Llagar El Trole


La Pontica › Cabueñes › Gijón › Comarca de Gijón › Centro › Costa › Asturias › España


  

Teléfono/s: 985 361 950


Contactar  Ruta GPS  Sube tus fotos


La espicha tradicional en un llagar con encanto

Situado en los alrededores de Gijón, en los verdes y bellos parajes de la parroquia de Cabueñes, y a pocos metros de la grandiosa Universidad Laboral y del Jardín Botánico Atlántico, se encuentra el Llagar El Trole, de fácil acceso por su buena comunicación con las más importantes vías de la región.

Dispone de tres amplios salones independientes, que pueden unificarse para celebrar una sola reunión a la que bien pueden asistir unos 600 comensales, e incluso más, añadiendo una carpa en el exterior.

Es un lugar acogedor, donde celebrar los días más especiales con sabor asturiano, haciéndonos sentir las raices de esta maravillosa tierra.

Pioneros en tradición, auténticos por costumbre

La antigua casona asturiana fue construida como llagar, en 1935, y como tal, la adquirió Amador en los años 60. Pero no fue hasta 1970 que además del propio uso de fabricación de sidra, tuviese la genial idea junto con su esposa Maria Herminia de hacer espichas al público en general, siendo así pioneros en hacer de esta tradición, una forma especial de celebrar nuestros días más importantes: comuniones, bodas, bautizos... etc.

Y esta gran idea, no solo cuajó entre los asturianos, sino que por ser algo de rancia tradición asturiana, también dejó a a los foráneos entusiasmados... el estar de pié, hablando con los amigos, familiares, clientes..., mientras se degustan los manjares distribuidos por la mesa, y del tonel va saliendo sidra y más sidra, para alegrar cuerpos y almas, es una experiencia que no olvidan jamás. Además, se puede animar la reunión con folklore de la región: Grupos de baile, Bandas de gaitas, etc..., que el propio llagar se encargará de contratar.

También existe la posibilidad de servir algunas espichas sentados si el menú lo requiere, como en Bodas.

Por todo ello, se celebran numerosos Congresos nacionales e internacionales, Reuniones de empresa, y Eventos varios, porque venir a Asturias y no asistir a una espicha, no tiene perdón...

Actualmente regentan el llagar las hijas del matrimonio fundador, Elena y Esmeralda, que cuidan y mejoran las instalaciones con mucho cariño y dedicación.

Una fiesta para el paladar

Se trabaja sobre la base de aquellos antiguos encuentros entre vecinos y chigreros en el llagar, (origen de la actual espicha), cuando el lagarero les daba a probar la nueva sidra, y para acompañar, les ofrecía aquellas deliciosas tortillas caseras recién hechas, unos buenos chorizos cocidos en sidra, empanadas de hojaldre con bonito, auténtico queso de Cabrales...

Ahora nuestros menús ofrecen aquellas maravillas que siempre apetecen y muchas cosas más, como unas elaboradas tablas de quesos asturianos, con sus nombres para distinguir, buenos embutidos serranos ó ibéricos, variedad de frituras calientes, un lacón con cachelos exquisito... y además también podemos mejorar nuestros menús con variedad de mariscos ó con un excelente cordero a la estaca entre otras cosas... eso sí, todo de la mejor calidad.

Siéntase como en su casa rodeado de los suyos

"El llagar debe estar en el campo, lo pide el cuerpo. Puerta de madera amplia, con toneles a ambos lados del local. Temperatura fresca, aún en las celebraciones, que para eso está la comida y la bebida, para calentar los cuerpos y las almas.

Techos altos y a la hora de la celebración gastronómica, mesas corridas de madera noble, entre las que pulularán los comensales, siempre de pié. Como mucho, algún banco cerca de los toneles para aquellos que así lo requieran.

El llagar es el paraíso de la sidra, pero también lo es de la madera autóctona, el castaño, recipiente bendito para el líquido asturiano.

La madera dignificará la sidra, los techos espaciosos difundirán los sones gaiteros, los suelos serán de piedra, o de cualquier material que evite resbalones que asuma fluidos generosos y olores perdurables."

Texto extraido de la publicación “Sidra y manzanes de Asturias” de La Nueva España capítulo “el chigre y la espicha” escrito por Eduardo García García.

En la actualidad el Llagar El Trole dispone de tres amplias salones: El llagar, La masera y La duerna, de inequívoco ambiente asturiano y especialmente aptas para la celebración de Bodas, Congresos, Convenciones, Reuniones sociales y Laborales, etc.

Asimismo, dispone de amplio aparcamiento.

...fiesta... al abrir el tonel

"Espicha. Voz bable. Dicese del palito afilado -espita- que se introduce en la apertura de un tonel para probar la sidra. Por extensión, aplícase a la fiesta o reunión que se desarrolla al espichar (abrir) el tonel.

Suele ser común entre asturianos, reunirse por los más variados motivos en el llagar, para beber la sidra directamente de las pipas, acompañada de todo tipo de viandas características de la región y con la concurrencia del más típico folklore del país."

El llagar es el paraiso de la sidra...

Magnifica bebida, típica de la región asturiana, de producción otoñal.

Se mayan las manzanas en el llagar y el mosto así obtenido se deja fermentar, unos tres meses, en el tonel. Se sirve en vaso grande (½ l.), de cristal, preferentemente fino, y se llena con ¼ o menos de su capacidad, lo que se denomina culín o culete.

Para escanciarla, se debe poner el vaso lo más lejos posible de la fuente para airear la sidra, y para que al romper contra el borde del vaso, la sidra se abra formando una estrella de burbujas. Los culines o culetes han de beberse de seguido, dejando un poco de líquido para tirarlo por la parte que se ha bebido, co objeto de dejar la zona lo más limpia posible.


Datos:


Dirección postal: Carretera del Trole, 80. 33394 Gijón. Asturias (España)
Dirección digital: 8CMP8WW7+WH
Clasificado: Comer › Sidrerías › Lagares


Información relacionada

› Turismo en Gijón

› No te pierdas

› Playas

› Rutas

› Turismo activo

› Naturaleza

› Patrimonio

› Gastronomía

› Sidrerías

› Restaurantes

› Fundación Princesa de Asturias

› Eventos

› Transportes

› Información práctica

› Sobre Asturias