Una de ellas, liderada por Xuacu Amieva y con instrumentos de Alberto Fernández Velasco, consigue en 1982 el primer premio del concurso de charangas de Oviedo.

Gracias a su alta calidad musical, estas nuevas gaitas son idóneas para ser utilizadas como instrumentos solistas de alto nivel.

En manos de los grandes maestros gaiteros de finales de los 80 y toda la década de los 90 (s. XX), han conseguido el reconocimiento popular al instrumento, llegando incluso a compartir escenarios con instrumentos sinfónicos, algo que hubiera sido impensable sólo 10 años atrás.

Gaiteros de la talla de Javier y José Manuel Tejedor, Alberto Varillas, Jorge Areces, José Ángel Hevia o Flavio Benito, por mencionar algunos de ellos, han subido a escena con gaitas fabricadas por el artesano, cosechando grandes éxitos.

De esta forma la gaita cromática se convierte en 1993 en el principal protagonista del concierto del Día de Asturias, y un año más tarde, en el instrumento solista del disco Día de Fiesta n´Asturies, patrocinado por el Gobierno del Principado de Asturias. En ambas ocasiones, es su hijo Alberto Varillas, el gaitero elegido para sacarle el máximo potencial al instrumento, mostrando todas sus posibilidades musicales, de un altísimo nivel.

Ajeno a la excesiva mecanización del trabajo de construcción de gaitas que empieza a desarrollarse en Asturias y centrado en el desarrollo de nuevas líneas de investigación que potencien y mejoren la gaita asturiana, Alberto F. Velasco no descuida la producción artesanal de su taller de Santurio, en el entorno rural de Gijón, al que siguen llegando pedidos de todo el mundo.

Con la paciencia y el mimo del artesano con más de dos décadas de oficio, controla todo el proceso de fabricación, desde la elección de las maderas hasta el acabado de cada una de las piezas.

Todo este cariño y cuidado hacen que los instrumentos de Alberto estén considerados por muchos como «los stradivarius de las gaitas asturianas».

Casado con María del Carmen Varillas García, el matrimonio tiene un hijo, Alberto Fernández Varillas, excelente gaitero.

Fallece en Gijón, el día 29 de agosto de 2011, a los 68 años de edad.

La gaita cromática

En los años 90, Alberto F. Velasco considera necesario diseñar un nuevo instrumento más evolucionado, una gaita cromática, y tras investigar con dedicación y paciencia, logra crear un puntero de octava y media de extensión. Tras añadirle un ronquillo y perfeccionar el puntero, consigue que la extensión alcance las dos octavas cromáticas.

Este prototipo de gaita es sometido a examen por el Conservatorio Superior de Música «Eduardo Martínez Torner» de Oviedo (Asturias), en cuyo informe técnico se hace especial mención a la «excelente calidad del sonido» y se ponen de relieve las sensibles mejoras aportadas por el artesano al tradicional instrumento, abriendo nuevas vías de desarrollo y evolución.

De esta forma, la gaita cromática se convierte en 1993 en la principal protagonista del Concierto del Día de Asturias. Para la ocasión, la gaita solista estaría arropada por la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (OSPA), bajo la dirección del maestro Antón García Abril.

Un año más tarde, y de nuevo en manos del gaitero Alberto Varillas, la gaita cromática se acompaña de la OSPA y del Coro de la Asociación de Amigos de la Ópera del Principado de Asturias en la grabación de un disco único en su género, que abriría grandes caminos para este tradicional e insuficientemente considerado instrumento: Día de Fiesta n´Asturies, un disco irrepetible que contiene en su interior toda una joya musical: el Himno de Asturias a la gaita, con la OSPA y el mencionado coro. En él, la gaita mostraría todas sus posibilidades musicales, de un altísimo nivel, recibiendo críticas muy elogiosas.

Reconocimientos

En 1989, concesión del «Urogallo de bronce» por parte del Centro Asturiano de Madrid, en la categoría «artesanía», por su trabajo de investigación y mejora de la gaita asturiana.

En octubre de 1995, homenaje con motivo del III Día de la Canción y el Folclore Asturiano, organizado por el Ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio, en El Entrego.

En 1998, segunda concesión del «Urogallo de bronce» en la categoría «artesanía», por el Centro Asturiano de Madrid. El 29 de noviembre de ese mismo año, homenaje organizado por el Ayuntamiento de Oviedo en el Teatro Campoamor, en el transcurso de una jornada del VII Concurso y Muestra del Folclore «Ciudad de Oviedo».

En 1999, homenaje conjunto organizado por el Ayuntamiento de Gijón en el Teatro Jovellanos, en el transcurso de la «Gran Noche de la Gaita Asturiana».

El 16 de abril de 2010 recibe la X Distintiva a la Investigación Folclorica «Fini Suárez», un galardón, que instituido en memoria de esta reputada folclorista mierense, se enmarca dentro de los actos culturales de La Folixa Na Primavera de Mieres.

Premios

A lo largo de estos años han sido numerosos los gaiteros que se han presentado en certámenes de carácter regional, nacional e incluso internacional con gaitas fabricadas por el artesano, obteniendo éxitos destacados. Así, por ejemplo, muchas ediciones del Trofeo Macallan (Lorient, Bretaña - Francia), considerado como el Nobel de la gaita, han sido ganados por gaiteros asturianos con una de «les gaites de Alberto», entre ellos Diego Pangua (año 2000), José Manuel Tejedor Mier (1998), Jorge Fernández Areces (1995), Javier Tejedor Mier (1994), José Manuel Tejedor Mier (1993), José Ángel Hevia (1992), José Manuel Tejedor Mier (1990), Alberto Varillas (19988) y Xuaco Amieva (1986).

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

EuroWeb Media, SL, es el único titular de los derechos de propiedad intelectual e industrial de las fotografías, visitas virtuales y textos que muestra en sus sitios web, ocasionalmente algunos textos y fotografías pueden pertenecer a otros autores. En consecuencia, no está permitido suprimir, eludir o manipular el aviso de derechos de autor («copyright») y cualesquiera otros datos de identificación de los derechos de EuroWeb Media, S.L. Asimismo está prohibido modificar, copiar, reutilizar, explotar, reproducir, comunicar públicamente, hacer segundas o posteriores publicaciones, cargar archivos, enviar por correo, transmitir, usar, enlazar / linkar, tratar o distribuir de cualquier forma la totalidad o parte las fotografías, visitas virtuales y textos si no se cuenta con la autorización expresa y por escrito de EuroWeb Media, SL. EuroWeb Media, SL siempre publica una obra fotográfica compuesta por un número variable e indeterminado de fotografías que forman un conjunto único, inseparable e inmodificable como se considera en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual española.

 


Dónde dormir Dónde comer Playas Patrimonio Rutas Turismo activo Información práctica Eventos Naturaleza Etnografía Reseñas Pueblos Blog