Logo de Vivir Asturias

Geografía de Siero

Alojamientos recomendados con fotos
Ver direccion

GEOGRAFÍA FÍSICA, HUMANA Y ECONÓMICA

Con sus 211,6 kilómetros cuadrados de superficie y 48.569 habitantes (datos INE, 1-1-2002), es Siero un concejo o municipio de pujante economía que en los últimos años ha experimentado un importante «boom» demográfico. En su proceso de integración en el espacio económico central asturiano han desempeñado un importante papel las condiciones generales del medio. En concreto, han sido relevantes aspectos como la localización del concejo, la planicie del relieve y la existencia de criaderos hulleros.

Situación

Las 28 parroquias que integran el término municipal de Siero definen un espacio situado en el centro de Asturias, colindante con nueve concejos o municipios: Gijón, Villaviciosa, Sariego, Nava, Bimenes, San Martín del Rey Aurelio, Langreo, Llanera y Oviedo. Limita al Norte con los de Gijón y Llanera; al Sur, con el de Langreo; al Sudeste, con el de San Martín del Rey Aurelio; al Este lo hace con los de Nava y Bimenes; al Nordeste, con los de Sariego y Villaviciosa; al Noroeste, con los de Llanera y Oviedo, y con este último también al Oeste.

Comunicaciones

El concejo de Siero tiene una situación geográfica privilegiada desde el punto de vista de las comunicaciones con los principales núcleos urbanos y centros de actividad económica de la zona central de Asturias.

Ocupa la salida natural de Oviedo hacia Cantabria y el País Vasco, un lugar intermedio entre las cuencas mineras y Gijón, y una posición tangencial con las áreas de influencia inmediatas. Situación que justifica el número y la calidad de las infraestructuras que lo atraviesan, entre las que cabe destacar: la autopista "Y", que une Oviedo, Avilés y Gijón; la N-634, de Oviedo a Santander; la carretera Carbonera, entre Langreo y Gijón; el enlace del valle del Nalón con la "Y" por San Miguel de la Barreda; la línea de FEVE Oviedo-Santander, y el ramal de Renfe que discurre entre Lugo de Llanera y Tudela de Veguín.

Relieve

El relieve de Siero se caracteriza por su planicie y su escasa altitud. Este concejo presenta una configuración topográfica de suave depresión enmarcada por rebordes montañosos que, sin llegar a altas cotas, tienen mayor elevación en la parte oriental, se complican con hondos valles, de vetas hulleras, en la suroriental y dejan para la central y occidental el predominio de la llanura, la conocida «Llanera de Siero».

El reborde septentrional se halla limitado por Peñaferruz, por las sierras de Ruedes, las Cruces, el pico de San Martín y la peña de Huergo (fuera de Siero). Sus principales altitudes al Norte son las lomas de Pañeda y de Muncó y las sierras de la Pica, Muñó y las Cruces. La cota máxima del municipio la señala el Picu Fariu, con 734 m de altitud; situado en el reborde oriental, éste se prolonga en los cordales correspondientes a Nava y Bimenes. Al Sur del Picu Fariu y hacia el interior se halla la Peña de Careses (520 m). En el límite meridional la montaña alcanza los 600 m. En Arenas de Santiago, desciende en las lomas de Molledo, San Justo, Arenas y se hace más abrupta en la sierra de la Paranza, que divide las vertientes del Nalón y del Nora. Al Sureste, las lomas de Carbayín y Acebal. Colinas y altozanos separan las Pañedas de las Belgas. Mención especial merece por su significado histórico y paisajístico la Peña de los Cuatro Jueces, donde confluyen los límites de los concejos de Siero, Villaviciosa, Gijón y Sariego. Posee una altura de 638 m.

Clima

Las favorables características topográficas y de situación se ven resaltadas aun más por el clima templado-húmedo, favorable tanto para los asentamientos urbanos como para la agricultura. El clima del concejo de Siero es de los más templados de Asturias. Puede ser englobado dentro del clima templado-oceánico; sin embargo, presenta una serie de rasgos diferenciadores que le confieren cierto carácter de continentalidad, a consecuencia de la distancia al mar y de la existencia de barreras orográficas; los vientos preponderantes son NO, componente EN, componente N y componente S.

Red fluvial

Discurren por el territorio del concejo los ríos de Nora, Noreña, Seco y Pinzales. El más importante de ellos, el Nora, lo atraviesa de O-E para desembocar en el Nalón. El río Noreña tiene su origen en las lomas de la Collada y desemboca en el Nora, en territorio de la parroquia de Lugones.

Población

El Padrón de Habitantes, realizado a efectos del 1 de enero de 1998, daba una población de 46.978 habitantes. Supone un importante crecimiento demográfico en lo que va de siglo, pues rebasa el doble de las 22.503 personas que contaba en el año 1900. Este crecimiento sigue una línea irregular en relación con las circunstancias socioeconómicas del territorio.

Desde comienzos de siglo hasta los años treinta es de 8.114 habitantes y afecta a todas las parroquias, en particular a las industriales y con mayor intensidad a las mineras, que alcanzan el 58% de ese total, debido a la demanda de carbón originada por la I Guerra Europea.

En la época de la Guerra Civil española hay un estancamiento; sólo el aumento de 400 personas en Pola de Siero compensa la pérdida en la zona industrial. De 1940 a 1970 el incremento de 4.965 habitantes corresponde a la zona de la minería, de la industria y a la capital del concejo, con un importante descenso en la agrícola.

De 1970 a 1980 el crecimiento se manifiesta en 4.453 habitantes a pesar de la pérdida de 1.250 en minería y 834 en agricultura. Del año 1980 al 1995 sigue la línea creciente con 5.960 personas más y un ritmo semejante al anterior, disminución en agricultura y minería, aumento en industria servicios. En el corto período de tiempo de 1995 a 1996 se produce un pequeño descenso que afecta a zonas agrarias y mineras.

El mayor crecimiento en los últimos años lo han experimentado los centros urbanos de Pola de Siero, que alcanza los 10.504 habitantes, y Lugones, que con los 10.953 almas supera aquella cifra; El Berrón, con 2.820 habitantes, es el tercer núcleo más numeroso del concejo, viendo también la zona de Viella incrementado el número de sus habitantes por la urbanización residencial de La Fresneda.

Economía

Las condiciones del medio físico del concejo o municipio de Siero, caracterizado por el clima templado-húmedo, benigno tanto para los asentamiento humanos (densidad de población en torno a los 230 habitantes por kilómetro cuadrado) como para la agricultura; topográficamente, por su planitud y escasa altitud ya que el concejo se encuentra situado en el surco prelitoral asturiano que, orientado de Este a Oeste, constituye una vía natural de comunicación entre el centro de la región, Cantabria y el País Vasco, vía de comunicación natural que es atravesada paralelamente por la carretera Nacional 634 y de norte a sur por los vías que unen la cuenca hullera del Nalón con la zona portuaria de Gijón (FEVE Gijón-Laviana, La Carbonera AS-246). Por último hay que tener en cuenta la gran variedad de recursos naturales del municipio sierense.

Todas estas características han influido favorablemente en el desarrollo económico de Siero y otorgan al concejo el privilegio de ser zona de preferente localización económica en el contexto regional, disponiendo en la actualidad de enormes ventajas comparativas bien captadas por las empresas. De este modo el número de licencias de construcción, ampliación y reforma de naves industriales autorizadas en el año 1997 ascendía a 27, incrementándose en más del doble respecto a las actualizadas en 1996. En cuanto al número de empleos, el sector servicios se manifiesta como el más activo de todos, con un 49% del total de empleos en el municipio, ocupando el sector industrial al 37% y el sector primario al 14%. Por otra parte, la participación de la economía municipal en la región no ha dejado de crecer, pasando del 4,4% de 1984 al 4,9% de 1994.

GANADERÍA

El sector agrario, con un 13% de población activa, desempeña en la actualidad un papel subsidiario en la economía del concejo, predominando en las parroquias situadas al norte del mismo: Anes, Argüelles, La Collá, Muñó, Celles, Vega de Poxa y Los Cuquiellos-Paranza; éstas, al ocupar una gran parte de la superficie del concejo (37%), lo definen paisajísticamente, aportando los elementos visibles más destacados de la mayor parte del territorio.

La tierra está destinada básicamente a pastos, que constituyen la principal fuente de alimentación del ganado vacuno. El número de vacas del concejo ascendía en 1996 a 19.263 unidades, de las cuales un 36% son frisonas, ocupando el sexto lugar por municipios asturianos en cabaña ganadera.

El sector agrario, pues, se especializa en el concejo más que el del resto de la región, debido sobre todo al papel desempeñado por las importantes fábricas de productos lácteos que existen en el interior del mismo, las cuales han actuado de una forma clara en la transformación de la cabaña ganadera de producción lechera. Esto es lo que ha favorecido el predominio absoluto de los prados sobre las tierras de labor.

Es de destacar la labor que viene realizando el Ayuntamiento de Siero a través del Matadero Municipal y del Mercado de Ganados; este último, con una concurrencia de 54.369 reses, que generaron una actividad comercial de casi 6.181 millones de pesetas en 1997, contribuye al desarrollo del sector ganadero, sustrato de pequeñas y medianas empresas agroalimentarias radicadas en el municipio.

INDUSTRIA

El concejo de Siero se ha hecho beneficiario del crecimiento inducido desde las unidades mayores de la región; esto ha fomentado la instalación de una serie de naves industriales que agrupadas en polígonos o simplemente alineadas en los márgenes de la carretera actúan como centros abastecedores de ciertos bienes y servicios a la vez que colectan productos primarios a cuya comercialización contribuyen.

Se distinguen tres áreas bien diferenciadas:

–Alrededor de Lugones: Este área es la más antigua, del último tercio del siglo XIX, y pionera en la industrialización asturiana. Se instalaron en esta época fábricas como Cerámicas Guisasola, dedicada a la producción de ladrillos refractarios; Sociedad Anónima Santa Bárbara de Lugones, dedicada a la producción de pólvora; ambas están situadas en Cayés, sobre la antigua carretera que se dirigía a Avilés.

A partir de la década de los cincuenta, aprovechando las ventajas comparativas que puede lograr una empresa al localizarse en un determinado lugar en el que existen los bienes y servicios por ellas demandados, se van a instalar una serie de empresas en sus cercanías como la Didier-Mersa, dedicada a la producción de ladrillo refractario. En 1963 se proyectó, sobre una superficie de 139 Ha, el polígono de Silvota, como primera fase de un gran parque industrial que debía ocupar, en un segundo proyecto, más de 500 Ha. Hasta 1982, la implantación industrial se reducía a 18 empresas en funcionamiento; sería a partir del año 1989 cuando, debido a las mejoras en las instalaciones, la ocupación pasó a ser de un 100 por ciento, englobando en él a empresas básicamente de servicios (distribuidores mayoristas, productores de servicios...).

En 1974 se crea el segundo polígono Asipo, con una superficie de 57 Ha. Las empresas aquí instaladas están mayoritariamente dedicadas al almacenaje, la distribución y las reparaciones. En este desarrollo del sector servicios cabe destacar tres grandes superficies comerciales: primero fue Hiper (1977), adquirido por el grupo francés PRYCA; después, MERCASA (1988), y por último, REPON (1990).

–Otra zona situada sobre la N-634 entre Granda y El Berrón es un espacio industrial en el que una serie de empresarios por iniciativa particular han ido instalando sus empresas en naves situadas a ambos lados de la carretera y sus proximidades, creándose varios polígonos industriales en Meres, Argüelles, Granda y La Carrera. Son pequeñas y medianas empresas que se han beneficiado de la buena comunicación existente y la proximidad a la materia prima, como ocurre con las industrias agroalimentarias. En este sector agroalimentario los empresarios que se han arriesgado no sólo se han encontrado con una serie de beneficios asociados a la localización de sus industrias, sino también con una serie de inconvenientes derivados en muchos casos de los factores climáticos que han afectado históricamente a este sector y en otros de la extensa y farragosa normativa de la Unión Europea.

La Agencia de Desarrollo Local del Ayuntamiento de Siero ha confeccionado un Catálogo de Industrias Agroalimentarias existentes en el concejo con la finalidad de dar a conocer estas empresas y sus productos, constituyendo éstas un número importante y un factor productivo de alto interés.

–Una tercera sobre el viejo viario que une las dos anteriores atravesando la parroquia de Viella. Ésta zona, de iniciativa privada, a pesar de ser la más pequeña de las tres, con una superficie de 90.000 metros cuadrados, alberga en el polígono Bravo la mayor empresa industrial del mismo: la Central Lechera Asturiana-Corporación Alimentaria Peñasanta.

Estas tres zonas, situadas al Este del concejo, ocupan las parroquias de Tiñana, Granda, Viella, Lugones, La Carrera, El Berrón.

Observando la evolución del sector industrial en estos últimos años, ha habido una tendencia al alza, tanto en la evolución de la población activa como en el número de licencias empresariales. Entre los años 1996 y 1997 la población activa se incrementó en un 10%; por otra parte, el número de licencias empresariales entre los años 1997 y 1998 se incrementa en un 4,7% y entre 1998 y 1999, en un 5,8%. El futuro de este sector se prevé próspero, por cuanto que no sólo se están ampliando las instalaciones de polígonos industriales del concejo y se ha creado, en Paredes y por parte del grupo Eroski y Promodeico, un gran complejo comercial y de ocio (Parque Principado) en una superficie de 350.000 metros cuadrados, sino que se suceden los anuncios de apertura de hipermercados especializados.

MINERÍA

El sector de la minería ha sido predominante en la zona sudeste del concejo sierense, del que forman parte las parroquias de Areñes del Coto y Santiago d'Areñes, Santa Marta de Carbayín Bajo y Lieres y, en menor medida, en Valdesoto, Vixil, Feleches, Collao y Aramil, ocupando estas parroquias un 46% aproximadamente de la superficie del municipio.

La primera noticia que se tiene sobre explotaciones mineras en el concejo de Siero es de el Catastro del Marqués de la Ensenada, donde se hace referencia a una mina en Arenas que fue descrita posteriormente, en 1743, por Gaspar Casal en su «Historia Natural y Médica de Asturias». En 1878 se explotaban en el concejo 15 minas de carbón: tres en Lieres, seis en Valdesoto y seis en Arenas.

La minería en el concejo ha pasado por varias etapas de estancamiento, agudizado en los años sesenta con la crisis del carbón asturiano. El carácter periférico de estas minas las hizo más vulnerables, perdiendo, entre 1960 y 1980, el 42% de sus trabajadores.

Hoy, aunque las explotaciones mineras se han visto reducidas a tres parroquias, Santiago d'Areñes (Pozo Mosquitera), Santa Marta de Carbayín (Pozo Pumarabule) y Lieres (Minas de Lieres), aún quedan vestigios de esta actividad en el paisaje, observables en el poblamiento: barriadas mineras como las del Cotayo (Carbayín Alto); poblamiento disperso de viviendas unifamiliares que colonizan las laderas de los valles de las parroquias limítrofes, cuya densidad decrece con la distancia (el lugar de residencia de los mineros de Mosquitera y Pumarabule es un buen ejemplo de este tipo de poblamiento).

LLAGARES

La elaboración de sidra se sitúa en tercer lugar dentro del sector agroalimentario asturiano, tras la industria láctea y la cárnica, suponiendo aproximadamente el 80% de la producción nacional de sidras.

El concejo de Siero pasa por ser uno de los más importantes de Asturias en cuanto a concentración de lagares, siendo el tercero en importancia tras Gijón y Villaviciosa. Igualmente, es el tercero en cuanto a producción de manzana de sidra, tras Villaviciosa y Gijón.

SECTOR SERVICIOS

Este sector, que ocupa a un 51,17% de la población activa (datos de reseña estadística de los municipios asturianos SADEI — — 1996), se concentra en las entidades mayores del concejo: Pola de Siero y Lugones.

Pola de Siero ha sido tradicionalmente centro de mercado y centro administrativo del concejo. La Carta Puebla otorgada por Alfonso X a los habitantes de Siero les concedía el privilegio de celebrar un mercado semanal los martes y de constituirse en término municipal o alfoz. Estas dos funciones, servicios y administración, se han ido manteniendo y desarrollando a lo largo de su historia, desarrollo favorecido, en una primera fase, tanto por el crecimiento económico de las parroquias circundantes en el proceso de industrialización como por el hecho de ir convirtiéndose en zona residencial. Actividad residencial no sólo debida a su condición de capital del concejo sino también, como le ha pasado en mayor medida a Lugones, condicionada por la proximidad de ambos núcleos a Oviedo, las buenas comunicaciones existentes y el precio de la vivienda. Estos factores, residencial y crecimiento económico, han producido diversificación cada vez mayor del sector, y a la función de mercado y venta de productos de primera necesidad se han ido añadiendo una serie de servicios especializados, como la banca, automoción, mueblerías, tiendas de regalos, electrodomésticos, etc., atendiendo a la demanda del concejo.

Lugones, que había sido pequeño núcleo rural hasta el último tercio del siglo XIX, ha ido desarrollándose como una ciudad residencial y de servicios. Este crecimiento constante del sector servicios se ha debido al incremento de la producción industrial, con la creación y desarrollo de una serie de polígonos industriales como los de Silvota y Asipo, y a una serie de superficies comerciales (PRYCA, REPON, MERCASA) que desbordan los límites de Lugones, tanto por su ubicación como por el destinatario de su oferta, atendiendo esas tres a la demanda de los municipios limítrofes. Por el contrario, los servicios existentes en el mismo centro urbano de Lugones, que atienden las necesidades de la población de la parroquia, son básicamente establecimientos de venta de productos de primera necesidad, como tiendas de ultramarinos, bares, carnicerías, quedando las tiendas especializadas en un lugar secundario por su proximidad a Oviedo.

TURISMO

Siero, por su ubicación, se encuentra en una situación privilegiada en el centro de Asturias. Consecuencia de ello ha sido su fuerte desarrollo económico, demográfico, urbanístico, etc., lo que le convierte en uno de los municipios más dinámicos. Pese a sus innumerables recursos paisajísticos y monumentales y a su importante patrimonio, no ha tenido el desarrollo turístico de otros concejos asturianos, aunque en el campo de la hostelería ha gozado siempre de una enorme tradición que ha convertido fundamentalmente a su capital, La Pola, en uno de los centros de diversión más conocidos de la juventud asturiana.

Además, en estos últimos años la escasez de alojamientos se ha venido paliando con la puesta en marcha de nuevos establecimientos y la mejora y adaptación de los establecimientos más veteranos

Buscar en Asturias


Buscador de alojamientosBuscador de alojamientos

Últimas visitas
Usuarios

Acceder

| Acerca de Vivirasturias.com | Alta de alojamientos | Aviso legal | Trajes regionales | Disfraces | Pueblos de Asturias | Soporte |
© 2001 - 2014 EuroWeb Media S.L. - Todos los derechos reservados
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.