El Camino de Santiago por el concejo de Tineo


Tineo › Comarca Vaqueira › Occidente › Montaña › Asturias › España


  


Oficina turismo  Ruta GPS  Sube tus fotos  


Ruta Jacobea y Alta Edad Media

El Condado de Tinegio es, durante la Alta Edad Media, algo así como una provincia regida por un elevado funcionario político temporal, a modo de gobernador, que depende del rey de León y cuyo conde, en su nombre, administraba justicia, cobraba tributos y reclutaba fuerzas armadas. Los condes de Tineo figuraban entre los más poderosos del reino.

De las tierras de Tineo era el suegro del Cid, padre de Doña Jimena, el Conde de Oviedo, Diego Rodríguez (Casariego, J. E., «El Cid jurista en Asturias, los parientes asturianos del Cid». Ed. IDEA, Oviedo, 1984, página 10).

Cuando la Ruta Jacobea parte de Oviedo, se dirige al occidente asturiano por Grado, Cornellana y Salas hasta llegar al alto de La Espina.

Aquí la ruta se bifurca, constituyéndose dos caminos paralelos pero muy diferentes: son las rulas de verano e invierno. La ruta de verano, utilizado cuando la buena climatología permitía el paso de las elevadas cotas y los largos valles, atraviesa de este a oeste el concejo de Tineo.

Alfonso IX dio carta de fuero de población a Tineo y dispuso en el año 1222 que el camino de peregrinación que iba de San Salvador de Oviedo a Santiago, en adelante, pasase por la población de Tineo y por Obona, sin que nadie se atraviese a desviar a los peregrinos de este recorrido.

Itinerario por el concejo

Penetra el Camino en el concejo por el pueblo de La Pereda, situado a una altura de 675 metros, en el cual existió un hospital de peregrinos. Discurre luego por El Pedregal. Se conserva aún hoy, y en la margen izquierda de la actual carretera, un hermoso y sencillo crucero que indica a los peregrinos el camino a seguir.

De este pueblo se dirigiría el caminar de los peregrinos al de Santa Eulalia de Tineo. Saliendo de Santa Eulalia y pasando por Zarracín, ascendería la escasa distancia que lleva al campo y a la ermita de San Roque.

En dicho campo de San Roque, sito a un kilómetro de la villa de Tineo, a 720 m sobre el mar, destaca la capilla dedicada al santo que le da nombre, y que según la tradición fundó el propio santo, aunque es más probable que la levantasen peregrinos franceses en su caminar a Compostela. Su fecha fundacional se cree de finales del siglo XII. Remozada y construida en varias ocasiones, conserva, no obstante, restos de su construcción románica, con bóvedas de medio cañón y cuatro contrafuertes que le dan aspecto de gran robustez. La puerta, con sillares conformando un medio punto perfecto, y dentro de una sobriedad de gran estilo rústico, concordante con la totalidad de las capillas rurales del concejo.

El campo que circunda esta capilla acoge durante los veranos a los vecinos de Tineo como zona de descanso, y en la noche del 16 de agosto se llena de romeros en la fiesta de San Roque (declarada de Interés Turístico), una de las romerías más típicas e importantes del Norte de España.

El caminar de los peregrinos continúa por el aún hoy llamado Camino Francés, que recorre el kilómetro que separa la capilla de la antigua comunidad de franciscanos de San Francisco del Monte, hoy iglesia parroquial de San Pedro de Tineo.

Es ésta una sólida construcción de finales del siglo XII. La iglesia es de una sola nave. Es de especial relieve la arcada románica que da acceso al interior, con tres columnas a cada lado, más gruesas las exteriores, y tres arcos algo apuntados al centro. Los capiteles se adornan con plantas estilizadas y animales caprichosos, los arcos con ajedrezados y cabezas de clavos.

Tiene un bello retablo en el altar mayor y recientemente se ha creado un museo, el Museo Parroquial, que recoge una buena muestra de la imaginería y objetos religiosos, de indudable valor artístico.

Salían los peregrinos de Tineo y dirigiéndose a la población de Piedrafita, a 4 km, comenzaban la ascensión hacia la alta cota de Piedratecha, a más de 800 metros sobre el nivel del mar, para llegar a Obona, habiendo ya observado durante el trayecto el emplazamiento del monasterio benedictino de Santa María la Real, lugar de paso obligado a todo caminante a Santiago (recordemos que la ruta de verano tenía la obligación de pasar por Tineo y Obona). Aparte de este privilegio real, tuvo Obona gran importancia tanto como lugar de estudio como de hospedería y meditación (además, es notorio en diplomática por su falsa escritura fundacional atribuida al rey Silo).

En estos últimos tiempos ha sufrido una importante restauración, que hace más atractiva su visita.

Saliendo de Obona y continuando por el Camino Real, dirigían los pasos hacia Villaluz, siguiendo por Vega de Rey, Berrugoso, Campiello y El Fresno, conocido por la ermita dedicada a la Magdalena, y llegando al alto de El Espín, donde la carretera bifurca el Camino de Santiago, yendo, por un lado, a Bárcena, donde observamos el monasterio de San Miguel de Bárcena, fundado en el año 973 por los condes Don Vela y Doña Totilde, bisabuelos del conde don Piniolo Jiménez. De este monasterio se conserva la iglesia. De Bárcena se vuelve a la ruta inicial y se llega a Borres, localidad en la cual existió un hospital de peregrinos. Una vez dejado Borres y a corta distancia, se encuentra Samblismo (668 m de altitud), La Mortera —en la cual destaca el palacio de los Maldonado—, Colinas y Porciles, éste en el alto del mismo nombre y último núcleo habitado del concejo de Tineo por esta ruta.

Fuente: Concejo de Tineo (Asturias), guía editada por el Ayuntamiento de Tineo.


Datos:


Dirección postal: Tineo. 33870 Tineo. Asturias (España)
Dirección digital: 8CMP8WW7+WH
Clasificado: Turismo activo › Rutas › El Camino de Santiago


Información relacionada

› Turismo en Tineo

› No te pierdas

› Playas

› Rutas

› Turismo activo

› Naturaleza

› Patrimonio

› Gastronomía

› Sidrerías

› Restaurantes

› Fundación Princesa de Asturias

› Eventos

› Transportes

› Información práctica

› Sobre Asturias