Real Instituto de Jovellanos


Gijón › Xixón › Comarca de Gijón › Centro › Costa › Asturias › España


  

Teléfono/s: 985 387 703985 388 087


Oficina turismo  Ruta GPS  Sube tus fotos


El Real Instituto de Jovellanos, integrado en la actualidad en la red de centros del Ministeriode Educación y Cultura en Asturias, es un moderno centro público de educación secundaria. Surge como primera idea en Gaspar Melchor de Jovellanos, para la creación de unos estudios de náutica y mineralogía, enseñando además matemáticas y física, con el nombre de Real Instituto Asturiano.

La historia del gran sueño de Jovellanos comienza en 1782 cuando el prócer gijonés propone a la Sociedad de Amigos del País de Asturias la creación de un estudio de las ciencias útiles en el Principado.

Diez años más tarde, el Ministerio de Marina comunica su intención de que se establezca en Asturias un Escuela de Matemáticas, Física, Química, Mineralogía y Náutica, concibiendo el embrión de lo que hoy conocemos como Instituto Jovellanos.

Si bien la orden establecía que el Instituto, una escuela de náutica con el agregado de física, se instalaría en Gijón, este decreto fue recurrido sin éxito, intentando desviar a la capital la construcción de dicho equipamiento.

El comienzo de la actividad docente será gracias a la donación de Francisco de Paula Jovellanos, quien altruistamente cederá la que más tarde será conocida como "Casa del Forno" y que será la sede oficial del Instituto de Náutica y Meteorología.

En 1797 Jovellanos será investido Doctor Honoris Causa en dicha sede, configurándose como una de las figuras públicas más representativas del siglo XVIII.

Pero la sede original donada por el hermano del prócer pronto sería trasladada a un nuevo edificio, que bajo el diseño de Juan de Villanueva configuraría la evolución del proyecto docente más importante de la villa de Gijón dotándolo además del consulado de comercio.

Mientras Jovellanos soñaba con la ampliación más ambiciosa del proyecto, la Inquisición la devolvía a la realidad, comenzando una persecución despiadada contra la biblioteca del Instituto bajo la acusación de albergar libros catalogados como prohibidos.

En 1803 la institución recibiría un duro golpe, siendo suprimido bajo Real Orden y reducido a Escuela de Náutica. Más tarde sería la invasión francesa la que cambiaría el alma de la escuela, que se convertiría momentáneamente en cuartel de las tropas invasoras. Y cuya construcción Jovellanos jamás vería terminar.

Tras la Guerra de la Independencia el Instituto seguiría siendo una Escuela de Náutica hasta que a mitad del XIX la revolución industrial pugna por la implantación de nuevas materias, desde los idiomas hasta la geometría, física, química o dibujo.

Pero el legado jovellanista como tal no llegará hasta que Andrés de Capua Lanza, Alcalde de la Ciudad y Diputado en las Cortes, promueve la creación de la "Escuela Especial de Náutica y Aplicación al Comercio de la Industria" que debería llevar el nombre de Instituto Jovellanos y que comenzará a impartir Enseñanza Secundaria tal y como lo conocemos en la actualidad.

El Real Instituto, bajo Orden de 24 de febrero de 1877, convirtió su huerta en Escuela Botánica, sirviendo además de parque para el disfrute de todos los gijoneses. La torre del Instituto, que servía como lugar de castigo de los alumnos, contaba con un reloj adquirido bajo suscripción popular que servía como modelo para la regulación de los otros cronógrafos de la villa.

En 1892, tras un breve paso por la fábrica de chocolate la Primitiva Indiana, comienzan las obras de ampliación del Instituto y la creación de una Escuela Elemental de Comercio, reuniendo bajo un mismo techo las disciplinas del comercio, la navegación, la industria y las humanidades.

En 1908, y por iniciativa del ministro de Instrucción Pública, Rodríguez Sampedro, la institución se incorpora al Estado elevando su estatus de Escuela Elemental a Escuela Superior de Comercio. Dos años más tarde se pondría la primera piedra de dicha Escuela en lo que había sido la huerta del instituto original y que será inaugurada en 1915.

Mientras el legado jovellanista tomaba forma en nuestra ciudad, la enseñanza náutica era derogada por decreto, y la sede del Instituto trasladada al antiguo colegio de los Jesuitas, donde permanecerá hasta que los desperfectos de la Revolución de Octubre de 1934 obliguen a retornar a su antigua sede.

Las precarias condiciones del traslado hacen que la necesidad de levantar una nueva ubicación para el Instituto sea imperante, proyectándose una nueva ubicación en el llamado "Campo de Jovellanos", cuya construcción será parada por el estallido de la Guerra Civil.

El Instituto continuará en su sede de la calle Jovellanos hasta que en 1963 será inaugurada la nueva ubicación que hoy perdura.

Es la historia del Real Instituto de Jovellanos una crónica que narra la evolución de una institución académica pionera y ejemplar para el desarrollo docente de Gijón y sin la cual la aportación de la ciudad a la memoria no habría tenido comparación.

El 22 de diciembre de 2011, el Ayuntamiento de Gijón pleno, por unanimidad, acordó concederle la Medalla de Oro de la Villa al Real Instituto Jovellanos. Colectividad que conforma el sueño jovellanista de creación de una entidad docente cuya historia es una crónica fiel a las memorias de la villa de Jovino y cuyo sello en la educación y formación de muchos gijoneses fue, es y será un ejemplo en la historia de los centros educativos de nuestra ciudad desde hace más de 2 siglos.


Datos:


Dirección postal: Avenida de la Constitución. 33208 Gijón. Asturias (España)
Dirección digital: 8CMP8WW7+WH
Clasificado: Información práctica › Ocio › Centros culturales


Información relacionada

› Turismo en Gijón

› No te pierdas

› Playas

› Rutas

› Turismo activo

› Naturaleza

› Patrimonio

› Gastronomía

› Sidrerías

› Restaurantes

› Fundación Princesa de Asturias

› Eventos

› Transportes

› Información práctica

› Sobre Asturias