Logo de Vivir Asturias

CN-O2. Ruta del Acebo

Alojamientos recomendados con fotos
Ver direccion

Calificación: ruta en automóvil.

Itinerario: Cangas del Narcea — — Vegalapiedra — Santuario del Acebo — Linares — Carceda — Cangas del Narcea.

Distancia: 33 km.

Descripción: El Acebo es lugar de tradición y de acervo. También es un estupendo mirador desde donde contemplar la privilegiada orografía de este concejo.

Partimos de Cangas del Narcea por la carretera local CN-2 que va a Villalar, y enseguida, apenas dejada atrás la villa de Cangas, cogeremos a la derecha la carretera que lleva al Acebo. Pasamos por los pueblos de Robledo de San Cristóbal, Borracán y llegamos a Vegalapiedra, tradicional parada para descansar y reponer fuerzas de los romeros que suben al Acebo andando. Seguimos por la carretera que serpentea la montaña hasta llevarnos al alto, donde se encuentra el santuario de más tradición y veneración de toda la comarca. Aquí podemos ver el singular edificio y disfrutar de un agradable paseo, ya que desde allí se pueden contemplar unos maravillosos paisajes. El mirador, situado poco antes de llegar al alto, muestra ante nuestra vista todo el valle donde se asienta la villa de Cangas, y el valle de Naviego. Se sitúan en primer término las sierras de Santa Isabel y El Pando, al fondo las del Valledor y Los Lagos. Al sur, la silueta del Cueto de Arbas. En La Cruz, camino de Linares y 1 km pasado El Acebo, otro mirador nos asoma a la sierra de la Serrantina. Podemos continuar hasta Linares del Acebo, donde hay una iglesia y otro mirador con vistas al partido de Sierra. Volvemos nuevamente al Acebo, y el regreso lo realizaremos por la pista que, en Vegalapiedra, continúa en dirección norte por Villanueva, pasando por la capilla de La Pilarina, hasta el alto de Biescas, donde se vuelve a la carretera local CN-2. A la izquierda tomamos el regreso a Cangas. Pero antes, parada obligada en Carceda, donde hay una iglesia con restos románicos y con unas interesantes pinturas murales en su interior.

Información complementaria
• SANTUARIO DEL ACEBO.– El santuario de Nuestra Señora del Acebo goza de una gran devoción en toda la comarca asturoccidental. Surgió en el s. XVI como consecuencia de unos hechos milagrosos que acaecieron en el lugar, donde se levantaba una antigua capilla «pequeña y baxa» en descripción del P. Carballo. El edificio actual fue construido en 1590 por Diego de Argos, al tiempo que la casa del capellán y la de las novenas. Es de planta de cruz latina, con una torre al frente y una sacristía adosada al ángulo sureste. La torre, de la que destaca sobre todo el uso del sillar de piedra, en su parte baja es pórtico, abierto mediante tres grandes arcos.

Con la construcción se le dotó de retablos e imágenes manieristas. El retablo mayor fue sustituido a fines del s. XVII por el que puede verse hoy. Sigue el estilo marcado por el retablo mayor de Corias, con columnas salomónicas emparradas. Fue tallado por Manuel Ron entre 1687 y 1691, y dorado por Juan Menéndez Acellana en 1709, ambos artesanos vecinos de Cangas.

El retablo guarda la imagen románica del s. XIII que estaba en la capilla primitiva, una talla de madera que en la segunda mitad del s. XVII pasó a ser vestida, y en 1900 se reformó para sustituir al Niño por el actual.
• LA ROMERÍA DEL ACEBO.– El 8 de septiembre se celebra esta romería de arraigada tradición. Desde las primeras horas de la mañana se van concentrando en el lugar cientos de romeros, provinientes de toda la comarca. Las gentes de Cangas y su concejo acuden, en cumplimiento de algún ofrecimiento, andando monte arriba. Algunos incluso hacen el trayecto desde Vegalapiedra descalzos. Después de la misa, la concurrida procesión da la vuelta a la iglesia con el acompañamiento del sonido sordo de los voladores, que en estas alturas no suenan como en Cangas. Se pueden ver algunos romeros dar la vuelta a la ermita de rodillas. Y es que la Virgen del Acebo es santa de mucha devoción. Lo acreditan los cientos de exvotos depositados en su iglesia en señal de agradecimiento a una petición concedida o a una protección solicitada: las más de las veces figuritas moldeadas de cera que representan brazos, piernas, vacas, cerdos...; también prendas de bebés, gorras de reclutas, velos de novias...

A la hora de la comida todos los alrededores del santuario se tapizan de coloridas mantas y manteles con suculentas meriendas. Con fuentes de «feixuelos» a cual más alta.

Los vaqueiros sienten especial apego por esta Virgen; esta romería marcaba antaño el final de la alzada.
• IGLESIA DE LINARES (LINARES DEL ACEBO.– Iglesia bajo la advocación de Santa María Magdalena. Es de estilo popular, probablemente del s. XV, con otras muchas reformas posteriores. Tiene el presbiterio con planta cuadrangular y cubierto con bóveda de cañón. Su interior alberga el retablo mayor originario del santuario del Acebo, del s. XVI, que fue sustituido entre 1687 y 1691 y se trajo a Linares. Es manierista y fue pintado en 1601 por Juan Menéndez. Contiene una imagen de San Blas, gótico, de finales del s. XIII o principios del XIV.
• IGLESIA DE SANTA MARÍA DE CARCEDA (CARCEDA).– Esta iglesia ya aparece documentada en una permuta realizada por el conde Piniolo, en fecha anterior a la fundación del monasterio de Corias, y formó parte de la amplia dotación fundacional que éste hizo al cenobio (1044). La iglesia actual es un buen ejemplo del románico rural cangués, y su construcción podría datarse en el s. XIII, a tenor de la forma del arco de triunfo, que es doble, y de la bóveda del presbiterio, con arcos apuntados.

En esta bóveda se conserva un interesante conjunto de pinturas murales del s. XVI, que representan una Santísima Trinidad: el Padre, el Hijo como Cristo crucificado y el Espíritu Santo en forma de paloma. A los lados los símbolos tetramorfos de los evangelistas. El retablo mayor es barroco y contiene una Virgen con Niño románica (s. XII). Posee también un retablo rococó en un lateral dedicado a San Miguel, y un calvario con un Cristo crucificado manierista gótico, de fines del XIII-principios del XIV. En el exterior se conservan los canecillos en el alero del ábside.

Fuente: Ayuntamiento de Cangas del Narcea — Principado de Asturias

Buscar en Asturias


Buscador de alojamientosBuscador de alojamientos

Últimas visitas
Usuarios

Acceder

| Acerca de Vivirasturias.com | Alta de alojamientos | Aviso legal | Trajes regionales | Disfraces | Pueblos de Asturias | Soporte |
© 2001 - 2014 EuroWeb Media S.L. - Todos los derechos reservados
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.