Fundación Oso de Asturias


Proaza › Comarca del Camín Real de la Mesa › Centro › Montaña › Asturias › España


  

Teléfono de emergencias: 112


Fotos  Oficina turismo  Ruta GPS  Sube tus fotos


El oso pardo (Ursus arctos) es una de las especies animales más amenazadas de la fauna ibérica. De hecho, es la única que con la categoría de «En Peligro de Extinción» viene recogida en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Fauna Vertebrada del Principado de Asturias, al igual que en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Multitud de causas han llevado al oso a esta dramática situación (caza furtiva, pérdida de hábitat, etc.) que en gran parte persisten hoy en día.

Con el objetivo de aunar esfuerzos y recursos para lograr la supervivencia de esta especie emblemática de la montaña cantábrica se creó, el 30 de octubre de 1992, la Fundación Oso de Asturias, una organización independiente y sin ánimo de lucro que cuenta con la Presidencia de Honor a cargo de S.A.R. el Príncipe de Asturias e integrada por alguna de las instituciones y empresas más representativas de Asturias. De esta forma, son miembros del patronato de la misma el Gobierno del Principado de Asturias, la Fundación Príncipe de Asturias, Cajastur, Hidroeléctrica del Cantábrico, Hunosa, Aceralia, Du Pont Ibérica S.A., Sato, Iberinsa, Suzuki Motor España y Aguas de Fuensanta S.A.

Paralelamente, algunas otras empresas han actuado como patrocinadores de distintos proyectos de la Fundación Oso de Asturias, realizando las aportaciones económicas necesarias para su consecución, como la Central Lechera Asturiana, HI-TEC, Sport España o Danone.

La sede de la Fundación Oso de Asturias se halla en la Casa del Oso, en la localidad de Proaza, en plena área de distribución de la especie, donde la Fundación, además de desarrollar las distintas actividades relacionadas con la conservación del oso pardo, desempeña la labor de información al público.

La Casa del Oso ocupa el solar de la que fue en su día casa rectoral de Proaza. Rodeada por las montañas que se asoman al Valle del Trubia, el inmueble dispone de tres plantas en las que se distribuye una cafetería, una tienda de recuerdos, sala de exposición permanente, sala de audiovisuales, exposición temporal y las oficinas de la Fundación Oso de Asturias.

En la sala de audiovisuales se proyectan varios vídeos de distinta duración acerca del plantígrado en nuestras montañas. La sala de exposición permanente es un pequeño museo sobre el oso pardo que aproxima a los visitantes a esta emblemática especie y muestra los problemas que hicieron que el oso esté catalogado actualmente como especie en peligro de extinción. Por último, la sala de exposiciones temporales alberga distintas exposiciones de diversas materias, todas ellas referidas a naturaleza y fauna.

Asimismo, desde la Casa del Oso se pueden observar las osas. En el balcón-observatorio, cada fin de semana, decenas de personas miran hacia el monte de Picarós, intentando captar con los prismáticos alguna escena de Paca y Tola.

Frente a la Casa se encuentra el cercado donde viven Paca y Tola, dos ejemplares de oso pardo cantábrico rescatados a los furtivos y de imposible reintroducción en el medio natural debido a su habituación a la presencia humana y en la actualidad símbolo de la lucha contra el furtivismo.

No existe unanimidad sobre el nombre del monte donde hoy viven Paca y Tola. Algunos le llaman el monte Fernandín y otros, la Peña de Picarós, aunque el más utilizado por los visitantes que se acercan hasta el vallado es el de Monte del Oso.

La superficie total del recinto es de casi cinco hectáreas. Asentadas sobre caliza, se levantan las encinas, que forman un bosquete donde Paca y Tola pasan la mayor parte del tiempo. Hay también algún castaño y avellano, pero la especie dominante es la encina, que se conserva en gran parte del Valle del Trubia.

Cuando el Principado de Asturias decidió crear este espacio, también pensó en lo mucho que le gusta el agua a los osos. Muy cerca del comedero hay una charca artificial en la que Paca y Tola suelen bañarse las tardes soleadas.

Completando todas estas instalaciones existen dos miradores próximos a la Senda del Oso, desde donde puede observarse tanto el cercado como el comedero y la charca, siendo utilizados principalmente por los turistas para la realización de multitud de fotografías de nuestros dos protagonistas.

Para poder ver a Paca y Tola con total seguridad es conveniente aproximarse al cierre hacia las doce de la mañana, hora en la que el vigilante les lleva su comida diaria, compuesta básicamente de arroz con carne, fruta y alguna vez de miel.

Junto con las actividades de información y atención del cercado de Paca y Tola, la Fundación Oso de Asturias realiza otras que se podrían agrupar en tres grandes apartados: investigación, educación ambiental y sensibilización social.

Un campo de actuación muy importante entre las distintas labores desarrolladas por la Fundación Oso de Asturias es el de la investigación, ya que es de vital interés para lograr la conservación de la especie el disponer de información actualizada sobre su biología, ecología, factores de riesgo, evolución histórica de sus poblaciones, etc. En esta línea, la Fundación ha ido promoviendo distintos trabajos de investigación, normalmente en colaboración con la Universidad de Oviedo, entre los que cabe mencionar: Riesgo de extinción del Oso Pardo Cantábrico (la población occidental), de Javier Naves, con la financiación de la Consejería de Agricultura del Principado de Asturias, y Osos y otras fieras en el pasado de Asturias, de Juan Pablo Torrente, con el patrocinio de Cajastur.

La educación ambiental es actualmente el campo de actuación más importante de la Fundación, dentro del cual se elaboran varios proyectos de gran importancia. La realización y entrega a los centros de enseñanza de diversos materiales educativos y didáctico-pedagógicos es un plausible trabajo en tal sentido.

Las visitas escolares a la Casa del Oso constituyen la principal actividad de la Fundación en el campo de la educación ambiental. Durante los tres últimos cursos escolares las instalaciones de la Casa del Oso y el cercado osero fueron visitados por casi 35.000 escolares de todo Asturias y algunas regiones limítrofes, llevándose a cabo una visita guiada por las instalaciones.

Los cursos de formación de profesorado sobre el oso pardo como recurso didáctico en la escuela asturiana son otra de las actividades emprendidas por la Fundación Oso de Asturias.

Por último, dentro de las actividades de educación ambiental que la Fundación Oso de Asturias viene efectuando en los últimos años, cabe resaltar los Concursos Nacionales de Redacción y Dibujo «Oso Pardo», con gran éxito entre el público infantil.

El Club Amigos del Oso, en la actualidad con casi 45.000 socios, tiene como objetivo el servir de vehículo de nuevas ideas, mantener el contacto con todas las personas interesadas en las iniciativas que promueva la Fundación e implicar en la lucha por la naturaleza a la sociedad española.

La edición de material de divulgación es otra de las actuaciones desarrolladas por la Fundación. La revista Amigos del Oso, que se envía a todos los asociados con una periodicidad semestral, es la principal actividad del Club Amigos del Oso, así como el mantenimiento de la correspondencia con los asociados del club y cualquier persona que lo solicite.

También se editan un boletín informativo de la Fundación Oso de Asturias con una periodicidad semestral, diversas guías, libros, unidades didácticas, folletos y trípticos. Además, La Fundación, que tiene una página web en Internet, colabora en revistas especializadas y de empresa.

La Fundación Oso de Asturias tiene un número de cuenta bancaria de difusión pública para el ingreso de donativos voluntarios con el fin de recaudar fondos que serán utilizados en la defensa del oso pardo.

En la Casa del Oso en Proaza la visita a la sala de exposiciones es libre y gratuita. Se dispone de una sala de audiovisuales y de atención personal para consultas e información sobre el oso pardo y las actividades de la Fundación Oso de Asturias por parte de sus guías-monitores.

La Casa del Oso también funciona como punto de información y consulta de los fondos bibliográficos de la Fundación Oso de Asturias sobre el oso pardo. (Antonio Fernández García)

(Casa del Oso: Ctra. General, s/n —junto a la iglesia—, 33114 Proaza —Asturias—, tfno. 985 76 10 51, tfno. y fax 85 76 10 53. Abierta al público todos los días del año en horario de 10 a 18 h en semana y de 10 a 20 h. durante los fines de semana.)


Datos:


Dirección postal: Carretera General. 33114 Proaza. Asturias (España)
Dirección digital: 8CMP8WW7+WH
Clasificado: Etnología › Sobre el municipio › Artículos


Información relacionada

› Turismo en Proaza

› No te pierdas

› Playas

› Rutas

› Turismo activo

› Naturaleza

› Patrimonio

› Gastronomía

› Sidrerías

› Restaurantes

› Fundación Princesa de Asturias

› Eventos

› Transportes

› Información práctica

› Sobre Asturias