Monumento Natural Los Meandros del Nora


Priañes › Nora › Oviedo › Comarca de Oviedo › Centro › Montaña › Asturias › España


  

Teléfono de emergencias: 112


Fotos  Oficina turismo  Ruta GPS  Sube tus fotos


Nota:

Al llegar Priañes en la carretra general hay un letrero de madera que dice «Meandros» seguirlo pero caminando no meter el coche porque luego hay que salir marcha atrás, no hay donde dar la vuelta. Caminado son unos 75 metros.

Desde el mirador en primavera y verano se ve menos y a finales del otoño e invierno se ve más.

Monumento Natural Los Meandros del Nora

  • Estado legal: Declarado por Decreto 16/2003
  • Superficie: 0.7255 km2
  • Localización: Tramo final de la cuenca del río Nora, desde el pueblo de San Pedro de Nora y hasta su desembocadura en el río Nalón, en el embalse de Priañes. Entre los concejos de Oviedo y Las Regueras
  • Accesos: A través de la Carretera Autonómica AS-233, que atraviesa el pueblo de San Pedro de Nora
  • Vegetación representativa: Sauce blanco, cañaverales anfibios, bosques jóvenes con arce y fresno y encinas
  • Fauna representativa: Aves invernantes. Rana verde (Rana perezi)
  • Otros valores: Yacimientos arqueológicos. Iglesia prerrománica San Pedro del Nora
  • Otras figuras de protección: Declarado Lugar de Importancia Comunitaria de los Meandros del Nora

El Monumento Natural de los Meandros del Nora se enmarca en el tramo final de la cuenca del río Nora que, desde el pueblo de San Pedro de Nora y hasta su desembocadura en el río Nalón, en el embalse de Priañes, forma meandros encajados y da lugar a un singular paisaje, marcando el límite entre el concejo de Oviedo y el de Las Regueras.

Sin duda los meandros encajados que el río Nora forma a su paso por el pueblo de San Pedro de Nora y hasta su unión con el Nalón en el embalse de Priañes, constituyen una formación hidrogeológica de notable singularidad y rareza.

El entorno se inserta geológicamente en la Región de Pliegues y Mantos de la Zona Cantábrica del Macizo Asturiano. Las rocas que afloran son mayoritariamente de edad Paleozoica, salvo una pequeña representación Mesozoica (Cretácico) y Cenozoica (depósitos cuaternarios relacionados con el curso fluvial).

Litológicamente predominan los materiales calcáreos (devónicos y carboníferos), y los materiales silicoclásticos (areniscas devónicas). Estos afloramientos aparecen como bandas, de mayor o menor anchura, siguiendo generalmente una dirección Sursuroeste - Nornoreste.

Meandros del río nora: Desde el punto de vista de la cubierta vegetal, aun cuando en su mayor parte se encuentra dominada por formaciones de porte herbáceo y arbustivo que no revisten un especial interés, en la ribera del río Nora se conservan unos elementos de notable valor ambiental como son varias manchas de sauce blanco que, dada su extensión y grado de conservación, constituyen un magnífico ejemplo de este tipo de formaciones.

Del mismo modo destaca el encinar desarrollado a orillas del embalse de Priañes sobre escarpes calcáreos, no tanto por su extensión como por estar compuesta por una especie catalogada como de interés especial por el Catálogo Regional de Especies Amenazadas. Existen otras formaciones indicadoras del grado de naturalidad que preserva esta ribera, como los cañaverales anfibios o los bosques jóvenes de arce y fresno. Este tipo de formaciones de mayor calidad ambiental persiste en aquellas zonas en las que, dadas su proximidad al cauce fluvial o su inaccesibilidad no han sufrido una intensa influencia antrópica, como en el caso de los escarpes calcáreos.

Aunque la mayor parte de su superficie se encuentra dominada por formaciones herbáceas y arbustivas sin un especial interés, en la ribera del río Nora se conservan elementos de notable valor ambiental como son las formaciones de sauce blanco (Salix alba) que, dada su extensión y grado de conservación, constituyen un magnífico ejemplo de este tipo de bosques, muy escasos en el ámbito regional.

Por otra parte, la extensión de los límites del espacio más allá del estricto cauce fluvial permite la incorporación de pequeños encinares y bosquetes de laurel, elementos de alto valor en el conjunto de Asturias y, especialmente, en el área central de la Región, donde prácticamente han desaparecido.

Este tipo de formaciones de mayor calidad ambiental persiste en aquellas zonas que, dada su proximidad al cauce fluvial o su inaccesibilidad no han sufrido una intensa influencia antrópica, como en el caso de los escarpes calcáreos.

En cuanto a su riqueza faunística la zona destaca por ser un refugio para numerosas aves invernantes debido a la existencia del embalse de Priañes y de la proximidad del Furacón, así como por dar cobijo a una importante población de rana común (Rana perezi), catalogada como especie vulnerable en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas.

En el bosque de ribera se pueden encontrar especies de aves como la oropéndola (Oriolus oriolus) que necesita árboles altos y grandes, se encuentra actualmente como reproductora en la zona, pudiendo considerarse en algún tramo como abundante. Hay dos especies del CREA que se suelen ver por el área que abarca el monumento, el alimoche común (Neophron percnopterus) y el halcón peregrino (Falco peregrinus), aunque no se ha podido confirmar la reproducción de ninguna de las dos especies en esta área. Otra especie que merece la pena descartar debido a su rareza en Asturias es la grajilla (Corvus monedula), que se ha observado en varias ocasiones en las cercanías de Priañes, alguna de ellas durante la época reproductora. Las áreas con mayor presencia de cortados rocosos están asociadas al encajamiento del río Nora.

La contaminación que aun persiste en el río Nora puede influir en que todavía no se observe una abundancia de aves acuáticas comparable a la de zonas cercanas. La anátida más abundante en la zona es el ánade azulón (Anas platyrhynchos), con las mayores concentraciones en el espacio de Priañes. Otras especies comunes en este monumento son la garza real (Ardea cinerea) que se puede observar durante todo el año, aunque no se reproduce en la zona y la gallineta común (Gallinula chloropus). También en las cercanías de se observa cada vez con más frecuencia al milano negro (Milvus migrans), que aunque no es una especie acuática, en Asturias suele estar asociada a embalses.

En cuanto a los peces, los principales problemas que presenta este espacio son la contaminación y la ocupación por especies exóticas. Los peces autóctonos son los típicos de los ríos asturianos. Actualmente el río Nora está más limpio que en el pasado. Gran parte de sus vertidos han sido eliminados, pudiendo albergar una riqueza piscícola que antes era impensable. La Anguila (Anguilla anguilla) se puede encontrar hasta la presa de Priañes, aunque por encima de este embalse es mucho más rara. El Piscardo (Phoxinus phoxinus) ya fue observado cuando aun no estaba completado el saneamiento de este río, si bien en muy pequeñas cantidades, actualmente debe de ser la especie más abundante.

Otros Valores

En las inmediaciones de los Meandros del Nora se localizan diez yacimientos arqueológicos. En el área perteneciente a Las Regueras se encuentran catalogados nueve de los mismos incluyendo:

  • Cinco cuevas: Cueva del Sofoxo, cueva de La Ancenia, cueva de La Andina, cueva del Gitano y cueva de Las Mestas. Que albergan restos paleolíticos y megalíticos.
  • Especial atención requiere la cueva de Las Mestas, por ser la única con arte rupestre conocida en Las Regueras.
  • Una iglesia prerrománica: Iglesia de San Pedro de Nora.
  • Tres yacimientos de restos líticos del Paleolítico: Material lítico de Rañeces, estación superficial de San Pedro de Nora y hacha de Tahoces.

Del mismo modo en el inventario arqueológico del concejo de Oviedo queda recogido, en la zona afectada por el Monumento, el yacimiento del Picu'l Castro.

Por Decreto 16/2003, de 13 de marzo, el Gobierno del Principado ha declarado Monumento Natural los meandros del Nora, un singular paisaje que marca el límite entre los municipios o concejos de Oviedo y Las Regueras.

El entorno de estos meandros, enmarcados en la cuenca del río Narcea, pese a encontrarse en la Cuenca Central, zona intensamente urbanizada, aún mantiene una estructura poblacional eminentemente rural, en la que la persistencia de los usos tradicionales del suelo ha permitido la conservación de elementos representativos de la gea, la flora y la fauna ribereña de la región, constituyendo una formación hidrogeológica de notable singularidad y rareza, que cuenta con escasa representación en la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos.

Entre los valores naturales del Monumento se encuentran varias manchas de sauce blanco («Salix alba») que, dada su extensión y grado de conservación, constituyen un magnífico ejemplo de este tipo de formaciones. Del mismo modo destaca el bosquete de encinas («Quercus ilex»), especie catalogada como de interés especial por el Catálogo Regional de Especies Amenazadas, desarrollado sobre escarpes calcáreos a orillas del embalse de Priañes. Existen otras formaciones indicadoras del grado de naturalidad que preserva esta ribera, como los cañaverales y los bosques jóvenes de arce («Acer pseudoplatanus») y fresno («Fraxinus excelsior»). En cuanto a su riqueza faunística, la zona destaca por ser un refugio para numerosas aves invernantes debido a la existencia del embalse de Priañes y de la proximidad del Furacón, así como por dar cobijo a una importante población de rana común («Rana perezi»), catalogada como especie vulnerable en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Fauna Vertebrada del Principado de Asturias. En este espacio destaca también la presencia de la nutria («Lutra lutra») y el halcón peregrino («Falco Peregrinus»), ambas incluidas en dicho Catálogo Regional, en la categoría de interés especial.

Preámbulo

La protección de espacios y elementos naturales de elevado valor es una de las acciones políticas en materia de conservación de la naturaleza de mayor tradición y eficacia y se configura como un instrumento fundamental en el desarrollo de las modernas tendencias conservacionistas, que priman la conservación de los hábitats en su conjunto, como medio para la protección de las especies y los procesos naturales.

La Ley del Principado de Asturias 5/91, de 5 de abril, de Protección de los Espacios Naturales, establece un régimen especial para la protección de los espacios naturales en cuatro categorías: Parques, Reservas Naturales, Monumentos Naturales y Paisajes Protegidos. Los Monumentos Naturales son espacios o elementos de la naturaleza constituidos básicamente por formaciones de notoria singularidad, rareza o belleza, que merecen, por esa misma razón, ser receptores de una protección especial. La misma Ley dispone, en su artículo 23, que la declaración de los Monumentos Naturales se hará por Decreto de Consejo de Gobierno y, en su artículo 30, que la ordenación y las normas protectoras y de gestión quedarán establecidas en el propio Decreto de declaración de dichos espacios protegidos.

Entre los elementos que pueden adoptar la figura de Monumentos Naturales según establece el artículo 19 de la citada Ley se encuentran aquellos enclaves de alto interés cuyo ámbito territorial es una pequeña superficie de notoria singularidad, o los que cuenten con formaciones geológicas relevantes o formaciones vegetales de interés especial.

El Monumento Natural de los Meandros del Nora se encuentra en el tramo final del río Nora, donde se forman meandros encajados dando lugar a un singular paisaje que marca el límite entre el concejo de Oviedo y el de Las Regueras.

Los valores naturales y paisajísticos del Monumento Natural y su interés turístico hacen que sea necesaria la adopción de normas de protección, que prevengan los efectos negativos de los factores lesivos que pudieran causar la pérdida de los valores y elementos que determinan el interés de conservación de este espacio.

El Decreto 38/94, de 19 de mayo, por el que se aprueba el PORNA, establece que la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos es susceptible de ampliación mediante la declaración de nuevos Monumentos Naturales.

Por todo ello se considera que los Meandros del Nora cuentan con las condiciones necesarias para su inclusión en la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos bajo la figura de Monumento Natural.

La gestión del Monumento Natural debe centrarse en la preservación de estos elementos hidrogeológicos singulares.

Ambito geográfico

El Monumento Natural de los Meandros del Nora se encuentra en el tramo final del río Nora, desde el viaducto de la Autovía A-63 Oviedo-La Espina (excluido éste) hasta su desembocadura en el río Nalón, en el embalse de Priañes, y forma meandros encajados marcando el límite entre el concejo de Oviedo y el de Las Regueras.

Finalidad

La finalidad de esta declaración será la conservación de este singular elemento hidrogeológico.

Administración y gestión

La administración y gestión de este Monumento Natural corresponderá a la Consejería competente en materia de espacios naturales protegidos, que velará por la conservación de este espacio y su entorno y establecerá las medidas de control y vigilancia para prevenir la degradación del Monumento.

Usos no autorizables

Con carácter general, quedan prohibidas en el ámbito del Monumento las actividades, obras, actuaciones o procesos que resulten lesivos y, por tanto, incompatibles con la preservación del Monumento, y en especial:

1. Cualquier actuación que suponga la destrucción del hábitat de especies incluidas en los catálogos regionales de especies amenazadas de la flora y fauna y en el catálogo nacional.

2. La construcción de inmuebles o instalaciones o el asentamiento de infraestructuras permanentes.

3. El tránsito de vehículos motorizados carentes de autorización expedida por la Consejería competente en materia de espacios naturales protegidos, a excepción de los vehículos agrícolas y ganaderos pertenecientes a los propietarios o arrendatarios de las fincas situadas en el lugar y de los organismos con atribuciones de salvamento, vigilancia o protección civil.

4. La alteración de las condiciones del estado del espacio natural protegido mediante la ocupación, corta, arranque, quema u otras acciones deletéreas o dañosas para la flora, la fauna o la gea, entre las que figuran la extracción de materiales, y exceptuadas las labores tradicionales agrícolas y ganaderas.

5. La realización de vertidos, el derrame de residuos o la utilización de productos que alteren las condiciones de habitabilidad, funcionalidad o características estéticas del espacio natural protegido.

6. La modificación de las presas de Priañes y el Furacón siempre que modifique la cota máxima de los embalses y ésta afecte al Monumento Natural.

7. La instalación de nuevos tendidos aéreos, infraestructuras de comunicación, instalaciones de telecomunicación y las destinadas a generación de energía eólica.

8. La instalación de carteles publicitarios.

9. La instalación de escombreras y otros acúmulos de materiales.

10. La introducción de especies alóctonas tanto de flora como de fauna.

11. La práctica de actividades recreativas que supongan riesgos para la conservación del propio Monumento Natural.

Usos autorizables

1. Las actividades, obras o actuaciones que pudieran incidir en la conservación del Monumento estarán sometidas a autorización expresa de la Consejería competente en materia de espacios naturales protegidos, que, en su caso, podrá requerir al interesado la entrega de un estudio, realizado por profesional competente, en el que se determinen las posibles afecciones que la actuación pueda originar sobre el Monumento y, si procediera, las medidas correctoras que puedan plantearse para los distintos tipos de actuaciones, sin perjuicio de las demás autorizaciones que, por razón de materia, pudieran competer a otros órganos de la Administración.

2. La Consejería competente en materia de espacios naturales protegidos podrá autorizar, siempre y cuando no supongan un efecto dañino sobre los valores que determinan la declaración como espacio natural protegido, las siguientes actuaciones:

a) La realización de labores de investigación científica, seguimiento del estado de conservación y de los procesos biológicos.

b) La instalación de placas y carteles de carácter informativo y divulgativo. La señalización se realizará, si tuviese lugar, con un diseño y características que estén integrados con el paisaje del entorno.

c) Las obras de limpieza, restauración, acondicionamiento o protección del Monumento.

d) Las obras de mejora o acondicionamiento de los itinerarios de acceso, siempre y cuando se integren adecuadamente en el entorno natural circundante.

Divulgación y seguimiento

La Consejería competente en materia de espacios naturales protegidos se encargará de difundir los valores naturales del Monumento Natural y el interés de su conservación, a través de los programas de educación ambiental. Asimismo, periódicamente se realizará un informe sobre el estado de conservación del Monumento y la observancia de lo dispuesto en el presente Decreto.

Lugar de Importancia Comunitaria (LIC)

Tal como publicó el Diario Oficial de la Unión Europea en febrero de 2005, los meandros del Nora fueron declarados lugar de importancia comunitaria (LIC) por la Comisión de la Comunidad Europea. Este conjunto hidrogeológico, situado entre el pueblo ovetense de Priañes y el concejo o municipio vecino de Las Regueras, pasaba así a formar parte del mapa biogeográfico de la región atlántica, que abarca todos los territorios de Irlanda, los Países Bajos, el Reino Unido y algunas partes de Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Portugal y España.

La declaración de lugar de importancia comunitaria tiene como objetivo principal preservar lugares que albergan distintas especies o hábitats naturales prioritarios, y que, por tanto, son de interés ecológico. Tal designación favorece, pues, la conservación de los hábitats elegidos, así como de su flora y fauna.

Fuente: Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) nº 75 - 31 de marzo de 2003


Datos:


Dirección postal: Lugar Priañes. 33119 Oviedo. Asturias (España)
Clasificado: Espacios Naturales › Espacios Naturales Protegidos › Monumentos naturales


Información relacionada

› Turismo en Oviedo

› No te pierdas

› Playas

› Rutas

› Turismo activo

› Naturaleza

› Patrimonio

› Gastronomía

› Sidrerías

› Restaurantes

› Fundación Princesa de Asturias

› Eventos

› Transportes

› Información práctica

› Sobre Asturias