El Camino de Santiago por la costa asturiana


Bustio › Colombres › Ribadedeva › Comarca del Oriente de Asturias › Oriente › Costa › Asturias › España


  


Oficina turismo  Ruta GPS  Sube tus fotos  


Esta ruta está calificada como «Camino de Santiago»

  • Acceso: Se inicia el recorrido en Bustio (concejo de Ribadedeva), siendo el final en Abres (concejo de Vegadeo)
  • Distancia: 249 km
  • Dificultad: Baja
  • Itinerario: Concejos/municipios: Ribadedeva, Llanes, Ribadesella, Caravia, Colunga, Villaviciosa, Gijón, Carreño, Avilés, Castrillón, Soto del Barco, Muros del Nalón, Cudillero, Valdés, Navia, Coaña, El Franco, Castropol, Vegadeo.

Descripción de la ruta

La Ruta de la Costa va engarzando playas de finas arenas, amplios estuarios y ríos, pequeños arroyos de aguas transparentes y evocadores nombres, sierras litorales desde las que se goza de espléndidas vistas panorámicas y la práctica totalidad de las villas marineras de Asturias, donde la historia y el arte se aúnan con el folclore y la variada gastronomía.

BUSTIO-VIDIAGO. 13,6 km

Bustio es la primera localidad asturiana que enmarca el discurrir del Camino de Santiago a través del litoral regional.

Desde su caserío continuamos por la llamada Cuesta del Canto, camino de fuerte pendiente que salva el desnivel existente entre Bustio y Colombres, capital del concejo de Ribadedeva.

Atravesamos esta villa en dirección SO para tomar un tramo asfaltado del Camino que bordea la margen derecha de una pequeña vaguada y desemboca en el lugar de El Bao.

Proseguimos hasta enlazar con la N-634, que ha superpuesto su trazado al del antiguo Camino desde aquí hasta La Franca en donde se separa, siendo en este lugar la carretera local de Los Candanos (AS-346) la que aprovecha la vieja vía hasta unos 200 metros al ONO del río Ahíjo, en donde nuestro camino sigue en línea recta hasta el puente del Campo.

A partir de aquí se inicia la andadura por el estribo del puente, que salva buena parte del desnivel del valle, para continuar en cómoda subida hasta las proximidades de Santiuste.

A continuación el camino inicia un ligero descenso que se ve interrumpido por la N-634, carretera que hay que seguir por espacio de unos 150 m hasta encontrar una pequeña pista, a la izquierda, que nos lleva a la Casa del Pintor.

A unos 30 m al oeste se recupera el trazado antiguo flanqueado por muros, al pie de la sierra Plana de la Borbolla durante algo más de 1 km, casi paralelo a la N-634 con la que entronca, solapándose las dos vías hasta las cercanías del palacio de Buelna.

Desde Buelna y hasta Pendueles se sigue la LLN-3 hasta el barrio de La Venta y hacia la iglesia parroquial de San Acisclo de Pendueles.

Se continúa por delante de la iglesia hacia Las Cocheras, en la unión de la LLN-3 y la N-634.

Se sigue esta última hasta la pista que se dirige a la Pica de Jabunte, donde se vuelve a retomar la N-634 hasta llegar a Vidiago.

VIDIAGO-BARRO. 16,2 km

Entre Vidiago y Puertas el Camino serpentea por el disperso y lineal poblamiento que une ambas localidades.

Su trazado paralelo a la vía del tren y a la N-634 discurre entre 50-100 m al sur de ésta última, adentrándose en un hermoso paisaje boscoso hasta llegar a la carretera de La Borbolla (AS-343).

El río Purón sólo puede salvarse por el puente actual, utilizando la carretera nacional hasta La Venta del Pomar.

Continuamos por la carretera nacional hasta el cruce con la carretera de Andrín, girando a la derecha para tomar el Camino que prosigue con un marcado ascenso hasta la ermita del Cristo del Camino.

Tras el alto desciende hacia La Portilla continuando en línea recta hasta la villa de Llanes por la AS-263.

Una vez atravesada la villa seguimos la AS-263 hacia Poo, y una vez superado, así como el arroyo de Vallina, avanzamos unos 800 m para encontrar, a la derecha, un camino hacia el monasterio de San Salvador de Celorio.

El camino continúa bordeando la playa de la Palombina para enlazar con la pista que une esta playa con el camping, y siguiendo por la LLN-11 hasta Barro y el río Niembro.

BARRO-TORIELLO. 15,8 km

Tras cruzar el puente, desde la capilla del Santín se emboca la Cuesta de Niembro.

Al término de la cuesta se cruza la carretera LLN-1 para continuar paralelos a ella hasta El Valle, donde tomaremos a la derecha el llamado Camino del Mar, que nos lleva al monasterio de San Antolín de Bedón, tras pasar Amelladero.

Seguimos por la N-634 hasta encontrar la desviación a Naves, cuyo núcleo atravesamos para seguir por la Argumera hasta Villahormes, población que ve pasar el Camino por su extremo sur sin tocar apenas el caserío.

Unos 500 m al oeste del arroyo Llagañas, tomamos la pista que se abre a su izquierda y proseguimos por el pie de monte del Llano de Hontoria y la rasa litoral, llevándonos el camino hasta La Venta.

Muy próximas se encuentran las casas de Castañeda.

El siguiente hito es el puente Huergo sobre el río San Cecilio, que nuestro Camino atraviesa coincidiendo con la carretera de Cardoso a Rales.

Continuamos de frente por el pie de monte del Llano de Nueva, pasando por delante de la torre de San Xurde, integrada en el palacio del conde del conde de la Vega del Sella, cuyo cierre sur limita con el Camino, para llegar al centro de Nueva, donde existió un hospital de peregrinos.

Salimos de Nueva por la AS-263, cruzamos la moderna nacional por un paso bajo nivel y giramos a la izquierda, hacia el oeste, por espacio de 2 km.

Tomamos aquí la carretera a Llanes, que se abre a la derecha, y la seguimos durante 500 m hasta Las Cruces, desviándonos hacia la izquierda hasta el puente del Aguamía.

El vetusto puente pone fin al itinerario jacobeo por tierras llaniscas, a la vez que materializa la frontera entre los concejos de Llanes y Ribadesella.

El camino asciende hasta La Cereceda en Cuerres.

Una vez pasada la vía del tren, la carretera sigue hasta Toriello y unos 650 m más allá volvemos a cruzar las vías.

TORIELLO-MORÍS. 16,2 km

El camino atraviesa casi en línea recta los parajes de Sobares, Argunadieyo, y el caserío de La Espina.

Es recomendable seguir por la carretera AS-263 hasta El Portiello, donde unas escalinatas indican la entrada en la villa de Ribadesella.

Aquí cruzamos el puente y bordeamos la margen izquierda de la ría hasta el arenal de Santa Marina.

Desde allí, bordeamos el arroyo San Pedro hasta Llama y Abeo.

En esta localidad debemos de continuar por El Calerón.

El Calerón se inicia a 50 m al oeste de los depósitos de agua de Abeo y rodeando el sur del montículo donde se asienta esta población se encamina con rumbo NO hacia el caserío de Vega.

Ya en la playa de La Vega se cruzaba el arroyo del Acebo por un puente actualmente derruido, hoy el paso se hace por otro de reciente construcción.

Se inicia aquí una paulatina subida de unos 1.400 m por la ladera de El Cueto, que nos conduce a Berbes.

Una vez en Berbes, el camino serpentea hasta el km 10 de la N-632, uno de los tramos más impresionantes, abierto en la roca caliza, que conserva restos de empedrado.

Seguimos por la carretera y pasamos el puente sobre el arroyo de La Reguta, donde tomamos una pista a la derecha.

La entrada en el concejo de Caravia se hace por la ladera de La Campona o alto del Figal, ascendiendo una corta pero fuerte pendiente que corona en el Collado de La Campona, cayendo desde aquí, con un trazo más suave, al arenal de Morís.

MORÍS-LA LLERA. 15 km

Al llegar a la playa de La Espasa continuamos por detrás de la venta allí edificada al Barrigón, zona residencial, para salir a la N-634, a la altura del cruce que lleva a Gobiendes.

Más allá, el Camino va en busca del arroyo de Bueño que salva sobre un pequeño puente, asciende a la población homónima y, convertido en pista, prosigue subiendo a Covián.

Desde allí, avanza hacia Colunga con una trayectoria muy similar a la de la N-634 con la que converge a su llegada a la capital del concejo.

Atraviesa esta población por la calle Grande Covián y desciende hacia el río Libardón.

Nos adentramos en la carretera de Infiesto y al llegar a la bifurcación, tomamos el ramal de la derecha.

Proseguimos por la vega del río Llovones o de Sales, pasando por La Calzada, El Terrerón, ería de San Vicente y Venta Peón, donde el camino, tras cruzar el río por el puente de La Llorea abandona el valle.

Solapado con la carretera remonta La Biesca, toca el caserío de Conlledo y forma La Cruz de Beldredo, a continuación desciende a Pernús, pasando por delante de la iglesia parroquial de San Pedro, seguidamente por el vallecito del arroyo Estaquero o Rozaes arriba a La Vega.

Hasta La Llera se sigue la carretera.

Poco antes de llegar tomaremos un camino a la derecha de la carretera, el primero que encontraremos, hasta llegar al collado de La Cabañona.

LA LLERA-LA CRUZ. 19,2 km

Desde este collado el Camino desciende hasta Priesca.

A poco de pasar su magnífica iglesia prerrománica, a nuestra derecha, se inicia el Caminón que nos conducirá hasta el caserío de La Vega.

Atravesada la población, el Camino continúa por la margen derecha del río Sebrayo y siguiendo su fondo de valle se dirige al lugar de mismo nombre.

Ya convertido en carretera, el Camino se dirige a Villaverde, pero unos 500 m antes de llegar, a la izquierda, busca altura y se encamina hacia las caserías de Fresno, norte de La Cuesta y El Sello; desciende al arroyo Miyares, donde se encuentra la llamada Fuente de los Peregrinos, y pasa a escasa distancia del caserío de La Estrada.

Tras atravesar la parroquia de Santa Eulalia de Carda, se une a la N-632 y entra en Villaviciosa por Les Caleyes y la calle de la Magdalena.

El Camino discurre pegado al río Valdediós, por el parque de la Alameda, llegando así a las primeras casas de Amandi, dominadas por su magnífica iglesia románica.

En este punto enlaza con la carretera de Villaviciosa a Infiesto, de la que se separa en La Regatina, hacia la derecha para cruzar el río Valdediós por el puente de San Juan.

Sigue hacia La Parra, donde enlaza con la AS-113 (Villaviciosa-La Secada), tomando a continuación a la derecha la VV-10 (a Rozadas) hasta el lugar de Casquita, donde la capilla de San Blas señala la bifurcación de los caminos reales a Gijón y a Oviedo.

Si el peregrino opta por encaminar sus pasos a la villa de Gijón, en Casquita continuará por la margen izquierda del río Valdediós, cruzándolo y siguiendo hasta El Mayorazgo.

Posteriormente se sube a Las Vallinas, avanzamos hasta la carretera de Rozadas y tomaremos la que lleva a Peón hasta el collado de La Cruz, donde se origina un fuerte declive del valle de Peón que el Camino alivia, en cierto modo, serpenteando por la ladera.

LA CRUZ-GIJÓN. 15,5 km

Es aconsejable seguir la carretera hasta Casamori, continuando por La Venta y cruzando el río España por el puente del Llantao.

Atravesamos Santiago de Peón y tomamos el camino que se inicia a la derecha que, con áspera pendiente, nos llevará al collado del Curbiello.

A nuestros pies se extiende una magnífica panorámica de la marina y del concejo de Gijón.

Tras 850 m de descenso, el Camino baja por La Olla hasta la parroquia de San Salvador de Deva y, de allí, al Mirador.

Atravesamos la AS-331, saliendo a la N-632 en las cercanías del camping de Deva.

Pasa por Santa Eulalia de Cabueñes, Las Cruces, entre la Residencia Sanitaria y la Universidad Laboral, sigue por Fuejo, Villamanín, San Julián de Somió, desde donde enlaza con la carretera de La Guía a la que sigue hasta El Puentín sobre el río Piles.

El Camino Real entraba a Gijón por la actual calle Carretera de la Costa, llegando a la Puerta de Begoña.

Salía camino de Avilés por El Natahoyo, Cuatro Caminos y La Calzada.

Es indudable que los peregrinos, una vez en la villa de Gijón, se dirigirían al casco antiguo y muchos de ellos buscarían asilo en el hospital de los Remedios, situado en Cimadevilla.

GIJÓN-LA BARCA. 16 km

Finalizado el núcleo urbano continúa el Camino por la AS-19, de Gijón a Avilés, hasta Puente Seco, donde separándose de esta carretera se dirige a La Peñona; después cruzaba el río Aboño por el Puente del Cieu, hoy desaparecido al igual que el camino por la factoría Aceralia (Veriña).

Por ello, seguiremos desde Puente Seco por la carretera y tomaremos el ramal de Poago, en el segundo cruce a la izquierda.

Pasada la azucarera de Veriña, llegaremos a un cruce con la vía del tren, ascendemos por la carretera y tomaremos un ramal a la derecha que atraviesa el caserío de Poago.

Desde aquí continúa la subida hacia el Monte Areo y entramos en el concejo de Carreño.

Pasamos el caserío de Ramos y bajamos a Santa Eulalia dejando a la derecha la iglesia parroquial hasta llegar a La Maquila donde abandonamos la carretera y tomamos una pista a la izquierda.

El Camino sigue por Torre, pasa a unos 200 m de la fuente de Los Cuatro Curas, desciende entre La Binada y la ería de San Juan a Tamón.

Junto a la iglesia de San Juan de Tamón el Camino se transforma ya en carretera (a Tabaza).

En Tabaza se une a la N-632, carretera que seguiremos hasta llegar a Avilés.

LA BARCA-VENTANIELLA. 16 km

Nada parece quedar del antiguo Camino en el concejo de Avilés, debido a las construcciones modernas: instalaciones industriales, poblados periféricos y vías de comunicación.

Es probable que fuese muy similar al trazado de la carretera N-632.

Pasado el río Tabaza y la cola de la ría de Avilés, entraría por la Avenida de Gijón, finalizando en la antigua carretera a Oviedo.

Dentro del casco urbano de Avilés, el peregrino se acercaría al barrio antiguo, el viejo barrio de Sabugo.

La salida más probable hacia occidente por la costa sería por el camino carretero de Muros y Luarca por San Cristóbal de Entreviñas.

Pasamos por el túnel de la circunvalación de Avilés y Piedras Blancas.

Aquí tenemos que tomar la Avenida de Gijón y al final de ésta, el camino traza una amplia circunvalación hacia el norte hasta el lugar de Villar.

Seguimos por la sierra y una vez pasada La Lloba y el río de La Ferrería, llegamos al lugar de Ventaniella, en Santiago del Monte.

VENTANIELLA-EL RIBETE. 14,6 km

El camino vuelve a ser asfaltado y zigzaguea entre el caserío hasta ser cortado por la carretera que va a Piedras Blancas por Naveces.

Superada la aldea del Cueplo, el Camino continúa ascendiendo.

Dejando atrás la salida hacia el sur con destino a Caseras, comienza un suave descenso.

Al final, la ruta se divide en dos brazos.

Tomaremos el de la izquierda que tras unos 500 metros vuelve a unirse al otro ramal.

En el entronque nos encontramos con tres ramales, hemos de optar por el de la derecha que nos llevará al castillo de San Martín, donde tomaremos la carretera hasta el río Nalón.

En la actualidad la inexistencia de barca para cruzar el Nalón obliga a una cierta modificación del itinerario.

Desde el embarcadero de El Castillo hemos de volver sobre nuestros pasos y al llegar a la carretera de San Juan de la Arena giraremos hacia la derecha, en dirección a Soto del Barco, donde nos incorporaremos a la N-632 sorteando el río mediante su puente.

Ya en la orilla izquierda estamos en el concejo de Muros.

Desde aquí, el Camino inicia un ascenso que culmina en Era.

Seguiremos la carretera nacional hasta Muros del Nalón.

El Camino entra en la plaza donde está la iglesia parroquial, pasa por el palacio de Valdecarzana, es cortado por la vía del tren a escasa distancia de la estación, pero pasaremos por el puente de la carretera sobre la vía y giraremos a la derecha pasando entre un grupo de viviendas y abandonando el concejo de Muros por un pequeño puente sobre el arroyo Santa Olaya.

Tras una corta incursión en el concejo de Pravia, llegamos a la margen izquierda del arroyo Aguilar, donde se inicia el tramo perteneciente a Cudillero.

El Camino pasa bordeando el caserío de La Vana hasta la carreterilla que une éste con El Pito, a la que sigue unos 700 m uniéndose al cabo de éstos con la CU-2 (El Pito-Cudillero) y abandonándola poco después.

El Camino baja por La Vallina a la veguilla del arroyo San Roque, continúa por la estación de FEVE y asciende suavemente hasta Balandres.

Se cruza la carretera nacional y atravesamos los lugares de El Manto, arroyo de Santa Ana, las Hortonas y Las Dueñas, llegando al sur de Rellayo, donde se inclina en fuerte pendiente para buscar a través de La Magdalena la vega del río Uncín.

Cruzamos el río y nos encaminamos por prolongada cuesta hacia El Ribete.

EL RIBETE-PICO PARADIELLA. 14,2 km

Seguimos hasta el caserío de La Cebedal.

Continuamos por la ladera sur del Pico Mayor a lo largo de la localidad de Mumayor, de aquí subimos a Campo Cima y volvemos a bajar hacia el río Sequeiro, siguiendo en paralelo su curso hasta cruzarlo por el actual puente de Soto de Luiña.

El camino pasa entre la iglesia de Santa María y el hospital, por el barrio antiguo de Soto, nos lleva hasta la casas de Porto y emboca la Cuesta de la Torre.

Todo este tramo lo hacemos por la carretera nacional.

Remontada la Cuesta de la Torre el Camino pasa por la antigua tejera y las Chavolas donde se inicia el Camino Real de la sierra de Las Palancas, conocido como el camino de los vaqueiros.

Por la Cuesta de la Ventana llegamos al monte del mismo nombre, y posteriormente al paraje conocido como La Sierra, donde el Camino fue destruido por un cortafuegos teniendo que avanzar por él hasta las proximidades del Llano de la Paja, donde el Camino hace de límite entre los concejos de Cudillero y Valdés por espacio de unos 1500 m.

En la ladera norte del Pico Paradiella abandonamos definitivamente el concejo de Cudillero.

PICO PARADIELLA-LUARCA. 19 km

A partir de aquí comienza el descenso que se irá haciendo más fuerte a medida que avanzamos hacia el collado de Rodiella.

Llegamos al Pico de Estadas Nuevas, continuando la bajada, ya más suave, hasta San Pelayo de Tehona, atravesando la zona más norteña de su caserío.

Prosigue el camino por el collado que separa las cuencas de los arroyos de San Pelayo y Posadas hasta enlazar de nuevo con el Camino Real de la Costa.

El Camino, entre la carretera y la vía del tren, pasa por Cueto, La Cruz y el sur de San Cristóbal, aproximándose a las casas de La Venta, al este de Querúas.

En el alto donde se encuentra la iglesia de San Miguel de Canero emprendemos el descenso al valle del Esva.

Seguimos la N-634 hasta el hostal del Forcón.

Es recomendable tomar el camino de Cueva y tras recorrer su caserío enlazar nuevamente con la nacional hacia El Barreiro para, una vez sobrepasadas las últimas casas, volver al Camino.

De ahí nos dirigimos a la Casa del Monte y seguiremos por la N-634 hasta la desviación a Barcia, donde un complicado nudo de caminos hace muy difícil distinguir el originario, que se dirige a El Cruceiro, atraviesa el núcleo de población por el oeste de la iglesia de San Sebastián, bordea el Campo del Hospital para salir por el barrio de La Cruz hacia el Fondón de la Magdalena, desde donde una nueva subida nos lleva por Mingón a Barcellina.

Aquí entroncamos con la carretera del Faro (LU-1) a la que seguiremos por Villar y Torrealtina, donde girando a la izquierda por la calle de La Carril llegamos al barrio de la Puerta de la Villa para internarnos en Luarca tras pasar por el arco Bayón, perteneciente al palacio del marqués de Ferrera.

LUARCA-LA COLORADA. 16 km

Franqueando el río negro la salida de la villa de Luarca se hace por la calle La Peña, que lleva al barrio de El Chano.

Sobre la plataforma que domina Luarca; luego por la rasa continúa hacia El Otero, para bajar hasta el pequeño arroyo de La Olla, inmediato a la antigua iglesia de Santiago de Arriba.

Se encamina a Taborcías, sigue por la Caleya sin interrupción hasta Villuir, donde la carreterilla por la que veníamos es cortada por la N-634; pasada ésta, tenemos una pista durante 500 metros, que abandonaremos por el camino que se abre a la derecha.

Prosigue nuestra vía por el sur de Las Pontigas, Casa Manteca, norte de Fervencia.

A partir de este punto seguimos por el pie de monte del Pico Quemado atravesando los lugares de Cabornas, La Pedrera, La Casona, Rellón y los Remedios, aquí la carretera llega a su fin, y dejando a la derecha la ermita del mismo nombre y el grupo de casas que conforman este núcleo se alza el collado de Saguniento, después bordea la vaguada del río Mayor.

Una vez cruzada la carretera de Boronas, el camino sube a Las Hervedosas, bajando hasta la malatería de San Lázaro, al otro lado del río, ya en el Concejo de Navia.

Es recomendable seguir por la nacional hasta las casas de Bao y Barayo dirigiéndose desde aquí, tras un corto ascenso, a Villainclán.

De Villainclán, el camino desciende hacia Santiago de Villapedre, seguimos la carretera hasta La Peña y bajamos hacia el río Frejulfe, siendo preciso vadearlo.

Tras este obstáculo el camino asciende hacia San Salvador de Piñera.

Atravesamos las vías de FEVE por un paso elevado y continuamos hasta Villaoril por la carretera nacional, y de allí el Camino nos llevará a La Venta y La Colorada.

LA COLORADA-RÍO PORCÍA. 15,2 km

En La Colorada nos dirigimos al cementerio sin abandonar la pista por la que entraremos a Navia, por el barrio de La Caleya.

La ría de Navia suponía un obstáculo para el viajero que forzosamente tenía que pasar en barca.

El caserío de Barqueiros apoya con su nombre este hecho.

En la actualidad cruzamos por el puente sobre el Navia y tomamos la carretera a Folgueras, la segunda entrada a la derecha.

Unos 450 metros después llegamos a esta localidad y a una bifurcación que nos llevará hasta Jarrio.

Se sale de Jarrio por El Caleyón, en dirección a Esteler, donde retomamos la N-634 hasta Cartavio.

Descendemos al arroyo de Jonte y, bordeándolo, llegamos a un paso que nos permite el avance hasta el cauce del arroyo de Miudes, fin del recorrido por Coaña.

A lo largo de El Franco el camino discurre sin dificultad por los llanos, tan sólo interrumpido por pequeños arroyos que salva sin dificultad.

Desde el arroyo de Miudes nuestra ruta sigue en línea recta, paralela a la N-634, hasta La Caridad.

De La Caridad bajamos hasta el arroyo Salgueiro, cruzándolo por un sencillo puente rumbo a los Carballotes y a los Pradoes.

Por una pista paralela a la carretera llegamos a Valdepares donde tomaremos la antigua carretera a El Franco en dirección a la capilla de Los Remedios.

Una vez cruzado el río Porcía (por la N-634), entraremos en el concejo de Tapia de Casariego.

RÍO PORCÍA-PINAL. 11,6 km

El Camino se recupera al pie de la Venta del Porcía, donde una portilla indica su paso.

Una vez pasamos la carretera de la Roda, el camino toma forma de pista asfaltada hasta el barrio de Celleiro.

En la Cruz de la Caleya, a la altura de las antiguas escuelas, un ramal se dirige a Tapia pasando por el lateral norte de la iglesia de San Salvador de Salave, mientras que el brazo principal se encamina hacia El Picón, atravesando la N-634.

A partir del barranco de La Rebollada, la vía discurre por un paraje conocido como El Banzado hasta la carretera de Mántaras y 500 m después cruzaremos el arroyo Orjales.

A unos 75 m al norte del punto donde confluye la AS-31 de Figueras a La Roda con la carreterilla procedente de Brul, retomamos el Camino cruzando el caserío de Barrionuevo.

Seguimos la AS-31 por los lugares de Tol, sur de La Fonte y norte de Tombín, donde dejaremos esta carretera para tomar la CP-1, de El Esquilo a Campos.

A unos 300 m al oeste del arroyo de Péligos, tomamos un ramal a la izquierda, atravesando el caserío de Péligos hasta llegar por La Caleya a la carreterilla que une Campoabierto con Las Campas.

A partir de aquí se inicia el descenso al Molín del Monte, donde cruzaremos el arroyo Fornelo y continuaremos en un prolongado ascenso por Paderne, Valado y Rego, llegando a la base del alto de San Marcos.

El Camino bordea el Alto de San Marcos con trazado paralelo al FEVE, del que se separa unos 150-200 m al este; los lugares de Pinal, Areneira y Sabugo enmarcan nuestro trazado a cierta distancia.

PINAL-SANTIAGO DE ABRES. 14,7 km

Desde Pinal una ancha franja de pradería nos lleva al arroyo de Meiroy.

Desde aquí una carretera nos lleva hasta La Venta y Lantoira.

De Lantoira a Vilavedelle iremos por una pista próxima al FEVE.

Otra pista sigue hasta El Oterón.

Proseguimos faldeando hacia Vilar, La Cruz de Vilar; descendemos al valle del río Seares por una pronunciada pendiente llamada el Caleyón dos Lobos, acondicionada para el tráfico moderno.

Pasado el arroyo de Seares, el Camino, asfaltado nuevamente, avanza por la ladera del Pico Cabaleiro cruzando los lugares de Casía y Presa.

Cruzada la línea imaginaria que separa los concejos de Castropol y Vegadeo, seguimos por la falda del monte Pruida a la altura del caserío de Mareo, hasta llegar al barrio de La Galea.

El puente de La Galea nos pone en contacto con el centro de Vegadeo.

En el barrio de Ferreira ascendemos hasta el barrio de La Cruz.

El topónimo La Cruz se refiere a un cruce de caminos, siendo uno de ellos el Camino Real de Bustelo y otro el que va a Louteiro, donde existe una capilla de ánimas y una ermita dedicada a Nuestra Señora de los Remedios.

Tomamos el Camino Real para llegar a Santiago de Abres, la última población asturiana que ve pasar al peregrino en su tránsito hacia la tumba del apóstol por la Ruta de la Costa; desde ella el caminante se internaría en Lugo.

En la actualidad la ría del Eo es franqueada por el puente de Todos los Santos.

En temporada estival existe una lancha que desde Castropol cruza con cierta frecuencia la ría.

DESVÍO DE LA RUTA DE LA COSTA HACIA OVIEDO DESDE VILLAVICIOSA.

CAMOCA-AVENO. 16,5 km

El peregrino al llegar a Villaviciosa, tenía la oportunidad de proseguir bien hacia Gijón, bien hacia Oviedo.

Si tomamos esta última opción debemos retomar el camino en el lugar de Casquita.

La capilla de San Blas marca el vértice de la bifurcación de los caminos reales a Oviedo y Gijón, debiendo de tomar nosotros el de la izquierda.

Cruzamos de nuevo el río Valdediós y ascendemos por Camoca de Abajo y Camoca de Arriba; seguimos de frente hacia La Riego y Castiello.

Seguimos por la Brimera y la Venta y conectamos con la AS-113 que dejamos poco después a la derecha para entrar en San Pedro de Ambás.

A continuación pasa por Lloses, Arbazal y el alto de La Campa.

Pasamos por Figares, y en Pedrosa enlazamos con la SR-1 (de San Román a Vega), por la que seguimos hacia Carcabada, La Vega, La Venta, Barbecho, Narzana, La Torre, Las Escuelas sur de Aramanti y El Romero.

Se adentra el Camino en el concejo de Siero por la carretera AS-331 (Pola de Siero-El Infanzón).

Avanzamos por El Castro, sur de Aveno, sur del Caserío de Careses, Rebollar, Caserío Capitana, La Venta, Vega de Poja, San Martino y El Rayo, donde no alejamos del río Seco y nos encaminamos por El Rebollar hacia Pola de Siero.

AVENO-GRANDA. 14 km

Subimos hacia La Carrera y descendemos hacia el cruce de El Berrón, desde donde seguimos la N-634.

Atravesamos el barrio de Buenavista y la autopista por un paso elevado.

Iremos hacia Carvajal, atravesando la AS-17.

Seguimos por Fonciello, Meres; el camino el colegio, sube a la colina ocupada por el palacio, vuelve a ser cortado por la SI-6 (de Tiñana), luego por el tendido férreo, atraviesa El Campo y llega a San Pedro de Granda.

GRANDA-OVIEDO. 6,2 km

Pasando Granda nos internamos en el polígono industrial de Colloto.

Pasamos entre la iglesia y el cementerio de Granda y tomamos la N-634 junto a la nave de La Tila hasta el puente de Colloto.

Tomamos un camino paralelo a la N-634 que ya no abandonaremos hasta llegar al núcleo urbano de Oviedo.

Pasado Colloto seguimos hacia Cerdeño, la Tenderina baja y alta, la calle Azcárraga, la calle San Vicente, la Corrada del Obispo, el Tránsito de Santa Bárbara hasta llegar al templo de San Salvador.

Cumplimentada esta etapa, el peregrino continuaba su andadura a la tumba del apóstol en Compostela que realizaría probablemente por la ruta del interior.


Datos:


Dirección postal: Bustio. 33590 Ribadedeva. Asturias (España)
Dirección digital: 8CMP8WW7+WH
Clasificado: Turismo activo › Rutas › El Camino de Santiago


Información relacionada

› Turismo en Ribadedeva

› No te pierdas

› Playas

› Rutas

› Turismo activo

› Naturaleza

› Patrimonio

› Gastronomía

› Sidrerías

› Restaurantes

› Fundación Princesa de Asturias

› Eventos

› Transportes

› Información práctica

› Sobre Asturias