Fiesta de San Antón de La Foz de Morcín


Lugar de Abajo › La Foz › Morcín › Comarca de la Montaña Central › Centro › Montaña › Asturias › España


  

Teléfono de emergencias: 112


Fotos  Oficina turismo  Ruta GPS  


Fiesta por todo lo alto en honor de San Antón (San Antonio Abad), patrón de la parroquia de La Foz de Morcín, destacan los actos religiosos en el templo parroquial, con cánticos de origen medieval, así como su inseparable y exitosa vertiente gastronómica, con la degustación del pote de nabos, los callos y, a los postres, les casadielles caseres y un exquisito queso artesano de Afuega'l Pitu, del que coincidiendo con esta fiesta se viene celebrando un prestigioso certamen provincial desde el comienzo de los años ochenta del pasado siglo XX, que reúne a productores de la región y atrae a numeroso público.

Curiosidades sobre el patrono de La Foz

En La Foz de Morcín, a san Antonio Abad suele dársele el nombre de sant'Antón, apócope en lengua asturiana de san Antonio. Y lo mismo en el concejo de Aller (Asturias), donde existen santuarios dedicados a un santo cuya devoción se fue debilitando con el transcurso de los tiempos para pasar a ser tocayo del otro del mismo nombre de Padua.

Al olvido fue pasando el san Antonio del siglo III y IV, un ermitaño de la ribera del Nilo, que era viejo y barbudo, al mismo tiempo que crecía el interés por el paduano, más moderno, que era «mozo barbilampiño, de nariz roma, espesa cabellera, labios finos, ojos luminosos, tez morena y de una elocuencia que encantaba en las grandes ciudades y medios cultos».

En relación al motivo de ser protectores de los animales, del abad viejo se dice que «ni un paso podía dar sin ver surgir de la tierra innumerables piaras de puercos que gruñían estrepitosamente». En su visita a Pablo, el eremita centenario, se le apareció metamorfoseado en toda clase de fabulosos animales: dragones, hipogrifos, etc. Y del paduano se asevera que predicaba a los pájaros y a los peces y que delante de su vista «un hambriento mulo viejo se fue a postrar antes delante del sacramento que ir a comer el heno que tenía cerca».

En tiempos de Isabel II desfilaban por Madrid, el día de Sant'Antón, rebaños de cerdos, carneros, ovejas y otra buena serie de animales. Héctor V. Alperi escribía: «Pasó la romería de San Antón y desfilaron las bestias por las cercanías de la calle Hortaleza, las piaras benditas de cochinos, de burros con lujo de diademas».

Y en Flandes representaban en los tabladillos las tentaciones de san Antón con cerdos de verdad, afirmando Marañón que «el cerdo es un animal que puede entrar en el templo de la ciencia, conducido por un médico, después de haber penetrado en la iglesia guiado por un santo».

Antiguamente, en La Foz de Morcín se llevaban (el 17 de enero, festividad de San Antonio Abad) los ganados ante la iglesia para ser bendecidos, manifestando Constantino Cabal que «se tenían por milagrosos tanto al santo abad como al de Padua», tomando nota de una canción que se dirigía a los santos en beneficio de los animales y que constaba de siete estrofas cantadas en son vaqueiro:

Quiérote tantu, queridu santu,
santu queridu, mió san Antón,
que si me sanes la mió gochina,
you te prometu media perrina.

Y como los dueños de la cerda se olvidaron de pagar lo prometido, el animal murió y las gentes cantaban de esta manera:

Morrió de fame ya fecho bien,
mandolle'l santo que se morriese
pa que lo viesen los que no creyesen.

Fuente: Laminarium de Morcín, de Benjamín Álvarez (Benxa), y elaboración propia.


Datos:


Dirección postal: Lugar de Abajo. 33161 Morcín. Asturias (España)
Dirección digital: 8CMP8WW7+WH
Clasificado: Eventos › Fiestas › Fiestas populares


Información relacionada

› Turismo en Morcín

› No te pierdas

› Playas

› Rutas

› Turismo activo

› Naturaleza

› Patrimonio

› Gastronomía

› Sidrerías

› Restaurantes

› Fundación Princesa de Asturias

› Eventos

› Transportes

› Información práctica

› Sobre Asturias