Parque Nacional de los Picos de Europa en Cabrales


Carreña › Cabrales › Comarca del Oriente de Asturias › Oriente › Montaña › Asturias › España


  

Teléfono/s: 985 846 484985 845 021


Fotos  Oficina turismo  Ruta GPS  Sube tus fotos


Los límites del Parque Nacional de los Picos de Europa, tal y como aparecen en el Pan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Nacional de los Picos de Europa (P.O.R.N.P.E.) del 8 de abril de 1994 y en el proyecto de ley de declaración del Parque Nacional de los Picos de Europa, discurren desde la confluencia del Urdón-Deva por el espolón que cierra por el Este la cuenca del primero, se toma la dirección Oeste, siguiendo el límite provincial entre Cantabria y Asturias hasta Obesón, atravesando la Horcadura del Canto. Se continúa hacia el Oeste por la divisoria de aguas al norte del río Duje, y pasando por Peña Crimienda, se desciende al Cares en Puente Poncebos.

Siempre en dirección Oeste, siguiendo la línea de aguas vertientes del Cares se asciende a Cabezo Llorosos, pasando por la Raxuca y el Cuetón para enlazar con los límites del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga hasta el río Dobra.

De éste, inmediatamente aguas arriba de la olla de San Vicente, se asciende en dirección Suroeste a las cuestas de la sierra de Amieva, incluyendo, por lo tanto, la cuenca fluvial del Dobra y pasando por las cumbres de Bescasa, Timarra, Collado de Angón y Valdepino hasta el límite provincial, siguiendo el criterio de incluir todas las aguas vertientes del Dobra.

Esto representa una superficie total de unos 247 kilómetros cuadrados, que afecta a los concejos de Amieva, Cangas de Onís, Onís y Cabrales.

El Parque Nacional de los Picos de Europa ha cogido el testigo del de la Montaña de Covadonga, el más antiguo de España, situado en la parte surororiental del Principado, sobre el macizo occidental de los Picos de Europa (macizo del Cornión). La labor senatorial al respecto del político y escritor asturiano Pedro Pidal y Bernaldo de Quirós, marqués de Villaviciosa de Asturias (1870-1941), recompensada con la aprobación de un proyecto de Ley sobre Parques Nacionales, fue decisiva para su creación por Ley de 22 de julio de 1918, promulgada, en tiempos del rey Alfonso XIII, con motivo de la conmemoración del XII centenario de la batalla de Covadonga. A la postre sería semilla del actual Parque Nacional de los Picos de Europa. Estos, emplazados en los límites de las comunidades autónomas de Asturias y Cantabria y la provincia de León, forman una unidad geomorfológica, ambiental y ecológica a proteger. Los Picos se extienden por los municipios asturianos de Amieva, Cangas de Onís, Onís, Cabrales y Peñamellera Baja, los leoneses de Oseja de Sajambre y Posada de Valdeón, más los cántabros de Tresviso, Cillórigo de Liébana y Camaleño. Quizá sean las montañas más espectaculares y singulares de la Península Ibérica. Se trata de una gran masa de roca caliza de 40 x 20 km, y de un espesor que supera los 2.600 m, y es eso precisamente lo que les hace diferentes de otras montañas, la acumulación de calizas carboníferas de gran grosor.

Geográficamente, pertenecen a la Cordillera Cantábrica, aunque están ligeramente desplazados al norte de ésta, y su historia geológica es más reciente. Se distinguen tres macizos: el Occidental o del Cornión, con la Peña Santa de Castilla como altitud máxima: 2.596 m; el Central o de los Urrieles, que es el más extenso y el que cuenta con mayores altitudes, con Torrecerredo como cota máxima: 2.648 m, y en el que se encuentran otras montañas importantes (Naranjo de Bulnes, Llambrión, Peña Vieja, etc.); y el Oriental o Andara, algo más reducido que los anteriores.

La naturaleza caliza de la roca, sensible a la acción del agua de lluvia con contenido en sustancias ácidas que la disuelven, ha hecho que los ríos hayan labrado con el tiempo profundos cañones, todos ellos atravesando o rodeando los Picos de Europa de sur a norte. A su vez, tanto en superficie como en el subsuelo, el agua ha modelado la roca caliza dibujando caprichosas formaciones como jous (hoyos), dolinas, lapiaces, sumideros, cuevas y un sinfín de accidentes geológicos, únicos y espectaculares. Aquí se encuentran algunas de las mayores cuevas en desarrollo vertical del mundo, fruto de la erosión del agua sobre las grietas de la roca. En los Picos de Europa hay más de 4.000 cavidades exploradas, muchas de ellas superiores a los 1.000 m de desnivel, y hasta ahora la tercera del mundo: La Torca del Cerro, con más de 1.500 m de diferencia de cota entre la entrada y la salida de la cueva.

Además de la acción cárstica, en los Picos de Europa ha habido otro modelado, el producido por la acción del hielo en las sucesivas glaciaciones, formando valles glaciares, lagos, lagunas y depósitos conocidos como morrenas. De la acción de los glaciares hoy tan sólo quedan las huellas sobre el terreno y algunos pequeños microglaciares con hielo fósil.

Dejando a un lado el aspecto geológico, lo que más llama la atención al visitante es el paisaje siempre verde de los valles y laderas que rodean a las montañas calizas. Su situación, a menos de 15 km de la costa cantábrica, hace que se encuentren influenciadas por vientos cargados de humedad que dejan su preciada carga en forma de lluvia y nieblas sobre su superficie. En consecuencia, el tipo de vegetación que predomina es de bosques y pastizales de tipo atlántico, es decir, vegetación exuberante, siempre verde, en contraste con la típicamente mediterránea del resto de la Península. La vegetación se distribuye con arreglo al gradiente altitudinal, tal y como se indica a continuación:

Piso colino: compuesto por bosques mixtos caducifolios, de tipo atlántico, fundamentalmente formado por árboles de hoja ancha (fresno, arce, castaño, roble, avellano, tilo, nogal, etc.), ocupando las partes bajas, de 0 a 50 m de altitud. Estas formaciones han sido sustituidas en muchos casos por prados de siega, sobre todo en las partes llanas más próximas a los pueblos.

Piso montano (inferior): con robledales de carballo, que se solapan con el piso anterior, pero que van siendo más pobres en número de especies a medida que se asciende en altitud. Desde los 500 a los 800 m.

Piso montano (superior): hayedos, con escasas especies asociadas (tejo, serbal, acebo, roble albar, etc.). Desde los 800 a los 1.600 m. Conforme se gana altura, el bosque se va haciendo más escaso y comienzan a aparecer los matorrales.

Piso subalpino: compuesto de matorrales de genista, retamas, brezos y otras plantas adaptadas a climas más rigurosos. Ocupan desde los 1.600 a los 2.100 m.

Piso alpino: es la etapa superior, en la alta montaña. Aquí desaparece la vegetación leñosa para dar paso a otra típicamente alpina, compuesta por plantas adaptadas a vivir en condiciones muy duras, con inviernos muy rigurosos y con largos periodos de innivación. En los Picos de Europa supera los 2.000 m.

A una variada vegetación le corresponde, a su vez, una gran variedad de especies de fauna. Entre las aves destacan las rapaces (águila real, buitre común, alimoche, halcón peregrino, águila perdicera, búho real, lechuza común, ratonero, etc.), una gran representación de córvidos (arrendajo, cuervo, chovas, urracas, etc.) y un sinfín de páridos (herrerillo, lavanderas, alcaudón, colirrojo, carbonero, alondra, etc.). Otras aves de interés son las de ambientes acuáticos, que se encuentran entre las que anidan a mayor altitud de toda la Península (focha común, ánade real, porrón común...). Para terminar, entre las aves se encuentra el mítico urogallo, una de las aves más escasas de la geografía española.

Entre los mamíferos cabe destacar por su importancia al rebeco, sin duda el animal más representativo de la fauna de alta montaña, que encuentra aquí su óptimo ecológico.

Además de las especies citadas anteriormente, el Parque Nacional es un espacio ocupado desde tiempos prehistóricos por el hombre, quien supo aprovechar desde el principio la calidad de los pastos estivales existentes en estas montañas, y que viene practicando desde muy antiguo una ganadería que ha venido a denominarse como trashumante de corto recorrido, trasladándose rebaños y pastores cada año desde los valles a las partes altas en busca de pastos de alta montaña muy apreciados por el ganado.

En torno a esta actividad ganadera ha habido un florecimiento de culturas y costumbres populares tan ricas y diferentes como lo son los pueblos que rodean el Parque Nacional, unos en la vertiente asturiana, otros en Cantabria y el resto en la vertiente leonesa. El principal fruto de la actividad ganadera es el queso, del que existen tantas variedades como municipios que aportan terrenos al Parque Nacional (al menos 10).

La llamada Casa Dago, en la villa de Cangas de Onís, es la sede asturiana del centro administrativo y de información del Parque Nacional, donde los visitantes tendrán la oportunidad de ampliar sus conocimientos sobre este espacio protegido.

En los Lagos de Covadonga se encuentra el centro de visitantes Pedro Pidal, inaugurado en junio de 1999. En este centro se muestran, a través de unas originales escenografías, los diferentes ambientes naturales que conforman los ecosistemas de este espacio protegido (cuevas, alta montaña, robledales, bosque mixto, ríos y hayedos). En otras salas, por medio de paneles, maquetas, interactivos y audiovisuales se complementa la información de los diferentes valores naturales y culturales del Parque Nacional. El centro abre sus puertas todos los días, de marzo a diciembre, desde las 10 hasta las 18 h.

AGUSTÍN SANTORI LÓPEZ

Jefe de Sección del Parque

Información complementaria

POBLACION Y ACTIVIDADES ECONOMICAS

Las densidades poblacionales están muy lejos de la media regional, oscilando sus valores entre los 8,5 habitantes por kilómetro cuadrado (concejo de Amieva) y los 30,5 habitantes por kilómetro cuadrado (concejo de Cangas de Onís).

Las actividades relacionadas con el campo, como ocurre en casi todos los municipios de montaña, ocupan la mayor parte de la población, pero no representan el principal activo económico.

Sólo en Onís es el sector primario el que aporta mayor porcentaje al PIB (50%).

En los demás concejos la influencia del turismo, desarrollado en torno al Parque de Covadonga y en general al conjunto de Picos de Europa, supone la expansión de otros sectores económicos, destacando el comercio, el transporte y la construcción.

Así, el sector servicios significa para algunos de los municipios casi el 50% de su PIB, mientras que en el concejo de Cabrales el industrial aporta el 55%.

Esta creciente actividad relacionada con el turismo marca también la evolución de la población.

A diferencia de otras zonas de montaña, donde el despoblamiento es generalizado, aquí el número de habitantes se mantiene estable, con mínimas oscilaciones, durante los últimos diez años. Unicamente Cangas de Onís sigue manifestando un descenso poblacional que, aun con todo, refleja esa tendencia a la estabilización.

PROBLEMATICA Y ESTADO DE CONSERVACION

El principal valor material de los Picos de Europa reside, fundamentalmente, en su componente geomorfológico, que configura un apuesto paisaje resaltado por la grandiosidad de las formas.

La problemática asociada a los Picos de Europa presenta varios aspectos desde el punto de vista de la protección y la conservación.

En primer lugar, se trata de un espacio con entidad propia, muy bien definido, que constituye una unidad territorial, pero administrativamente dividido en tres partes, pertenecientes a distintas comunidades autónomas. Esto implica dificultades a la hora de establecer un esquema de gestión aplicable a todo el macizo.

La creciente demanda de áreas «naturales» hacia los que canalizar actividades de ocio hace de este espacio uno de los principales centros de atención turística del Principado. El fenómeno turístico lleva aparejadas una serie de actividades con incidencia ambiental, como son las relativas a accesos, infraestructuras, etc. Por otra parte, la mejora de la calidad de vida de los habitantes de la zona, especialmente en los núcleos asentados en el interior, supone, como en el caso precedente, un conjunto de actividades susceptibles que afectan las condiciones actuales del medio.

DATOS TECNICOS

Nombre oficial: Parque Nacional de los Picos de Europa.

Soporte y fecha de creación: Ley 16/1995 de 20 de mayo, por la que se declara el Parque Nacional de los Picos de Europa (BOE de 31 de mayo de 1995).

Figura de protección: Parque Nacional.

Superficie: 64.660 Ha.

Comunidades Autónomas (3): Cantabria, Castilla y León, y Principado de Asturias.

Provincias (3): Asturias, Cantabria y León.

Municipios (10): Amieva, Cangas de Onís, Onís, Cabrales y Peñamellera Baja en Asturias; Tresviso, Cillórigo de Liébana y Camaleño en Cantabria; Oseja de Sajambre y Posada de Valdeón en León.

Poblaciones en su interior (20): Covadonga, Camarmeña, Tielve, Sotres, Bulnes, Tresviso, Fuente Dé, Oseja de Sajambre, Soto de Sajambre, Pío, Ribota, Vierdes, Posada de Valdeón, Caldevilla, Soto de Valdeón, Los Llanos, Prada, Santa Marina, Cordiñanes y Caín de Valdeón.

DIRECCIONES DE INTERES

Oficina Administrativa. Arquitecto Reguera, 13-1º - 33004 Oviedo (Asturias). Tfno. 985 24 14 12. Fax 985 25 53 76.

Oficina del Parque Nacional en Asturias. «Casa Dago», avenida de Covadonga, 43 - 33550 Cangas de Onís (Asturias). Tfno. 985 84 86 14. Fax 985 84 86 99.

Oficina del Parque Nacional en León. Carretera Cordiñanes, s/n - 24915 Posada de Valdeón (León). Tfno. 987 74 05 49. Fax 987 74 05 79.

Oficina del Parque Nacional en Cantabria. Carretera Potes-Fuente Dé, 39587 Camaleño (Cantabria). Tfno. 942 73 32 01.

Páginas webs en Internet: http://www.mma.es (Ministerio de Medio Ambiente); http://195.61.22.30:8088/ODMMA/PN/redpn/picos.htm (P.N. Picos de Europa).

CONSEJOS Y RECOMENDACIONES PARA RECORRER EL PARQUE

• Las señales le informarán para su bienestar y seguridad.

• El agua para mitigar la sed puede resultar muy escasa en el estío y el otoño.

• El frío puede sorprendernos en cualquier momento al igual que la lluvia.

• La niebla, cuando surge repentinamente «encainada», desorienta al pastor más experimentado.

• Las fuerzas se debilitan por la orografía y llevar un tentempié es siempre recomendable.

• Si se pierde, mejor buscar un abrigo próximo y esperar a que le rescaten.

• Si tiene intenciones de adentrarse solo en la peña, deje aviso, en los refugios, en el salpicadero de su coche, a su familia, del itinerario y tiempo previsto de la excursión.

RUTAS (CONCEJO DE CABRALES)

—Ruta del Cares.

—Poncebos - Bulnes - Barrio del Castillo - Poncebos.

—Sotres - Pandébano - Urriello.

—Urriello - Canal de Camburero - Bulnes - Poncebos.

—Arenas de Cabrales - Calzada Romana de Caoro - Tielve.

—Jito de Esacardi - Refugio del Casetón de Andara.

—Sotres - Peña Maín.

—Sotres - Invernales de Sotres - Lago de las Moñetas.

REFUGIOS (CABRALES)

Vega de Urriello. 96 plazas. Abierto todo el año con guarda. Accesos: Sotres, Pandébano, La Tenerosa, Urriello (4 h). Tfnos. 985 94 50 24 y 985 94 50 63. Servicios: duchas, aseos, cantina y comidas.

—Jou de los Cabrones. 24 plazas. Abierto de mayo a octubre con guarda, y todo el año la zona libre. Accesos: Poncebos, Bulnes, Amuesa, Jou de los Cabrones (5 h). Tfno. 985 36 69 32.

—La Terenosa. 30 plazas en literas. Abierto de mayo a octubre con guarda, y todo el año la zona libre. Accesos: Sotres, Pandébano, La Terenosa (1 h). Llaves en poder del pastor que habita una de las cabañas de la majada.

Reserva de la Biosfera

El Parque Nacional de los Picos de Europa tiene el título de Reserva de la Biosfera, concedido el 9 de julio de 2003 por la UNESCO a través del Consejo Internacional de Coordinación del Programa «Hombre y Biosfera». Es la más alta distinción que puede recibir un espacio protegido


Datos:


Dirección postal: Carreña. 33555 Cabrales. Asturias (España)
Dirección digital: 8CMP8WW7+WH
Clasificado: Espacios Naturales › Espacios Naturales Protegidos › Parques Nacionales


Información relacionada

› Turismo en Cabrales

› No te pierdas

› Playas

› Rutas

› Turismo activo

› Naturaleza

› Patrimonio

› Gastronomía

› Sidrerías

› Restaurantes

› Fundación Princesa de Asturias

› Eventos

› Transportes

› Información práctica

› Sobre Asturias