Ruta romana y castreña


San Martín de Beduledo › Celón › Allande › Comarca Vaqueira › Occidente › Montaña › Asturias › España


  


Oficina turismo  Ruta GPS  Sube tus fotos  


Esta ruta está calificada como «Ruta de la Prehistoria»

  • Acceso: Se inicia el recorrido en Castro de San Chuis, cerca de San Martín de Beduledo (concejo de Allande), siendo el final en Campa Torres (Gijón)
  • Dificultad: Baja
  • Itinerario: San Martín de Beduledo (Allande), Montefurado (Allande), Villacondide (Coaña), Mohías (Coaña), Campos y Salave (Tapia de Casariego), Veranes (Gijón), Beloño (Gijón), Gijón (capital del concejo de Gijón).

Descripción de la ruta

Es conocido que en el momento en que el hombre piensa en cobijarse, en almacenar y proteger sus alimentos o en espaldonarse venerando a sus muertos, nace el diseño, la organización del espacio, la construcción, etc.

En Asturias la primera manifestación de arquitectura habitacional, documentada arqueológicamente, está ligada a la denominada cultura castreña.

Al finalizar las guerras cántabras entre satures y la Roma imperial en el año 19 a.C., el actual territorio de Asturias quedaría bajo el dominio invasor.

La romanización de estos combativos pueblos fue muy lenta y superficial, puesto que los intereses del Imperio estaban basados, casi exclusivamente, en la explotación de las importantísimas reservas de oro existentes en el occidente asturiano.

Este contacto con la cultura romana modifica la forma y distribución de los asentamientos castrenses.

La Ruta Romana y Castreña (en coche) se realiza en dos etapas partiendo de Oviedo:

DESDE OVIEDO HACIA EL OESTE.

Es la zona que presenta la mayor densidad de construcciones castreñas.

Los lugares elegidos por los prerromanos para su asentamiento son, predominantemente, las cuencas de los grandes ríos, Navia, Narcea, Eo, y enclaves de fácil protección.

Los castros suelen encontrarse, por ello, en hermosos parajes desde los que se domina una amplia panorámica del entorno.

Castro de San Chuis.

Partimos de Oviedo por la N-634 hasta el Alto de La Espina.

Nos dirigimos, a continuación, a Pola de Allande, sumergida en un profundo valle y desde donde proseguimos por la AS-15, hasta la desviación de Celón.

Enclavado en una bella colina cercana al pueblo de San Martín de Beduledo, el castro está rodeado por un sistema de fortificaciones de doble terraplén con foso y una muralla de hasta dos metros de ancho.

En su interior se ordenan varias construcciones circulares, típicas de estos asentamientos de los siglos I al II d.C.

Antiguas minas del Puerto del Palo.

Partiendo de Pola de Allande, por la AS-14, iniciamos una impresionante ascensión por el escarpado puerto.

En el pueblo de Montefurado, llamado así por las largas galerías que los romanos tallaron en sus entrañas, podemos visitar la Mina de Xuan Rata y el Túnel de Montefurado.

También podemos ver varias lagunas artificiales y una extensa red de canales que servían para trasladar el agua que se utilizaba, a presión, para el desmoronamiento de inmensos bloques de roca.

Castro de Coaña.

Desde Grandas de Salime se toma la AS-12, que corre paralela al río Navia, hasta la localidad de Coaña.

El poblado está dividido en dos partes: el barrio extramuros y el interior del recinto fuertemente amurallado.

Sus calles, pavimentadas con lajas de piedra, aún conservan un arcaico sistema de desagüe.

Numerosas viviendas circulares, cubiertas con techo vegetal, ocupaban la superficie del castro, que se mimetiza perfectamente con su entorno natural.

Próximo a Coaña, a 1 km, se encuentra una enorme estela discoidal, posiblemente asociada a este asentamiento.

Castro de Mohías.

Saliendo de Navia por la N-634 en dirección a La Coruña nos desviamos por la carretera local que lleva a Ortiguera, donde se localiza el pueblo de Mohías.

Se eleva este hermoso castro sobre una pequeña meseta protegida al sur por un foso tallado en la misma roca y al oeste por un tranquilo arroyo, siendo el acceso norte una pendiente ladera.

De esta manera, sus primitivos ocupantes se sentían seguros frente a los posibles ataques de sus enemigos.

En el interior de muchas viviendas se han encontrado hogares en buen estado de conservación, y abundante mobiliario.

Antiguas minas de Campos y Salave.

Por la N-634 hacia La Coruña, a 2 kilómetros de la localidad de Tapia de Casariego, encontramos este desgarrado paisaje lleno de viejas cicatrices dejadas por los romanos en su búsqueda de mineral.

El terreno presenta un rosario de lagunas con desagües al mar, canales para el lavado de tierras y colinas creadas al horadar el terreno.

DESDE OVIEDO HACIA EL NORTE

Será en el centro de Asturias, en los verdes valles costeros, donde la romanización adquiere un carácter más aculturizador, concentrándose en la villae romanas, como unidades de explotación agropecuaria, y originando, en algunos casos, auténticos núcleos urbanos.

Torrexón de Veranes.

Por la AS-18, desde Oviedo hacia Gijón y cercano a Cenero, se localiza este asentamiento tardorromano del siglo II d. C.

Está enclavado en la ladera de una colina de la que sobresale, entre los vetustos restos, una estructura rectangular con ábside circular.

Se trata de una basílica paleocristiana construida sobre viejas estructuras romanas, quizá la más antigua del norte de España.

Pero no acaba aquí su reutilización, pues en época medieval será usado como necrópolis, encontrándose gran cantidad de tumbas incrustadas en los restos romanos.

Murias de Beloño.

Continuando por la carretera de Cenero se accede a los restos de otra villa romana, muy cerca de la anterior.

Está enclavada en un altozano de similares características al de Veranes.

Resaltan, de entre sus desnudas ruinas, la zona destinada a las termas y un torreón de planta cuadrada.

Campo Valdés.

Gigia, la primitiva ciudad romana de Gijón, aún guarda bajo sus calles notables restos de este glorioso pasado.

En el Campo Valdés pueden observarse las estructuras de un asentamiento romano del siglo I d.C., en el que destacan las plásticas columnillas de un hipocausto.

Este enclave, limitado por el istmo que constituía el cerro de Santa Catalina, se protegía con una muralla de grandes sillares construida hacia el siglo III d. C., cuyo trazado está saliendo a la luz.

Castro de la Campa Torres.

Situado frente al mar sobre un impresionante acantilado, y frente al no menos espectacular paisaje de la costa central asturiana, llegamos a él por la carretera que conduce a Candás a través del barrio gijonés de La Calzada.

Fue éste un primitivo asentamiento indígena utilizado más tarde por los romanos.

El recinto estaba protegido, en su zona más vulnerable, por una muralla construida como lajas de cuarcita, roca muy abundante en la zona y empleada también para edificar las viviendas.

En las excavaciones realizadas se localizó un pozo de catorce escalones para recoger agua, así como hornos de fundición con crisoles.


Datos:


Dirección postal: Castro de San Chuis. 33890 Allande. Asturias (España)
Dirección digital: 8CMP8WW7+WH
Clasificado: Turismo activo › Rutas › Rutas de la prehistoria


Información relacionada

› Turismo en Allande

› No te pierdas

› Playas

› Rutas

› Turismo activo

› Naturaleza

› Patrimonio

› Gastronomía

› Sidrerías

› Restaurantes

› Fundación Princesa de Asturias

› Eventos

› Transportes

› Información práctica

› Sobre Asturias