Logo de Vivir Asturias

Santuario mariano de la Virgen o Nuestra Señora del Cébrano

Santuario mariano de la Virgen o Nuestra Señora del Cébrano
Alojamientos recomendados con fotos
Ver direccion

El Santuario de Nuestra Señora del Cébrano (patrona del concejo tevergano) se encuentra ubicado en Teverga (concejo o municipio asturiano) y dista de la capital de concejo, San Martín, unos 6 km. Se llega por la carretera que conduce a Puerto Ventana, donde se verá un cruce que va a Monteciello y Sobrevilla; por esa desviación se llega al Cébrano.

El Santuario aparece como Santa María de Carrea hacia el siglo IX (antes que la Colegiata de San Pedro de Teverga), pero no será hasta el siglo XII cuando realmente su prestigio sea reconocido y comience la devoción mariana a extenderse dentro y fuera del concejo.

La talla de la Virgen del Cébrano es románico-bizantina, de una gran belleza, y su llegada al Santuario está precedida de bellas leyendas, entre ellas la más extendida es que después de la Batalla del Guadaletela imagen llega a nuestras tierras para ser protegida de las ordas moras, y es un pastor, que está en las laderas de la peña de Sobia, quien la encuentra en una cueva, con la cabeza envuelta en una especie de cuenco de cobre, con inscripciones de formas geométricas. Ese recipiente, durante años (hasta que fue robado del Santuario), lo ponían los romeros en sus cabezas para curar los problemas cerebrales (la etimología de la palabra Cébrano se pierde en la noche de los tiempos, pero la posibilidad más barajada es la de cerebro, por eso la Virgen del Cébrano es abogada de los males de la mente y los dolores de cabeza, etc.). Durante las obras de restauración del Santuario, llevadas a cabo desde el año 1997 hasta el 2004, se realizó un nuevo recipiente de cobre, similar al anterior, para continuar la tradición de su imposición a los peregrinos.

Estas obras de restauración fueron un proyecto ejemplar, llevado conjuntamente por la Diócesis, los habitantes del concejo de Teverga, organismos oficiales y donaciones de particulares, que confluyeron en un trabajo extraordinario, producto de la generosidad y el buen hacer de una comisión pro-restauración, presidida por los Sres. párrocos de Teverga, en aquel entonces D. Gonzalo Suárez y D. Adolfo Manuel Álvarez, secundados por 14 personas pertenecientes a todos los ámbitos del concejo de Teverga o vinculados por parentesco con teverganos. El macroproyecto incluyó el desmonte total de la espadaña del Santuario, con sus piezas numeradas, el recalce total de la cimentación del templo, desviando 5 fuentes de agua que brotaban en su interior, lo que hacia inestable sus muros. Se realizó una cubierta en castaño con los aleros tallados, que es la admiración de arquitectos y técnicos en la materia, utilizando el sistema de cerchas en tijera con pendulón, como en las construcciones antiguas, para respetar al máximo la configuración del Santuario. Igualmente se restauró el altar barroco por especialistas procedentes del grupo de restauración permanente del madrileño Museo del Prado. Mención especial merecen las vidrieras plomadas del Cébrano, cuyos motivos se basan en la Letanía Lauretana, donadas por Hermanos Maristas, vinculados a Teverga, de forma especial por el Hno. Bernardino Fuenteseca (Mino Fuenteseca, poeta nacido en Carrea y bautizado en el Santuario, donde reposan sus restos, y cuya obra principal gira en torno a la Virgen del Cébrano). La confección de estas vidrieras se hizo por el sistema francés del plomado de sus catedrales, y la empresa M-3, que las realizó, se encarga del mantenimiento y reparación de los vitrales de las catedrales españolas más importantes.

Dentro del templo, además de la importantísima talla de la Virgen del Cébrano --una de las pocas coronadas canónicamente en la Diócesis (año 1949)--, existe un Cristo del siglo XV y un San Antonio, sin datar, que podría pertenecer al siglo XVII.

El entorno del Santuario consta de 18.000 metros cuadrados, que fue adquirido por la comisión pro-restauración para aumentar el espacio existente y ofrecer al peregrino o visitante espacio para el descanso y la contemplación de un lugar de extraordinaria belleza, al abrigo de la Peña de Sobia, teniendo en frente de su fachada sur-oeste a Peña Jueves y el Camín Real de la Mesa.

También se hizo un área recreativa en este paraje con los servicios propios de estos espacios, mesas, bancos y fuente.

En el solar del antiguo cementerio adosado al Santuario se perfiló un espacio verde, donde existe un Crucero en piedra tallada en Covelo (lugar de Galicia, donde la tradición sitúa a los mejores tallistas de cruceros). Este Crucero tiene las Imágenes de Cristo Crucificado y la Virgen del Cébrano; a sus pies, un rosal blanco, plantado con la tierra procedente de todas las parroquias de Teverga, y tierras de Tuy (de donde llegaron los restos de Mino Fuenteseca), Oviedo, Quirós, Francia y Plasencia, en recuerdo de los tres santos cuyas tecas óseas reposan también debajo del altar del Cébrano (S. Melchor de Quirós, S. Marcelino Champagnat y Beato Rafael Arnaiz).


Buscar en Asturias


Buscador de alojamientosBuscador de alojamientos

Usuarios

Acceder

| Acerca de Vivirasturias.com | Alta de alojamientos | Aviso legal | Trajes regionales | Disfraces | Pueblos de Asturias | Soporte |
© 2001 - 2014 EuroWeb Media S.L. - Todos los derechos reservados