Comunidad vecinal de Sobrescobio, Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2009


Rioseco › Oviñana › Sobrescobio › Comarca del Valle del Nalón › Centro › Montaña › Asturias › España


  

Teléfono/s: 985 258 755


Fotos  Contactar  Ruta GPS  


El Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias está destinado al «pueblo, aldea, núcleo de población o grupo humano del Principado de Asturias que haya destacado de modo notable en la defensa y conservación de su entorno natural o ecológico, de su patrimonio histórico, cultural o artístico, o en la realización de obras comunales u otras manifestaciones de solidaridad extraordinaria». Este galardón se convocó por primera vez en 1990, al cumplirse el décimo aniversario de la Fundación Príncipe de Asturias, y tiene una naturaleza y carácter totalmente diferentes a los de los Premios Príncipe de Asturias.

La convocatoria anual de este Premio ha constituido un gran éxito de participación en toda la región, sin duda estimulado porque es el propio Príncipe de Asturias quien cada año se desplaza a la localidad premiada para conocerla, pasar unas horas con sus gentes y hacerles entrega de los veinticinco mil euros con que está dotado económicamente este Premio.

En esta edición concurrían las 26 candidaturas siguientes:

  1. Asociación «Amigos de Cudillero»
  2. Coballes (Caso)
  3. Los Vaqueiros de Alzada
  4. Bustiello de Ayones (Valdés)
  5. Lugones (Siero)
  6. Parroquia de Ciaño y valle del Samuño (Langreo)
  7. Colectivo Vecinal del Pueblo de Carabanzo (Lena)
  8. Parroquia de Pelúgano (Aller)
  9. Pueblo de Bueño (Ribera de Arriba)
  10. Parroquia de San Cucao de Llanera
  11. Comunidad Vecinal de Cudillero
  12. Ortiguera (Coaña)
  13. Valdesoto (Siero)
  14. Pueblo de Balmori (Llanes)
  15. Comunidad Vecinal de Sobrescobio
  16. Carcedo (Valdés)
  17. La Balesquida (Oviedo)
  18. Sama de Grado
  19. Parroquia de Viodo-Cabo Peñas (Gozón)
  20. Comunidad Vecinal de San Tirso de Abres
  21. Campañones (Corvera de Asturias)
  22. San Salvador de Valledor (Allande)
  23. Lloreo/Loredo (Mieres)
  24. Villa de Llanes y sus Bandos
  25. Parroquia de Cabueñes (GIjón)
  26. Valle de la Peña Mediudía (Laviana)

El Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias está dotado con veinticinco mil euros (aportando la mitad el Principado de Asturias) y es habitual que sea entregado personalmente por S.A.R. el Príncipe de Asturias, coincidiendo con su visita a la región para hacer entrega de los Premios Príncipe de Asturias.

ACTA DEL JURADO

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2009, integrado por D. Jesús Arango [profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Oviedo], D. Evaristo Arce [escritor y periodista], D.ª Consuelo Busto [gerente de Sidra Mayador], D.ª Isabel Campuzano [miembro del Instituto para la Calidad Turística Española en Asturias], D. Efrén Cires [presidente de Carbonar;], D. Fernando Delgado [fundador de «Los Quijotes de Asturias»], D.ª María Ángeles Fernández [presidenta de la Federación de Mujeres Empresarias y Directoras Asturianas;], D. Luis Felipe Fernández [profesor del IES de Vegadeo], D. Nicanor Fernández [director de la Fundación Hidrocantábrico], D. José María Fernández del Viso [ex concejal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo], D. Ignacio García-Arango [ingeniero jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Asturias], D. José Félix García Gaona [director general de Biodiversidad y Paisaje], D. Manuel García Linares [pintor], D. Andrés Giraldo [director financiero del Grupo Duro Felguera], D. Roberto Hartasánchez [presidente del FAPAS, Fondo para la Protección de los Animales Salvajes], D. Juan de Lillo [periodista y escritor], D.ª Elisa Llaneza [directora regional de Turismo del Principado de Asturias], D. José Luis Marrón Jaquete [economista], D. José Luis Montes Suárez [director general de Administración Local], D. Hugo Alfonso Morán Fernández [diputado por Asturias en el Congreso], D. José Luis Pérez de Castro [abogado y periodista], D. Ignacio Quintana [abogado], D.ª Rosa Roces [miembro del Patronato de la Fundación «Marino Gutiérrez Suárez»], D.ª Trinidad Rodríguez [catedrática], D.ª Carmen Ruiz-Tilve [cronista oficial de Oviedo], D. Javier Santos [directivo del Colegio Oficial de Químicos de Asturias], D. Miguel Trevín [presidente de la Asociación de Turismo Sostenible Reserva de la Biosfera Oscos-Eo], D. Víctor M. Vázquez Fernández [biólogo], D. José Luis Vega Álvarez [director general de Patrimonio Cultural], D.ª Covadonga Vigil Álvarez [directora de la Escuela Universitaria de Turismo de Asturias], D. Carlos Zapico [director de la Fundación Oso de Asturias], presidido por D. Francisco Rodríguez [presidente de Reny Picot] y actuando de secretario D. Adolfo Barthe Aza [médico dermatólogo], acuerda conceder el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2009 a la Comunidad Vecinal de Sobrescobio.

Por su empeño y sus logros en conciliar el desarrollo rural con la conservación del patrimonio cultural y natural del entorno, sus iniciativas para mejorar las condiciones de vida y su arraigado sentimiento de orgullo de identidad, todo ello en el contexto de un poderoso movimiento asociativo.

Oviedo, 15 de septiembre de 2009

INFORMACIÓN SOBRE SOBRESCOBIO

La comunidad vecinal de Sobrescobio [concejo o municipio de 68,85 kilométros cuadrados, enclavado en la montaña central de Asturias dentro del Parque Natural de Redes —declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco—, que tiene como capital a Rioseco, lugar que dista 45 km de Oviedo, capital de la comunidad autónoma del Principado de Asturias] compuesta por cerca de 900 habitantes repartidos en ocho núcleos de población, trabaja desde hace años en la conservación de los valores naturales, históricos, artísticos, etnográficos y culturales de la zona. A lo largo de los últimos años ha puesto en marcha iniciativas destinadas a la realización de obras comunales y actividades que fortalecen el desarrollo social y solidario de los vecinos.

En su empeño por conservar el entorno natural de la zona y sus valores medioambientales, los habitantes de Sobrescobio han sabido adaptarse a los nuevos proyectos económicos que surgieron con el nacimiento del Parque Natural de Redes en 1996. Las pequeñas explotaciones agrícolas y ganaderas han evolucionado hacia otras más profesionales y la cabaña autóctona, fundamentalmente de raza asturiana de la montaña o casina, tiene en la actualidad un censo de más de 1.100 cabezas.

Al amparo de la declaración del Parque Natural se ha desarrollado también una importante actividad turística que ha generado empleos y el incremento de los negocios relacionados con la hostelería y el llamado turismo verde. La Casa del Agua de Rioseco (capital del concejo) y el Observatorio de Aves son dos de las principales atracciones turísticas. La primera es uno de los Centros de Recepción e Interpretación del Parque Natural de Redes y recibe anualmente una media de 20.000 visitantes. El Observatorio de Aves permite, especialmente en invierno, contemplar varias especies de aves acuáticas en libertad en las cercanías del río Alba. El concejo de Sobrescobio está integrado en la Red de Reservas de la Biosfera desde el año 2001 y es considerado Lugar de Importancia Comunitaria desde 1997 y Zona de Especial Protección para las Aves (2003). Dentro de los atractivos turísticos de la zona, cabe destacar algunas de las rutas que se pueden realizar, como la de La Calzada Romana o la Ruta del Alba, declarada Monumento Natural en 2001.

La defensa y conservación del patrimonio cultural, histórico, artístico y etnográfico ha dado lugar a la recuperación de las construcciones de arquitectura tradicional en todo el concejo. Lavaderos públicos, molinos y potros para herrar el ganado han sido reconstruidos, gracias, en mucho casos, al trabajo comunal de los vecinos con las sextaferias. Además, se conservan galerías y corredores en las casas y hórreos y paneras, elevando el número de estas últimas construcciones hasta el centenar. Los caminos se han acondicionado, pero mantienen los valores estéticos que permiten su integración en el entorno. Siguiendo esta línea de mantener vivos los valores y las tradiciones, artesanos de Sobrescobio imparten a los más jóvenes cursos de formación para preservar los oficios más típicos, como los de madreñeros y cesteros.

ENTREGA DEL PREMIO AL PUEBLO EJEMPLAR. VISITA DE LOS PRÍNCIPES DE ASTURIAS A SOBRESCOBIO

El sábado 24 de octubre de 2009, pasados escasos minutos del mediodía, llegaban a la capital del concejo de Sobrescobio —un abarrotado Rioseco, que les dio una calurosa bienvenida— los Príncipes de Asturias y sus acompañantes, desplazados al lugar para entregar a sus vecinos el merecido premio al «Pueblo Ejemplar de Asturias».

Seguidamente, don Felipe y doña Letizia, que recibieron un baño de multitudes, accedieron a la tribuna de honor, situada en la plaza del Ayuntamiento, junto a la iglesia, donde tuvo lugar el acto institucional de entrega del premio, de acuerdo al siguiente orden:

  • Lectura del acta a cargo del presidente del jurado, Francisco Rodríguez.
  • Entrega del galardón al alcalde de Sobrescobio, Marcelino Martínez Menéndez.
  • Palabras de agradecimiento a cargo del alcalde.
  • Intervención de S.A.R. el Príncipe de Asturias.
  • Himno de Asturias, interpretado por la Banda de Gaitas «El Trasgu», de Caso (Asturias).

Finalizado el acto, los Príncipes de Asturias descubrieron la placa conmemorativa de la concesión del premio instalada en un monolito situado en una esquina del exterior del templo.

Luego, don Felipe y doña Letizia —que durante toda la jornada se mostraron muy cercanos y no pararon de saludar a unos y a otros y de charlar con la gente, de la que recibieron improvisados regalos— acudieron a la Casa Consistorial, donde saludaron a la Corporación Municipal, recibieron dos libros de otros tantos hijos de Sobrescobio, Asturias (tres tomos), de Fermín Canella, y Topografía médica de Sobrescobio, de Eladio Jove, y, además, mantuvieron un encuentro con las principales asociaciones del concejo: la Asociación Cultural «La Xamoca», la Asociación de Mujeres «Peña El Torrexón» y la Asociación Cultural «La Panoya».

A continuación, entre aclamaciones recorrieron las principales calles del pueblo, hasta llegar a la Casa del Agua. En el trayecto, sus Altezas Reales se detuvieron a saludar a Ángeles González González, una artesana cestera de 79 años, vecina de Ladines, quien les regaló un original sonajero realizado con blimas y un par de cestitas repletas de castañas para las infantas Leonor y Sofía.

A su llegada a la Casa del Agua fueron recibidos, entre otros, por el consejero de Medio Ambiente Ordenación del Territorio e Infraestructuras, Francisco González Buendía, que en el exterior de la misma fue el encargado de explicar los proyectos que se estaban desarrollando en el municipio y que, por tanto, afectaban al Parque Natural de Redes: el Centro de Cría del Urogallo del Cantábrico y el Centro de Recuperación de Animales.

Ya en el interior de la Casa del Agua, se les explicó el sistema de abastecimiento de agua potable de los dos embalses de la zona (Rioseco y Tanes), que abastecen al 80% de los asturianos.

En el exterior, los Príncipes de Asturias observaron un rústico y recién restaurado mazapilotes (artilugio de madera empleado para asustar a los lobos) y ayudaron a los niños de la Escuela Rural Agrupada (de entre 3 y 12 años) y sus maestros a plantar un tejo.

Inmediatamente después se fueron en coche al pueblo de La Polina, que fue la primera capital del concejo coyán —gentilicio debido a las colladas que lo rodean— y dista 3 km de la capital municipal, donde la estancia fue muy breve. Allí visitaron el Observatorio de Aves, en compañía de los dos ornitólogos que idearon y proyectaron la instalación, José Luis Benito y Teresa Sánchez Corominas, y degustaron un tradicional amagüestu, a base de castañas asadas y sidra dulce, cuyo sabor don Felipe y doña Leticia no dudaron en alabar antes de emprender el retorno a Rioseco.

Aquí les esperaba el almuerzo —fijado para las 2 de la tarde— en el polideportivo ofrecido por la Fundación Príncipe de Asturias en honor de los Príncipes de Asturias y los vecinos de Sobrescobio. El menú, que se nutrió de productos tradicionales, incluyó jamón y chorizo del concejo, tacos de empanada de bonito, bollinos preñaos, callos asturianos y caldereta de venao con patatinos; de postre: queso casín con dulce de membrillo, casadielles y fayuelos.

Tras la comida, los Príncipes se marcharon del lugar, poniendo punto final a una jornada inolvidable para muchos.

Discursos en el acto de entrega del galardón

Palabras del alcalde de Sobrescobio

Altezas

Sr. Presidente del Principado

Sra. Presidenta de la Junta General

Sr. Delegado del Gobierno

Sr. Presidente de la Fundación Príncipe de Asturias

Sr. Presidente del Jurado

Vecinas y Vecinos de Sobrescobio

Sras. y Sres.

En nombre de esta comunidad vecinal: Bienvenidos a Sobrescobio y gracias por celebrar con nosotros el Premio Príncipe de Asturias al Pueblo Ejemplar 2009.

Esta distinción, que nos colma de alegría, es una gran oportunidad para mostrar a todos el gran cambio que se ha producido en Sobrescobio en los últimos años. Cambio que se ha llevado a cabo conservando nuestro patrimonio cultural y natural, como así lo ha reconocido el jurado de este premio al que quiero agradecer el apoyo a nuestra candidatura.

La comunidad vecinal de Sobrescobio dio en 1565 sus primeros pasos para lograr este premio. En ese año, Pedro Díaz del Prado, de Rioseco, y Diego Fernández, de Ladines, acuden a Oviedo, en nombre de todos los vecinos, a una subasta pública para la compra del municipio, propiedad de la Orden de Santiago.

El tiempo para la puja es el marcado por la duración de una candela de sebo y, antes de que se extinga la llama definitivamente, los ilustres coyanes logran comprar el municipio por 810.000 maravedíes.

Este episodio histórico pone de manifiesto por primera vez la solidaridad vecinal. Con la compra del concejo nace también el orgullo de ser coyanes, orgullo que especialmente hoy queremos mostrar al mundo.

Orgullo por saber aparcar nuestras diferencias para poner en marcha obras comunales que realizamos en régimen de sextaferia, y por convertir al movimiento asociativo en nuestra seña de identidad.

Orgullo por una solidaridad que va más allá de nuestras fronteras y que nos lleva a abastecer de agua a un 80 por ciento de los pueblos y ciudades del Principado de Asturias, a través de la estación de Agua Potable de Rioseco.

Orgullo por tener personajes ilustres como Fermín Canella o Wenceslao Roces que han llevado el nombre de Sobrescobio fuera de nuestras fronteras, como así lo han hecho y lo siguen haciendo todos los coyanes que, por distintas circunstancias, han tenido que marchar de esta tierra.

Orgullo por haber sabido conservar LA TIERRA COMO ERA, lo que ha permitido a Sobrescobio formar parte del Parque Natural de Redes, ser Reserva de la Biosfera, pertenecer a la Red Natura 2000 y mostrarse especialmente comprometido con la conservación del rico patrimonio faunístico asturiano, actividad para la que, Altezas, solicitamos su apoyo.

Este pequeño municipio de la cuenca minera del Nalón ha sabido aprender de su pasado y aprovechar las oportunidades del presente para mirar al futuro con esperanza y optimismo. Y así, gracias al esfuerzo colectivo, ha frenado la tendencia de otras zonas rurales al despoblamiento y presenta pueblos urbanizados y perfectamente integrados en el entorno; una adecuada red de infraestructuras; un sector ganadero cada vez más profesionalizado y otro turístico en constante crecimiento.

No puedo terminar mi intervención sin mencionar a Vicente Álvarez González, nuestro alcalde durante 13 años. A él quiero rendir de nuevo un homenaje por impulsar la candidatura de la Comunidad Vecinal y el progreso de nuestro municipio. Homenaje que hago extensible a todos los alcaldes y corporaciones democráticas por su dedicación a Sobrescobio así como a todas las vecinas y vecinos por su incondicional apoyo a las iniciativas municipales.

Gracias una vez más a sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias por compartir con nosotros este día histórico y por hacer que nos sintamos, si cabe, aun más orgullosos de nuestra condición de coyanes. Como decimos en Sobrescobio, «Altezas, prestamos muchu que teis hoy per aquí». Munches gracies.

Palabras de S.A.R. el Príncipe de Asturias

Mis primeras palabras son para deciros que la Princesa y yo os damos las gracias de todo corazón por acogernos con tanto afecto, por querer compartir con nosotros, aunque sea tan sólo por unas horas, vuestra alegría y vuestra ilusión al recibir el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias. Un premio que habéis logrado, tras años de unión y de tenaz trabajo, por emprender proyectos sociales y culturales admirables y por conservar tan sabiamente la maravillosa reserva de vida que guarda desde siempre vuestro concejo. Una alegría y una ilusión que sabemos que también han sentido con especial emoción y nostalgia las mujeres y hombres que, nacidos en Sobrescobio, viven lejos de él sin olvidarlo nunca.

Entre los méritos que ha apreciado el Jurado para concederos el Premio, me gustaría resaltar el del respeto e impulso con el que miráis al pasado para utilizarlo de modo creador, para que alimente vuestro deseo de mejorar, para desarrollar acciones sostenibles en las que encauzar vuestro justo anhelo de una vida mejor, para que nunca se pierda vuestro sueño de que quienes os sucedan hereden el patrimonio natural que generación tras generación habéis logrado preservar, como un verdadero tesoro vuestro.

Una defensa del paisaje y una protección del medio ambiente de cuya necesidad ya nos alertó en una preciosa obra, hace más de cien años, un ilustre vecino vuestro del concejo de Laviana, el escritor Armando Palacio Valdés. Ideales que, en un tiempo también lejano, otra personalidad inolvidable con raíces en Sobrescobio, el profesor Fermín Canella, defendió desde su profundo conocimiento y amor por las cosas de Asturias. Así, el lema hermoso, preciso y sugestivo «La tierra como era», con el que dais a conocer dentro y fuera del Principado a vuestra comunidad, no se pondrá nunca en peligro, y el ayer que merece ser guardado alentará un porvenir lleno de promesas.

Habéis sido capaces de transformar las adversas condiciones que el desarrollo industrial produjo en el campo y vencer al despoblamiento y al abandono de las actividades agrícolas y ganaderas, que en tantas otras zonas han acabado con formas de vida milenarias. La fortaleza de las iniciativas surgidas tras la creación de vuestro Parque Natural de Redes es un modelo de solidaridad, de entrega y de generosidad del que podéis sentiros muy orgullosos. Vuestra tierra, tal como era, mantiene así su sentido y su coherencia.

Os felicitamos también por vuestro afán de trabajar unidos para buscar el bien común. Este ejemplo de convivencia y de compromiso tiene un gran valor y lo queremos poner de relieve. La visión abierta, amplia y comprometida con la que trabajáis da la medida no sólo de la vitalidad con la que os enfrentáis a los retos cotidianos, sino también de la inteligente forma en que habéis llevado adelante los nuevos proyectos económicos, culturales y sociales.

Cuando tantas pruebas difíciles, que a veces nos parecen insuperables, afectan a nuestro planeta; cuando las amenazas del cambio climático se hacen más patentes; cuando a diario somos testigos, víctimas e incluso causantes de la degradación de la naturaleza, actitudes y ejemplos como los vuestros nos llenan a todos de esperanza. También por ello os felicitamos. Por proteger todo aquello que es digno de ser conservado. Por cuidar lo que os identifica y os singulariza. Por mirar al futuro desde el amor a la tradición, a tantas cosas hermosas que otros, antes, han cuidado y mimado para vosotros. Por entender que sin el cuidado del patrimonio natural no es posible seguir avanzando. Por evitar a vuestros hijos una vida que, sin el consuelo y la protección que podemos extraer de las lecciones de la historia y de las costumbres, sería menos esperanzadora y mucho más difícil.

Sois, por todo ello, un pequeño y simbólico, pero fructífero ejemplo de cómo hay que combatir lo que hoy causa tantas preocupaciones en todo el mundo.

Cuando nos vayamos de aquí, de este paisaje y esta comunidad envidiables, regresaremos a la agitada vida diaria, a una vida inmersa en una difícil crisis, que es, en una buena parte, una crisis de valores.

Pero nos iremos de Sobrescobio llenos de esperanza, porque estamos seguros de que sois muy conscientes de que vuestra tarea ejemplar no ha terminado. En vosotros, en vuestras asociaciones, en vuestra defensa de la extraordinaria naturaleza que habéis heredado y que conserváis, mejorándola, hemos visto una de las caras posibles de un futuro más cierto y más seguro, el anticipo de una modernidad más profunda. Sois testimonio fiel de que no es necesario volver atrás, a un modo de vida menos avanzado, para nunca perder la dignidad y la serenidad, sino que es posible conjugar la aspiración a una vida más próspera con el respeto a la tierra. Una vida que depende, sobre todo, del bienestar compartido.

Queremos recordar hoy con profunda gratitud a todos los pueblos y comunidades que han presentado candidaturas al Premio. Recordamos, sobre todo, a los que persiguen desde hace años este galardón con una tenacidad y un interés verdaderamente ejemplares. A todos les animamos a que no decaigan en su propósito, a que sigan trabajando por conseguirlo, en esa sana competencia en la que a fin de cuentas todos ganamos porque el beneficio es conjunto, aunque sólo uno logre el galardón cada año.

Gracias, asimismo, al Jurado por su difícil labor que, un año más, ha ejercido con rigor y con lealtad a los fines que nuestra Fundación quiere lograr con este Premio.

La Princesa y yo ni un solo día olvidamos la querida tierra de Asturias. A ella regresamos siempre con alegría y nos emociona recordar las imágenes inolvidables, de tantos rincones que hemos conocido. Este Premio siempre nos da, como hoy, una nueva oportunidad para profundizar en esos sentimientos y sumar más recuerdos entrañables a nuestra memoria.

Y por último, os animamos a que sigáis avanzando, a que os mantengáis unidos, para que el civismo, el entusiasmo y el esfuerzo sigan siendo faros que iluminen vuestro camino y todas vuestras esperanzas. Os animamos a que nunca dejéis de ser, como se os definió en un libro ya centenario, que firmó precisamente el profesor Canella, «instruidos, inteligentes, de sutil ingenio y afable trato, además de laboriosos y sufridos en el trabajo».

Muchas gracias.

Fuente: EuroWeb Media, SL – Fundación Príncipe de Asturias


Datos:


Dirección postal: Rioseco. 33993 Sobrescobio. Asturias (España)
Dirección digital: 8CMP8WW7+WH
Clasificado: Princesa de Asturias › Fundación Princesa de Asturias › Pueblo Ejemplar


Información relacionada

› Turismo en Sobrescobio

› No te pierdas

› Playas

› Rutas

› Turismo activo

› Naturaleza

› Patrimonio

› Gastronomía

› Sidrerías

› Restaurantes

› Fundación Princesa de Asturias

› Eventos

› Transportes

› Información práctica

› Sobre Asturias