Hermanos Uría Aza

Ribadesella › Asturias
[Turismo Asturias]

Descripción

Autor: Ramón Capín Rama (*)

Mucho se ha hablado acerca de la obra artística y mural de los hermanos Uría Aza, pero quizá no lo suficiente sobre sus recoletas vidas en Ribadesella. Permítasenos, pues, esbozar una breve biografía de estos extraordinarios y polifacéticos artistas.

Los hermanos Uría Aza, Bernardo, Antonio y Celestino, nacen en Ribadesella casualmente —paradojas de la vida— en la misma casa donde había nacido el pintor impresionista Darío de Regoyos. Realizan sus estudios primarios y secundarios en Ribadesella, localidad en la que pasarían toda su vida, gran parte de ella regentando una tienda de tejidos.

Sus vocaciones artísticas, variadas, como veremos, son herencia familiar. El abuelo paterno había destacado como pintor, decorador y repujador; el padre, José Ramón, trabajó la escayola y la ornamentación de paredes; y la madre, Polina, destacaba por sus pinturas sobre telas. Con esta herencia genética, no es de extrañar que nuestros personajes respiraran arte por los cuatro costados.

Absolutamente autodidactas, durante su vida entablan amistad con renombrados pintores como Nicanor Piñole, Paulino Vicente, Luis Menéndez Pidal, Junquera, Álvarez Sala, los hermanos Soria, Mariano Moré, Juan Martínez Abades y Evaristo Valle, así como con los escultores Víctor Hevia y Gerardo Zaragoza. Todos ellos influirían en la obra artística de los tres hermanos.

Bernardo Mateo Uría Aza (1892-1974) fue quien más sobresaldría como pintor. Comienza a pintar desde su más tierna adolescencia. Gran enamorado de la naturaleza, se va a convertir en un excelente paisajista cuyo tema preferido son las marinas, aunque no desdeña otros temas como el retrato, que también llega a dominar. Son esencialmente la mar y las montañas las que adquieren preeminencia en su pintura; en palabras de Carlos Tejo Pérez: «Bernardo atrapa las tormentas en sus lienzos. Se palpa la niebla. Sufren los árboles el vendaval que azota la tela, de ahí que sus grises, azules y verdes sean auténticamente norteños y específicamente cantábricos». En efecto, en sus marinas las enfurecidas olas desgarran el agreste roquedal en románticos paisajes. Títulos como Del alma de la montaña, Sierra de Santianes, La collada de los osos, Del Cantábrico y Primavera, entre otros, figuran entre sus lienzos más prestigiosos.

Este extraordinario pintor expondría cuadros en importantes exposiciones nacionales, y colaboraría con notorias publicaciones nacionales e internacionales. ¡Quién lo hubiera dicho! Cuando de niños veíamos a Bernardo casi a diario con boina, gabardina un tanto raída, y montado en su vieja bicicleta con la caña de pescar al hombro, jamás hubiéramos podido sospechar que en aquel hombre latía el corazón de todo un artista.

Antonio Miguel Uría Aza (1902-1987) fue pintor, escultor, dibujante y poeta. Era aficionado a la caza, al esquí y al montañismo. Aunque la mayoría de sus obras siempre permanecieron en manos de familiares, ajenas al reconocimiento social, no por ello carecen de gran relevancia. Como pintor aborda el paisaje. Como escultor utiliza barro, cerámica, madera, escayola, piedra, bronce y alabastro para realizar espejos, repujados de gran detalle, arcas, estanterías, sillones, medallones, bustos, leones, personajes griegos e imágenes cristianas como la Inmaculada, Santa Teresa y Santo Domingo de Guzmán. Destaca de manera especial un arca repujada y dorada que, junto con otras obras, se presentaría en exposiciones nacionales e internacionales.

En su faceta de dibujante principalmente realiza los personajes y escenas que, más tarde, serían coloreadas por su hermano Bernardo en numerosas iglesias asturianas. En su poesía predomina el género lírico, que refleja el gran poeta que Antonio lleva dentro. Veamos algunos fragmentos:

(...) ¡Llora infeliz poeta!,

que cuando el campo todo era alegría

y el aire olía a violeta,

murió una flor amada

que todo era hermosura y lozanía.

¡Ay Dios, no somos nada!

(...) Ya me es costoso esculpir

pronto imposible pintar;

después no podré escribir;

tan solo me ha de quedar

con la angustia del sentir

el dolor de recordar

y la agonía de sufrir...

¿Valdrá la pena vivir?

 

Como vemos, el verso de Antonio trasluce una gran sensibilidad, que él adorna con una métrica, una rima y un ritmo casi perfectos.

Celestino Rufino Uría Aza (1904-1984), Tyno, fue pintor, cartelista y filósofo. Aprende a leer y escribir en lengua francesa, lo que le permitiría colaborar en publicaciones en dicha lengua. Su obra pictórica no es abundante, aunque pinta paisajes, autorretratos y retratos de familia y amigos. Participa en concursos de carteles, en los que gana varios premios.

Hombre de gran sentido del humor, se caracterizaba por ser persona de profundo pensamiento, extraído de sus lecturas así como de su capacidad de reflexión sobre temas humanos universales. Los trabajos pictóricos realizados por los tres hermanos siempre se apoyan en la aportación temática y filosófica de Tyno.

Si bien Bernardo era quien tenía fama de pintor, Antonio de dibujante y Celestino de filósofo, tras la muerte de Bernardo, Tyno aclararía el asunto —o lo enturbiaría, según se mire— al escribir: «resulta que el pintor también dibujaba, el dibujante pintaba, y el supuesto filósofo hace ambas cosas».

La casa de los hermanos Uría Aza en la playa de Santa Marina en Ribadesella, verdadero museo de cuadros, esculturas, tallas y repujados, constituía el refugio de nuestros personajes. Un refugio privado adornado para ser disfrutado por ellos, indispensable para quien dedica gran parte de su vida a cultivar las artes, llegando hasta cotas inalcanzables para muchos.

Eminentes amantes de su terruño local, estos artistas plasmarían todo su arte en las extraordinarias pinturas murales de la Iglesia parroquial de Ribadesella. Si bien gran parte de sus obras están en manos privadas, el interesado puede fácilmente admirar estas pinturas con sólo acercarse a la parroquia.

Como suele ocurrir, la mezcla de inteligencia, cultura y capacidad artística convierten a las personas en seres un tanto especiales. En este sentido, Manuel Valdés Fernández nos dice de los hermanos Uría Aza que «contemplaban el paso del tiempo desde el fondo en penumbra de una lúgubre tienda de tejidos»; y Carlos Tejo Pérez recoge la memoria del pueblo en boca de algún riosellano: «Atravesaban el puente en bicicleta, uno detrás de otro, parecían los tres Reyes Magos, en camello».

El recuerdo de personas tan insignes como los hermanos Uría Aza no debe perderse. La Asociación Cultural Amigos de Ribadesella editó en el año 2002 un excelente libro dedicado a su obra artística con el título: Hermanos Uría Aza.

NOTA:

(*) Esta reseña biográfica fue publicada por su autor en el diario La Nueva España de Oviedo, en su edición para el oriente de Asturias, con fecha 17 de marzo de 2007 y el título siguiente: Riosellanos ilustres: los hermanos Uría Aza.

 

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

EuroWeb Media, SL, es el único titular de los derechos de propiedad intelectual e industrial de las fotografías, visitas virtuales y textos que muestra en sus sitios web, ocasionalmente algunos textos y fotografías pueden pertenecer a otros autores. En consecuencia, no está permitido suprimir, eludir o manipular el aviso de derechos de autor («copyright») y cualesquiera otros datos de identificación de los derechos de EuroWeb Media, S.L. Asimismo está prohibido modificar, copiar, reutilizar, explotar, reproducir, comunicar públicamente, hacer segundas o posteriores publicaciones, cargar archivos, enviar por correo, transmitir, usar, enlazar / linkar, tratar o distribuir de cualquier forma la totalidad o parte las fotografías, visitas virtuales y textos si no se cuenta con la autorización expresa y por escrito de EuroWeb Media, SL. EuroWeb Media, SL siempre publica una obra fotográfica compuesta por un número variable e indeterminado de fotografías que forman un conjunto único, inseparable e inmodificable como se considera en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual española.

 


Dónde dormir Dónde comer Playas Patrimonio Rutas Turismo activo Información práctica Eventos Naturaleza Etnografía Reseñas Pueblos Blog